domingo, noviembre 28, 2021
More
    InicioEconomíaLa covid-19 demostró la fragilidad del mundo globalizado, reflexiones de Carlos Dorado

    La covid-19 demostró la fragilidad del mundo globalizado, reflexiones de Carlos Dorado

    Uno de los grandes retos a enfrentar es la desigualdad frente a los países desarrollados, lo que invita a aquellas naciones en vías de crecimiento a reinventarse

    -

    La covid-19 trastocó todos los modelos económicos del mundo y las naciones deben redefinir sus estrategias para subsistir a las consecuencias de la pandemia.

    Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), desde marzo de 2020 cuando inició la ola masiva de contagios, los Estados invirtieron 16 billones de dólares para contrarrestar los efectos negativos del coronavirus en los sectores productivos, y el ámbito internacional, los bancos centrales ampliaron sus balances por 7,5 billones de dólares. 

    Los déficits desde la Segunda Guerra Mundial son preocupantes hasta el punto que en solo un año, las entidades financieras debieron suministrar más liquidez que en lo previsto en una década.

    Los análisis del FMI indican que si los gobiernos del mundo no hubiesen actuado de la forma como lo hicieron, la recesión sería la peor después de la Gran Depresión.

    Ante esa situación, ¿qué le espera al mundo en los próximos meses o años? Mientras los planes de vacunación avanzan de forma acelerada para luchar contra las olas de contagios, los Estados deben dar una estocada final para controlar las crisis existentes.

    Geoffrey Okamoto, primer subdirector gerente del FMI, dijo que las reformas sobre el crecimiento económico fueron aplazadas con cicatrices económicas producto de la covid-19.

    En el mundo se perdieron 15 billones de dólares del Producto Interno Bruto (PIB), con relación a lo estimado en enero de 2020 por el FMI.

    «Se debe recurrir a mecanismos reforzados de reestructuración de la deuda para agilizarla resolución de empresas no viables y canalizar la inversión hacia nuevas ideas y empresas. La intensificación de políticas laborales activas, como la supervisión y el respaldo de la búsqueda de empleo y la reconversión laboral, debe ayudar a los trabajadores encontrar plazas en sectores dinámicos de la economía. La mejora de los marcos de competencia— tema de activo debate en estos momentos en Europa y Estados Unidos— y la reducción de las barreras de entrada a sectores anquilosados deben garantizar que las empresas no estén cercadas por los obstáculos en los que tropezaron las autoridades de antaño», dijo Okamoto.

    LEA TAMBIÉN:«Acelera UCAB/Italbank», un programa académico efectivo

    Lo que generó la covid-19

    Sobre el tema del crecimiento económico pospandemia, en el ObservadorLatino conversamos con Carlos Dorado, presidente de Italbank y vicepresidente de Italcambio.

    Él cree que es muy pronto para analizar qué se ha aprendido del desastre económico dejado por la pandemia de covid-19 en el mundo. 

    «¿Que nos debería haber enseñado algo? Sin lugar a duda que sí. ¿Que lo hayamos aprendido? No lo sabemos todavía. Aun y cuando el mensaje fue claro: la fragilidad del mundo globalizado de hoy en día, donde era impensable que un virus pudiese paralizar el mundo y su economía», reflexionó.

    En la actualidad, mucho se habla de las oportunidades que deben aprovecharse en tiempos de crisis sanitaria, y Carlos Dorado considera que todos los problemas «son unos maestros, por lo que deberíamos aprender de ellos para transformarlos en ventaja».

    «Como toda dificultad se puede salir más fortalecidos, pero también más debilitados. Todo depende del liderazgo que tengamos y de las medidas que se tomen o logren implementar»

    — Carlos Dorado
    desigualda en el mundo covid-19
    La desigualdad, otra pandemia a atacar / Foto: Pixabay

    La desigualdad…

    Carlos Dorado dijo que «ese es uno de los grandes problemas que se enfrenta la humanidad: la desigualdad económica que sigue aumentando entre los países y las personas, y que el covid-19, lo ha demostrado y lo ha profundizado».

    Adicional a ello, existen otras tres amenazas: las armas de destrucción masiva, el cambio climático, y la inmigración ilegal.

    «Estas tres grandes amenazas, no están en las manos de los países en vías de desarrollo, sino más bien en las manos de los líderes de las economías desarrolladas», asegura Carlos Dorado

    El norte de la economía mundial

    La covid-19 ha logrado la reinvención en tiempo récord de los países que se preguntan hacia dónde se dirige la economía mundial.

    Carlos Dorado, al preguntársele sobre este punto, dice que en ese sentido surgen dos grandes variables que hacen una gran diferencia: la tecnología, que está cambiando al mundo, en la «forma como vivimos y como nos comportamos, impulsados por sistemas que están revolucionando los sectores que antes eran intocables, como el bancario, y creando unos nuevos».

    Y, la segunda variable, la pandemia, que «ha traído un gran cambio, sobre todo desde el punto de vista social».

    -¿Cómo vamos a enfrentar los cambios que traen esas dos variables?

    -Esa es la gran pregunta, que pueden ser aprovechadas para bien o para mal, pues estos cambios van a exigir una reconversión de la economía, del empleo, en lo social e inclusive de lo político. Se ha apelado a un gran estímulo monetario y fiscal para poder paliar los problemas de la pandemia. Un endeudamiento sin límite, el cual tendrá que ser enfrentado, pagado y sin que tenga mayores consecuencias en los índices inflacionarios. ¿Era necesario? No había muchas otras alternativas, y personalmente creo que se actuó rápido y bien. Pero ahora, hay que buscar que la recuperación sea real, y sostenible en el tiempo, producto de un crecimiento real de la economía, de un aumento de la producción, de la eficiencia, de la demanda, de la inversión, de la calidad del gasto, y del desarrollo de los menos favorecidos.

    LEA TAMBIÉN: Economía de Francia cerca de niveles prepandemia


    carlos dorado presidente de italbank y vicepresidente de italcambio
    Carlos Dorado, presidente de Italbank y vicepresidente de Italcambio

    Caducidad de la inmunidad de las vacunas y más inversión

    Carlos Dorado piensa que la covid-19 no será el último en poner en jaque a la humanidad, porque vendrán nuevas variantes y hay que aprender a convivir con ellas. «Es una tarea y un gasto más que tenemos que considerar», dijo.


    ¿Cómo prepararse para estas eventualidades?


    ¿Más empresas, más inversión, más riquezas, más empleo?

    «La riqueza antes hay que crearla, para después repartirla. Si no se crea, no hay nada que repartir; y si solo se reparte, sin incentivar su generación, pronto se acaba.
    Encontrar ese equilibrio es vital, donde haya una estrategia que incentive a generar riqueza, a buscar nuevas necesidades, nuevos sectores, nuevos productos; y que esa riqueza sea bien distribuida, y que no vaya únicamente a cubrir necesidades básicas de una población menos favorecida, sino que vaya a incentivar e impulsar nueva generación de riqueza.

    El problema que estamos teniendo es que hay mucha teoría, pero en la práctica no se está reflejando, debido a que la distancia, entre países pobres y ricos, y entre los sectores menos favorecidos y las elites, sigue aumentando y lo peor, cada día en forma más acelerada.
    El problema es muy complejo, ya que habría que sentar unas bases sólidas para lograrlo, y aquí entra en juego la implementación de leyes, estrategias y políticas que tengan una visión amplia, pragmática y de largo plazo».

    «Pero cuando veo algunos congresos y asambleas, que en teoría es donde se construyen estas columnas, observo con tristeza, que el interés personal y partidista, prevalece sobre el bienestar y la riqueza del país»

    — Carlos Dorado

    Consolidar la economía

    El fortalecimiento de las actividades productivas globales debe estar acompañado de la inversión, así como del desarrollo de nuevos mercados y sectores.

    Carlos Dorado como presidente de Italbank y vicepresidente de Italcambio, considera que Estados Unidos realiza una inversión sin precedentes en la implementación de la energía limpia, llevándola a casi todos los sectores, desde los vehículos, consumo, casas o edificios.

    También le acompaña un importante plan de infraestructura que generará un crecimiento de numerosos sectores económicos y más empleo.

    «Pero después, del grande estímulo económico y fiscal por la covid-19, un nuevo endeudamiento para enfrentar estos planes pudiese ser exagerado», dijo.

    En su criterio, otras las situaciones que deben enfrentarse están relacionadas con la migración y el desplazamiento de millones de personas de los países pobres hacia los desarrollados.

    «Si algo debiéramos haber aprendido  para consolidar una economía, es que hay tener una estrategia a nivel global de sinergia, colaboración y cooperación, con inversiones inteligentes, y el uso de la tecnología«, analiza.

    Cree Carlos Dorado que «es difícil pensar en un futuro, con oasis de riquezas y desiertos de pobreza, donde unos pocos dominen a la gran mayoría. ¡Esto sería imposible que se pudiese mantener en el tiempo! Sin apelar a una represión brutal e inhumana. Por lo cual, la inversión en países en vías de desarrollo, en educación, en tecnología, podría ser en beneficio para estos y para lo que inviertan, abriendo nuevos mercados, y nuevos sectores».


    La covid-19 demostró la fragilidad del mundo globalizado, reflexiones de Carlos Dorado 3
    Juan Vilchez
    Licenciado en Comunicación Social (LUZ) y magíster en Gerencia Empresarial (UFT). Docente y experto en medios digitales. Máster en Marketing Digital y Analítica Web

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS