martes, mayo 17, 2022
More
    InicioEconomía#HistoriasQueInspiran Claudymar Garcés y el sueño de tener un dojo

    #HistoriasQueInspiran Claudymar Garcés y el sueño de tener un dojo

    "Mis lesiones, mi pelea interna conmigo misma, de que no creía en mí, de ser tan buena. Me bloqueaba en las competencias"

    -

    Claudymar Garcés es una joven exitosa que ha dejado el nombre de Venezuela en lo más alto del deporte.

    En 2020 le regaló al país muchas alegrías con el quinto diploma olímpico de Tokio, luego de disputar los -61kg de kumite (karate) en el Nippon Budokan.

    Hoy, forma parte de «Historias que inspiran, persiguiendo un sueño«, una serie de la entidad bancaria internacional Italbank, que resalta los logros de quienes dejan una huella imborrable.

    Orgullo de Puerto Cabello (Carabobo), Claudymar Garcés lleva en la sangre su pasión por el karate. A los 3 años se inició en esta disciplina, guiada por su mamá, Claudia Sequera, quien fue campeona del mundo Budapest-Hungría (1984) en Kumite Adulto -53kg. Pero también, con la experiencia de su papá en su momento, debido a que fue entrenador de pesas olímpicas de varios países. «Somos una familia de deportistas».

    Claudymar Garcés es una joven alegre, divertida, risueña, muy perfeccionista. Su nivel de exigencia consigo misma ha sido clave en sus logros. Ella es muy persistente, optimista, guerrera, y no se queda tranquila hasta lograr la meta propuesta, de hecho, se niega a aceptar un «no» como respuesta. «La clave del éxito es el compromiso. Hay que tomarse las cosas a pecho y ser feliz. No rendirse», dijo.

    La competencia que siempre está presente en ella fue los Juegos Centroamericano y del Caribe Barranquilla 2018, pues siendo joven, competía en la categoría adulto. Llegó a la final y obtuvo el oro para Venezuela. De allí, clasificó a los Panamericanos Lima 2019. «Me la disfruté demasiado, solo quería pelear y demostrar que sí merecía estar allí».

    Sus entrenamientos son diarios, comenzando con aquellos físicos en la mañana (3 horas) y por la tarde, con los ejercicios técnicos-tácticos (3 horas).

    El aplazamiento de algunos torneos por la pandemia de covid-19 fue lamentable para Claudymar Garcés, quien estaba en Estados Unidos preparándose. Aún así, seguía entrenando en la calle, en la plaza, en los estacionamientos.

    «Fue una parte muy dura. Tenía un sueño y lo quería cumplir. No me importaba qué estuviera pasando. Yo quería entrenar y hacer las cosas bien», contó.

    LEA TAMBIÉN: #HistoriasQueInspiran Miguel Ubeto, pedalea por Venezuela

    -¿Cuál es tu mayor sueño?

    -Ir a los Juegos Olímpicos. Lo anhelaba y jamás pensé que lo iba a lograr. El karate fue debut y despedida en Tokio 2020. Puede que sean los únicos donde el karate esté presente o nunca vuelvan. Imagínate, yo, una chica de una ciudad pequeña, estar en los únicos juegos donde el karate ha participado y estar tan cerca de la medalla, eso fue un sueño cumplido. Todavía quedan muchas cosas por cumplir, quiero una medalla de liga mundial y ganar la del Campeonato del Mundo.

    -¿Cuál ha sido el aprendizaje más significativo en tu carrera?

    -Ser resiliente, ser paciente. Fue creer en el proceso. Tuve casi seis años sin ganar una medalla internacional y eso realmente me ponía muy mal, me bajaba los ánimos. Aún así, me levantaba, seguía entrenando. Me decía que en algún momento llegaría lo que tanto deseaba. Aprendí a no rendirme a pesar de cualquier cosa, incluso, de lo que otros decían. Luego quedé campeona Panamericana Juvenil Brasil 2018. Eso fue muy bonito, montarse en el podium, escuchando el himno nacional. En ese momento, me dije: Todo valió la pena.

    -¿Los mayores retos?

    -Mis lesiones, mi pelea interna conmigo misma, de que no creía en mí, de ser tan buena. Me bloqueaba en las competencias. Eso me desestabilizó mucho, porque a la hora de competir, no estaba concentrada. Me creía menos que todo el mundo. Mi mayor reto fue creer que merecía ganar. Cuando entendí que era capaz, supe que todo saldría bien.

    -¿Cómo evitamos no darnos por vencido?

    -La disciplina tiene que ser un factor clave para eso. Hay momentos en los cuales tus ánimos no están para escuchar sermones y te cansas de perder. En ese instante, te preguntas por qué no salen las cosas si entreno bien. Debemos entender que el tiempo de Dios es perfecto y Él tiene un plan para ti. Todo lo que pasa se necesita para aprender y ser más fuerte. Es bastante complicado que siendo unas adolescente lo entiendas. No hay que rendirse a pesar de las adversidades. Necesitamos derrotas para tocar piso otra vez.

    Claudymar Garcés nunca ha tenido un dojo donde entrenar y su proyecto más importante en este momento es tener uno para poder beneficiar a niños en situación de vulnerabilidad. «Deseo, crear y apoyar talentos».

    #HistoriasQueInspiran Claudymar Garcés y el sueño de tener un dojo 3
    Juan Diego Vilchez Valbuena
    Licenciado en Comunicación Social (LUZ) y magíster en Gerencia Empresarial (UFT). Docente y experto en medios digitales. Máster en Marketing Digital y Analítica Web

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
    A %d blogueros les gusta esto: