Mediante una declaración, los países explicaron que «evitarían que el banco central ruso despliegue sus reservas internacionales de manera que socave el impacto de nuestras sanciones».

Dejaron claro que lograrán que esta «guerra» sea un «fracaso estratégico para Vladimir Putin» y harán que rinda cuentas.

SWIFT es una firma belga que tiene más de 2000 bancos e instituciones financieras

Las naciones señalaron que quien colabore con la invasión será sancionado, eso incluye medidas relacionadas con los «pasaportes dorados», los cuales «permiten que los rusos ricos conectados con el gobierno ruso se conviertan en ciudadanos de nuestros países y obtengan acceso a nuestros sistemas financieros».

La presidenta de la CE, Ursula von der Leyen, planteó la necesidad de bloquear los activos del Banco Central de Rusia, de modo que les sea imposible liquidarlos.