viernes, febrero 3, 2023
More
    InicioNoticiasInternacionalAbreu, un "Loco" del fútbol

    Abreu, un “Loco” del fútbol

    Sebastián Abreu participó en los Mundiales de 2002 y 2010. En el marco de Qatar 2022, presentamos estas historias de quienes han sido protagonistas del evento orbital.

    -

    Cuando un jugador asume el fútbol con garra y pasión corre el riesgo de que le tilden de loco, pues esa fuerza para desplazarse y masacrar sin piedad la defensa enemiga no tiene otro adjetivo. Así han sido las características de Sebastián “el Loco” Abreu.

    El atacante uruguayo se ha paseado por los distintos escenarios del fútbol mundial, teniendo como pergamino ser uno de los jugadores más carismáticos del balompié internacional.

    Su sola presencia intimida, pues sus casi dos metros (1,93) de estatura pueden amilanar a cualquier defensa, sin olvidar el aditivo de que no tiene piedad a la hora de encarar el arco contrario para machacar la red y perder la cordura con la celebración del gol.

    Después de la Semifinal que perdieron contra Brasil en la Copa América Venezuela 2007, este personaje con mate en mano aceptó charlar con nosotros y comentar un poco sobre su brillante carrera.

    Lea también: Scaloni: No vamos a negociar nuestra manera de jugar

    Su rostro reflejaba la alegría de regresar a la mítica selección charrúa, luego de una larga ausencia esperando colaborar en la resurrección del once celeste. Ese día hizo de las suyas contra los amazónicos, “pero en la ejecución de penales Brasil fue más efectivo”, dijo el ariete.

    En medio de la conversación le consultamos sobre la fatídica actuación uruguaya en el Mundial Corea-Japón 2002, en donde no pudieron avanzar a Octavos de Final y sin vacilar Abreu contestó: “solo un gol nos faltó para poder avanzar, lastimosamente las cosas no se dieron como estaban previstas en ese Mundial”.

    Los celestes sufrieron mucho en esa ocasión y él fue titular en todos los encuentros. Debutaron cayendo frente a Dinamarca por 2-1 y luego igualaron 0-0 con los entonces campeones mundiales franceses. Aun así llegaban a la fecha final con la misión de derrotar a Senegal para conseguir el pase a Octavos.

    El choque frente a los sorpresivos africanos fue trepidante y saldado con un 3-3 que dejaba eliminado al equipo suramericano. Los senegaleses tomaron ventaja 3-0, pero los charrúas remontaron con tantos de Richard Morales, Diego Forlán y Álvaro Recoba.

    Lamentablemente a los celestes no les alcanzó el tiempo y tuvieron que recoger los bártulos porque necesitaban un gol más para ganar el partido y sacar al equipo africano.

    Al medio tiempo y perdiendo 0-3, el entrenador Víctor Púa sustituyó a “el Loco” y a Marcelo Romero por Morales y Forlán. Afirma que “respeté entonces su decisión, aunque no la compartí porque yo quería seguir jugando. Pero él necesitaba hacer cambios porque nos estaban goleando y tuvo razón, porque los dos jugadores que ingresaron marcaron”.

    Le consultamos si le quedaba sed de revancha y nos comentó: “siempre queda ese deseo, pero no me puedo desvivir por eso. Espero tener una segunda oportunidad y que sea lo que Dios quiera”.

    Confirmado: Es un “Loco”

    Para Alemania 2006 la oncena de Australia los sacó en el repechaje, pero las plegarias de Abreu fueron escuchadas y en Sudáfrica 2010 tuvo su oportunidad de revancha. Dios hizo su parte y al “Loco” le tocaba hacer de las suyas.

    Entró de cambio por Luis Suárez en el primer juego contra Francia. Ese juego quedó 0-0. Luego vencieron a los anfitriones por 3-0 y a México 1-0. En esos dos juegos no vio minutos en una selección charrúa que clasificó de primera en su grupo.

    En Octavos de Final también le tocó ver desde el banquillo el éxito por 2-1 contra Corea del Sur. Y así llegaría la confirmación de que Abreu está loco. En Cuartos de Final contra Ghana ingresó al minuto 76 de un juego empatado 1-1. El choque llegó a los penales y Abreu tuvo la oportunidad de ejecutar el definitivo. Lo hizo al estilo “Panenka”, que consiste en dar una patada suave al balón para que entre por encima del portero mediante una “vaselina”. Y así en cámara lenta la bola entró y por vez primera desde 1950 la Celeste estaría entre los cuatro primeros.

    “Llevas la jugada en la cabeza porque sabes que el arquero se anticipa y tratas de hacer lo mejor para que el objetivo se cumpla”, indicó en aquel momento a ESPN.

    En la Semifinal, también como sustituto, jugó frente a Holanda y cayeron por 3-2. Sobre el final del juego por el tercer lugar entró contra Alemania, perdieron por 3-2. En su país fueron recibidos como héroes nacionales.

    En la ruta a Brasil 2014 jugó un encuentro por las Eliminatorias Suramericanas en noviembre de 2011 ante Chile. Ese fue su último encuentro como “celeste”. Al bajar su nivel no volvió a ser convocado.

    Abreu, un "Loco" del fútbol 3
    Jesús Enrique Leal
    Periodista egresado de la Universidad Cecilio Acosta. Analista de deportes.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img