La Reserva Federal (Fed) adoptó una serie de medidas que promoverían la reducción de la inflación, provocada en su mayoría por los problemas en los suministros, pero también, por los cheques de estímulos que entregó la administración de Joe Biden. Sin embargo, el país debe enfrentar ahora tres situaciones con activos en riesgos que son importantes para la economía: acciones, viviendas y criptomonedas. Sobre estos temas, conversamos en el ObservadorLatino con Carlos Dorado, presidente de Italbank y vicepresidente de Italcambio.

Su experiencia como empresario y economista nos permitirá conocer en profundidad cómo se están moviendo estos indicadores relevantes para la economía de Estados Unidos, que cuando estornuda, al resto de los países se sacuden.

En marzo, es posible que la nación adopte una nueva tasa de interés que busca bajar el precio de los productos y servicios, tras decisión de la Reserva Federal (Fed), cuyos anuncios han puesto en alerta a los inversionistas.

El incremento de impuestos en una de las primeras economías del mundo tiene un impacto significativo en los sistemas financieros.

Carlos Dorado explicó que la tasa de interés de utiliza para incentivar o enfriar la economía. «Todos los gobiernos quisieran (en teoría) que el Producto Interno Bruto (PIB) suba, que el desempleo baje, que la pobreza disminuya y el bienestar de la población se eleve», pero el problema se presenta cuando ninguna de esas metas de cumple, como consecuencia del aumento de la productividad, eficiencia e innovación del país».

En ese sentido, se acude a lo que Carlos Dorado considera «creaciones inorgánicas de crecimiento, como por ejemplo, imprimiendo dinero, o interviniendo en la subida de la bolsa, o manipulando la tasa de cambio, o con la creación de nuevos mercados, como el de las criptomonedas».

Allí es cuando la inflación tarde o temprano se hace sentir y se presenta el dilema de: «Se sube la tasa de interés, para desacelerar la inflación, afectando el crecimiento económico, o se deja que suba con las consecuencias que trae».

-¿Qué consecuencias trae un aumento de tasas?

-Que el costo de pedir prestado para las personas y empresas se incrementa, teniendo que pagar más por ese préstamo, o por la vivienda comprada con hipoteca, o por las deudas en la tarjeta de crédito. Ante este aumento de los gastos y costos financieros, las personas y  las empresas se ven obligados a disminuir sus niveles de consumo, y de pedir menos prestado. Lo que trae como consecuencia que baje el consumo, la compra de viviendas, la compra de vehículos y en general la demanda de bienes y servicios, disminuyendo la actividad económica, generando más desempleo y desacelerando la inflación ante el decrecimiento de la economía.

LEA TAMBIÉN: ONU celebra «cualquier éxito» en lucha contra Estado Islámico tras la muerte de su líder

Acciones volátiles

Los mercados bursátiles han experimentado volatilidad en los últimos días, lo que pudiera no ser un buen signo para los próximos meses.

Carlos Dorado cree que una «economía no puede crecer indefinidamente en el tiempo a niveles superiores al crecimiento de la población y al incremento de la eficiencia, productividad e innovación. Todo lo que crezca por encima de ese nivel, se debe financiar creación inorgánica de crecimiento».

Advirtió que eso no puede ser infinito en el tiempo. «En algún momento se debe reajustar; en caso contrario los niveles de endeudamiento, de valoración de las acciones y por ende de las compañías, se vuelven absurdos, la inflación muestra sus dientes y las desigualdades sociales se disparan». Él como empresario considera que se está muy lejos de que venga ese reajuste.

El crecimiento de la bolsa en los últimos años ha estado sostenida por unas pocas empresas, en su mayoría del sector tecnológico, que han visto caer sus acciones, lo que influye en el comportamiento del resto de los sectores.

«El proceso natural y lógico es que haya un importante reajuste en el mediano plazo», planteó Carlos Dorado.

Carlos Dorado
Carlos Dorado, presidente de Italbank y vicepresidente de Italcambio

Criptomonedas en picada

Los activos digitales también se han visto afectados por la dinámica económica mundial como consecuencia de la pandemia.

El bitcóin, principal moneda del mundo, se mantiene en el piso de los USD 35.000 y de momento, no alza vuelo.

El fraude y los comportamientos ilícitos que dominan el sector en nada le han ayudado al mercado de criptoactivos.

-Pero, ¿qué correlación tiene eso con el mercado financiero?

-Las criptomonedas es un mercado nuevo, con una gran volatilidad y con mucha manipulación, creando inmensas ganancias para unos pocos, por un lado, y ante la poca regulación que tienen, es una tentación para esos que quieren ganar dinero en forma rápida e ilegal; y como manifestamos en otras oportunidades, es un mercado incipiente que se debe observar con cautela, y donde quedaron pocos actores serios y confiables. Ahora bien, cuando viene el reajuste, afecta a todos sectores, y los más volátiles, con menos valor real subyacente son lógicamente los más afectados.

Aumento de alquileres, la reflexión de Carlos Dorado

El alto costo de alquileres en Estados Unidos está preocupando a la población, que ha visto un alza en los cánones de arrendamiento.

Miami, ciudad tecnológica, financiera y cripto, se ubica entre las cinco ciudades más caras para alquilar, con un cánon equivalente a USS 2.340, por encima de Washington DC (USD 2.250) y Los Ángeles (USD 2.22), según la inmobiliaria Zumper.

En la primera posición está Nueva York (USD 3.260), San Francisco (USD 2.850), San José (USD 2.390).

Sobre este punto, Carlos Dorado, recordó que cuando la inflación llega, no distingue entre bienes y servicios o mercados. «Suben todos. Por supuesto que unos más sensibles que otros, dependiendo de la necesidad de estos y de los componentes de costo», expresó.

No obstante, existen nuevos actores que han aparecido en las últimas décadas como el desarrollo de la tecnología y su impacto en el comportamiento de consumo de la población y en las finanzas mundiales.

«Estamos a la puerta de otra gran ola, que es el desarrollo de la IA (inteligencia artificial) y las computadoras quántum. Históricamente, los cambios en la vida de las personas se daban en periodos de siglos, después se dieron en periodos de décadas, y ahora los cambios se dan casi a diario», reflexionó Carlos Dorado.

Como sociedad, «todavía no estamos digiriéndolo, y muchísimo menos planteándonos una estrategia, sobre todo en el sector económico que al final es el que determina el comportamiento social. Esto me preocupa muchísimo cuando me pongo a pensar en las consecuencias tan devastadoras que podría tener una falta de estrategia y planificación global».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.