lunes, septiembre 27, 2021
More
    InicioOpinión"Postales de Caracas" por Nicomedes Febres Luces

    «Postales de Caracas» por Nicomedes Febres Luces

    -

    Por Nicomedes Febres Luces

    Confieso que soy un hombre para quién la curiosidad por la imagen es casi un vicio. Más que un hombre de letras y lecturas soy un curioso de la imagen, y me refiero no a mi imagen personal sino al registro en la memoria de lo que veo. Eso me ha costado muchos sacrificios y para abreviar solo nombraré mi renuncia a la lectura de novelas.

    El chavismo en parte es culpable de eso, y por cuanto conozco la manera de actuar de estos ñangaras desde la juventud, y en vez de estudiar y superarse en lo personal, ellos prefieren bajar el nivel humano en lo colectivo y en vez de leer los libros, prefieren usar libros sobaqueros como si por las axilas se aprende o aprenden necedades entre ellos, oyéndose bebiendo aguardiente o café.

    Buscando imágenes de la vieja Caracas para ilustrar mis textos y como testimonio del pasado descubrí que la fuente mejor para alimentar la memoria son las viejas postales de Caracas.

    Fue cuando topé con gente como el catalán Bartolomé Pujol, con los alemanes Gathmann o Rosswegg, el judío Levy, el dominicano Benzo, o el criollo Chirinos y otros que resultaron todos empresarios, usualmente de joyerías y tiendas para damas que en sus ratos libres se dedicaban a fotografiar a la ciudad.

    Cada uno tenía sus características y sus espacios de acción, en el sentido de extender su misión fotográfica a sitios extrarradio de Caracas, bien sea el litoral central o las poblaciones circunvecinas. No sé si ese esfuerzo colectivo se debió a un acuerdo entre ellos o a la competencia por la clientela a quienes les regalaban las postales que también se vendían en los puestos de periódicos y tiendas.

    Lo cierto es que para mi asombro esto nunca ha sido escrito para preservarlo. Y me surge la pregunta del porqué los venezolanos somos tan indolentes con nuestro pasado, que es más escrito por inmigrantes venidos de fuera. Por eso para conocer a Caracas es imprescindible revisar las postales viejas de la ciudad.

    Pero la foto del día es de mi querida Sofía Imber con Von Dangel, quienes se admiraban mucho mutuamente, de hecho así fue que la pieza maestra de Miguel que es el caballo de La Batalla de San Romano, que tanto se ha reproducido esta semana vino a quedar en el Museo de Sofía desde la GAN. He sido facilitador o testigo de muchas cosas en el arte venezolano de las últimas décadas.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS