viernes, enero 28, 2022
More
    InicioEconomía¿Por qué los jóvenes quieren cambiar de empleo? Esto reflexiona Carlos Dorado

    ¿Por qué los jóvenes quieren cambiar de empleo? Esto reflexiona Carlos Dorado

    "Siempre hay una tendencia natural y humana en buscar las culpas en los demás, sin darnos cuentas que los cambios comienzan de adentro", dijo Carlos Dorado, presidente de Italbank y vicepresidente de Italcambio

    -

    Las cifras son reveladoras: el 41% de los jóvenes entre 16 y 24 años de edad en España tiene intenciones de cambiar de empleo en el mediano plazo, una situación a repetirse en numerosos países, que han sido resilientes a la crisis generada por la pandemia de covid-19.

    Según un estudio de la bolsa de empleo privada en línea Infojobs, aún en medio de la incertidumbre, los jóvenes que quieren cambiar de empleo buscan estabilidad, algo que muchas empresas en el mundo no están dispuestas a ofrecer a fin de evitar gastos mayores.

    En Latinoamérica, millones de personas ven con preocupación la ausencia de empleos que les generen condiciones seguras.

    El portal de ofertas laborales enumeró las razones por las cuales los jóvenes quieren cambiar de empleo: ampliar sus competencias (43%), ser parte de algo más motivante (42%) o tener otro rumbo profesional (26%).

    A ello se le suman las motivaciones para abandonar el empleo actual: una mayor remuneración (74%), mejor distribución de los horarios (45%), o mejores condiciones para conciliar la vida laboral y familiar (44%).

    En el primer semestre, la web registró 225.282 vacantes que daban la posibilidad del trabajo remoto.

    Las profesiones con más ofertas son: teleoperador (81.270 vacantes), agente inmobiliario (22.761), desarrollador de software (19.809) y representante comercial (17.578).

    LEA TAMBIÉN: Banco Mundial: América Latina y el Caribe aumentó su deuda

    carlos dorado presidente de italbank y vicepresidente de italcambio
    Carlos Dorado, presidente de Italbank y vicepresidente de Italcambio

    «Los jóvenes viven de sueños, mientras los mayores vivimos de recuerdos», Carlos Dorado

    Carlos Dorado lo cuenta

    Sobre este tema, conversamos en el Observador Latino con Carlos Dorado, presidente de Italbank y vicepresidente de Italcambio.

    En su criterio, es normal y lógico que la mayoría de los jóvenes, quieran aprender, afrontar nuevos retos, y vivir nuevas experiencias.

    «Dicen que la juventud es una enfermedad que se cura con el tiempo. Pero sin lugar a duda, que es una enfermedad muy bella, y que desafortunadamente dura menos de lo que quisiéramos», dijo.

    Por eso, Carlos Dorado comentó, que «cuando uno es joven es el momento de buscar realizar sueños, de aprender cosas diferentes, de pensar lo imposible. Son ellos precisamente los que generan los grandes cambios, ya que son ellos los que viven de sueños, mientras los mayores vivimos de recuerdos. Ellos ven hacia adelante, los mayores vemos hacia atrás, somos un poco el espejo retrovisor de los carros».

    La estabilidad para los jóvenes que quieren cambiar de empleo no es su fuerte, ni mucho menos la planificación.

    «Y es natural que sea así y creo que es un equilibrio importante en el mundo en general y en el laboral», manifestó Carlos Dorado.

    Los jóvenes quieren cambios, nuevas emociones, nuevos retos

    -Muchos jóvenes dejarán a un lado la educación universitaria para recibir formación que le generen más habilidades, por eso quieren cambiar de empleo

    -La educación en general debe revisarse, así como la universitaria, y adecuarse a los nuevos tiempos, nuevas tendencias y tecnologías. Hoy en día estar 4 o 5 años aprendiendo teorías, funciones, que quizás nunca van a utilizarse en la vida; los jóvenes lo consideran una pérdida de tiempo. Si a esto le sumamos la típica inquietud de los jóvenes, en explorar y descubrir nuevos retos, es la combinación perfecta para que los mismos no vean el futuro en la vida tradicional de graduarse, conseguir un trabajo estable y algún día tener una pensión. Quieren cambios, nuevas emociones, nuevos retos. Ahora bien, la educación es el corazón de una sociedad sana, y no podemos pretender dejarla de un lado. Hay que revisarla, reformarla y adecuarla a los tiempos actuales y que sea un polo de atracción para los jóvenes, como lo fue en el pasado.

    Jovenes quieren cambiar de empleo
    Los jóvenes en el mundo buscan un trabajo más emocionante y con mejores condiciones laborales

    La emoción en el trabajo

    Uno de los indicadores que se observa en el análisis de Infojobs es que la mayoría de los jóvenes con intención de cambiar de empleo desea algo más motivante, lo que supone una reinvención de las empresas para cumplir con esta nueva necesidad que surge de la misma necesidad mundial.

    El presidente de Italbank y vicepresidente de Italcambio, Carlos Dorado, contó que en ese sentido se debe ser un poco más pragmático, porque se habla de motivación, como si eso fuese una vitamina que «se toma o algo que se enchufa y se carga y ya está».

    «La motivación está en uno mismo, no viene dada por los demás. La misma comienza en el  momento en que te planteas una idea, sea de trabajo o de vida, y lo mucho que creas en ella y que quieras conseguirla. Pero siempre siendo realistas, en el sentido de que la vida no es una eterna fiesta. Hay momentos buenos y no tan buenos», indicó Carlos Dorado sobre cambiar de empleo.

    El economista recordó que solo con los pies en la tierra y un proyecto de vida muy claro, se tiene la motivación para invertir mucho tiempo en lograrlo, a sabiendas de que no es un destino, sino un viaje constante que tienes ir disfrutándolo paso a paso.

    «Todas las cosas que en teoría son motivantes, en pequeñas dosis hacen bien, son los extremos los que hacen daño. Por lo cual, las expectativas deben ser claras y realistas, y tener un deseo grande de lograrlas. Esto es lo que respecta al individuo», reflexionó.

    En lo que respecta a las empresas, todas tienen un objetivo claro, y el mismo debe ser cumplido dentro de un buen ambiente sano, seguro y remunerado, dando todas las herramientas necesarias para que cada uno pueda desarrollar su trabajo en la forma más eficiente posible.

    «Pero las empresas no son centros de motivación», dijo Carlos Dorado

    Las empresas y la vida familiar

    Entre las necesidades de la juventud que quiere cambiar de empleo está encontrar un punto de equilibrio entre la vida laboral y familiar.

    Carlos Dorado comentó que «aquí de nuevo, todo en exceso es malo. Dedicarle mucho tiempo al trabajo a costa de la familia es malo y viceversa. Pero también debemos tomar en cuenta, no solo la cantidad, sino la calidad de las horas que se le dedica al trabajo, a la familia, al descanso, a la formación».

    Insistió en que si alguna ventaja tenemos en esta época de un gran desarrollo tecnológico, es precisamente la cantidad de herramientas para ser más eficientes y tener mejor calidad de vida.

    «Si no la sabemos aprovechar, no podemos echarle la culpa al trabajo, a la familia, cuando somos nosotros mismos los culpables. Siempre hay una tendencia natural y humana en buscar las culpas en los demás, sin darnos cuentas que los cambios comienzan de adentro», puntualizó sobre el tema de cambiar de empleo en los jóvenes.

    -La mayoría desea tener un trabajo con menos estrés, ¿es esta la nueva generación? Porque antes trabajar bajo presión era casi que normal

    -Sin lugar a duda que hay ambientes y compañías tóxicas. Pero si tú observas el mundo del deporte, o los que participan en las olimpiadas, el nivel de sacrificio, competencia y estrés que sufren es inmenso, exagerado y diría que hasta inhumano. Sin embargo, casi todos los deportistas aman el deporte que hacen, y logran vivir con ese nivel de exigencia, porque en el fondo es lo que aman y quieren. Por lo cual, según mi punto de vista lo más importante es que desees, y ames lo que haces, para que la pasión sea el gran antídoto al estrés.

    El futuro laboral

    Carlos Dorado sobre esta área explicó que «hay una tendencia natural en pensar que el pasado era mejor y que los jóvenes están completamente equivocados, lo he visto con mis padres y lo veré con mis hijos. Pero la realidad es que el mundo sigue avanzando. Lo que me preocupa no es que no avance, sino cómo estamos avanzando. Sobre todo, en estos tiempos donde la IA (inteligencia artificial) está desplazando la mayoría de las actividades de los humanos. ¿Cómo vamos a absorber estos cambios? Y si los mismos van a ser para bien o para mal, esa es la gran pregunta que yo particularmente me hago».

    ¿Por qué los jóvenes quieren cambiar de empleo? Esto reflexiona Carlos Dorado 3
    Juan Diego Vilchez Valbuena
    Licenciado en Comunicación Social (LUZ) y magíster en Gerencia Empresarial (UFT). Docente y experto en medios digitales. Máster en Marketing Digital y Analítica Web

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img