domingo, noviembre 27, 2022
More
    InicioNoticiasInternacionalBaldivieso y el milagro boliviano en 1994

    Baldivieso y el milagro boliviano en 1994

    Jugó ante Alemania y Corea del Sur en la cita en Estados Unidos. Frente a España se ausentó por acumulación de tarjetas amarillas. En el marco de Qatar 2022, presentamos estas historias de quienes han sido protagonistas del evento orbital.

    -

    Julio César Baldivieso junto a un grupo de bolivianos lograron la presencia en el Mundial Estados Unidos 94. La generación dorada del fútbol de un país es una sola. La primera que logre una gesta épica quedará marcada por la historia como héroes eternos.

    No era la primera presencia de los altiplánicos en la cita orbital, en 1930 y 1950 estuvieron cuando era por invitación, pero si la primera vez que clasificaban en eliminatorias. Su actuación llegó al nivel de vencer a Brasil por 3-1 y clasificaron por encima de los «canarinhos», que a la postre terminarían ganando la cita norteamericana.

    Tuvimos una conversación con Baldivieso cuando vino a nuestro país fichado por el Caracas Fútbol Club hace algunos años. Estaba lejos de su mejor nivel, pero mostraba algunos atisbos del excelente medio organizativo que fue.

    Lea también: Manchester United confirma la salida de Cristiano Ronaldo

    Consultado sobre las dudas que dejaba Bolivia en el proceso clasificatorio hacia Estados Unidos por el «beneficio» de jugar en La Paz a 3.600 metros de altura, fue contundente diciendo: «siempre nos han criticado por eso, pero a esos detractores les recuerdo que siempre hemos jugado en La Paz y no hemos vuelto a clasificar, por tanto creo que los talentosos éramos nosotros».

    Baldivieso y sus comienzos

    Baldivieso nació en Cochabamba, iniciándose en las lides futbolísticas en la escuela Enrique Happ. Acostumbra leer mucho, «siempre tengo varios libros conmigo», nos dijo al encontrarlo saliendo del vestuario con uno. Se caracterizó por su habilidad dentro de la cancha y por eso fue un diez natural.

    La primera vez que tuvimos referencia de él fue en el Suramericano sub-20 realizado en nuestro país en 1991 y ya era un líder como capitán del combinado juvenil. Luego daría el salto a la selección de mayores y las glorias.

     «Recuerdo que las eliminatorias (hacia Estados Unidos) las empezamos contra Venezuela. Perdíamos 0-1 y remontamos para terminar ganando 7-1 en Puerto Ordaz», dice el jugador famoso también por consumir alcohol en grandes cantidades. Asegura que ese día fue inspirador. «El grupo empezó a soñar. Así llegamos al partido cuando recibimos a Brasil, derrotarlos en el (estadio) Hernando Siles fue inolvidable, la gente no durmió ese día y nosotros mucho menos», dice tras aquel triunfo histórico.

    Para la Copa del Mundo, el sorteo se las puso difícil con el vigente campeón Alemania, España y Corea del Sur. “Al principio la gente pensó que no nos pudo tocar peor, debutar con el campeón. Pero les hicimos un gran juego y apenas nos pudieron ganar 1-0”, recuerda sobre el choque de apertura de aquel torneo en el Soldier Field de Chicago.

    Posteriormente enfrentaron a Corea del Sur en un juego que terminó sin inaugurarse el marcador. De aquel encuentro asegura que «ellos nos plantearon un juego muy trabado. Nuestro gran problema en la Copa fue la incapacidad para hacer goles (apenas hicieron uno). Una victoria nos ponía en Octavos, pero no la metimos».

    Cerrarían contra España y en esa ocasión los hispanos fueron ampliamente superiores para ganar 3-1. «Recuerdo una gran frustración porque todo para lo que habíamos trabajado se acababa. Al mismo tiempo una parte de mí estaba feliz porque hicimos historia para el fútbol boliviano», aseveró. Contra los ibéricos no jugó por estar suspendido.

    Como anfitriones de la Copa América fueron subcampeones en 1997, perdiendo el juego decisivo con Brasil. Participaría en los procesos a Francia 98, Corea-Japón 2002 y Alemania 2006, pero su país no tuvo mayor suerte con un grupo envejecido y una generación de relevo que distaba mucho de su nivel y el de compañeros como Marco Etcheverry, Erwin «Platini» Sánchez y Juan Peña.

    Su retirada se acercaba al dar positivo por metabolito de cocaína cuando jugaba para The Strongest en 2006. Dijo que el positivo fue falso y que los dirigentes del fútbol boliviano siempre quisieron dañar su imagen, debido a sus críticas hacia ellos.

    Baldivieso y el milagro boliviano en 1994 3
    Jesús Enrique Leal
    Periodista egresado de la Universidad Cecilio Acosta. Analista de deportes.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img