jueves, diciembre 2, 2021
More
    InicioNoticiasCoronavirusBiden a gobernadores republicanos: 'Si no van a ayudar, por favor salgan...

    Biden a gobernadores republicanos: ‘Si no van a ayudar, por favor salgan del camino’

    -

    El martes, el presidente Joe Biden aumentó la presión sobre algunos gobernadores republicanos para que hicieran más por sus electores a medida que la variante Delta altamente contagiosa arrasa en sus estados

    Los comentarios se produjeron cuando Biden dijo en un discurso el martes que Estados Unidos ha compartido más de 100 millones de dosis de vacunas en todo el mundo y anunció una serie de nuevas medidas tomadas desde la semana pasada para tratar de vacunar a más estadounidenses y frenar la propagación del coronavirus.

    Los nuevos esfuerzos incluyeron requerir que todos los empleados federales deben dar fe de estar vacunados contra Covid-19 o enfrentar protocolos estrictos y alentar a los estados a brindar incentivos en efectivo a las personas para que se vacunen.

    Incluso con esas medidas, Biden lamentó el estado actual de Covid-19 en EE UU y advirtió que la variante Delta se está «moviendo como la pólvora a través de las comunidades no vacunadas y es desgarrador, particularmente porque se puede prevenir». El presidente culpó directamente a las decisiones políticas tomadas en los estados que tienen prohibiciones sobre mandatos de máscaras, señalando específicamente al gobernador republicano de Texas Greg Abbott y al gobernador republicano de Florida Ron DeSantis, quienes representan a los dos estados que ahora constituyen alrededor de un tercio de los nuevos casos de COVID-19.

    Biden citó la regla de Texas, diciendo que las universidades estatales o los colegios comunitarios podrían ser multados si permiten que una maestra exija a sus estudiantes no vacunados que usen máscara. «¿Que estamos haciendo?» preguntó el presidente.

    «Florida y Texas representan un tercio de todos los casos nuevos de Covid-19 en todo el país. Solo dos estados. Necesitamos el liderazgo de todos. Si algunos gobernadores no están dispuestos a hacer lo correcto para combatir esta pandemia, deben permitir que las empresas y universidades que quieran hacer lo correcto puedan hacerlo”, prosiguió.

    «Les digo a estos gobernadores: por favor ayuden. Si no van a ayudar, por favor salgan del camino de las personas que están tratando de hacer lo correcto. Usen su poder para salvar vidas», agregó el presidente.

    Biden dijo más tarde que los resultados de las decisiones de los dos gobernadores «no son buenos para sus electores y está claro para mí y para la mayoría de los expertos médicos que las decisiones que se toman como no permitir mandatos de máscaras en las escuelas y cosas por el estilo son una mala política de salud».

    El presidente agregó que cree que más estados y ciudades deberían instituir reglas como la que se anunció recientemente en la ciudad de Nueva York, donde las vacunas Covid-19 serán obligatorias para los empleados y clientes de restaurantes, gimnasios y lugares de entretenimiento bajo techo.

    En una actualización sobre los últimos esfuerzos de su administración para combatir la pandemia, el presidente dijo el martes que varios estados que han adoptado un incentivo en efectivo de US$100 han «visto un aumento del 25% de las tasas diarias de vacunación». También elogió a varias empresas importantes, incluidas Google y Tyson Foods, por implementar requisitos de vacunas para sus trabajadores.

    Pero Biden enfatizó que «veremos que estos casos aumentan en las próximas semanas, una tragedia que se puede prevenir en gran medida y que empeorará antes de mejorar».

    Durante sus comentarios en la Casa Blanca el martes, Biden también anunció que EE UU ha enviado más de 110 millones de dosis de vacuna Covid-19 a más de 60 países. Dijo que son más donaciones de vacunas de las que todos los demás países han donado juntos.

    «Permítanme ser claro: tenemos el suministro para cada estadounidense. Eso nunca cambiará. Al mismo tiempo, también es de nuestro interés nacional compartir algunas de nuestras vacunas con el mundo», dijo.

    A partir de fines de este mes, la administración de Biden comenzará a enviar 500 millones de dosis de Pfizer que EE UU se ha comprometido a comprar y donar a 100 países de bajos ingresos.

    El presidente reiteró que «no hay condiciones» a las donaciones de vacunas. Y aunque no se comprometió con donaciones adicionales de vacunas, dijo que «nos hemos comprometido con más de 500 millones de dosis y estamos tratando de proporcionar más, y brindar la capacidad a países como India para producir la vacuna ellos mismos».

    «Estamos haciendo esto para salvar vidas y poner fin a esta pandemia. Eso es todo. De hecho, estamos donando vacunas a países con los que tenemos problemas reales», argumentó Biden. «Y continuaremos administrando decenas de millones de dosis durante el verano y trabajaremos para aumentar la fabricación estadounidense y la fabricación de vacunas en todo el mundo también».

    La variante Delta, que puede causar una enfermedad más grave que Covid-19, se está extendiendo rápidamente en áreas del país con bajas tasas de vacunación y amenaza con descarrilar gran parte del progreso que la nación ha logrado en la lucha contra la pandemia. Los hospitales se están llenando una vez más de pacientes a medida que el virus atraviesa la población no vacunada.

    Pero las tasas de vacunación están mejorando en medio del aumento vertiginoso de los casos y las hospitalizaciones. La Casa Blanca anunció el lunes que el 70% de los adultos estadounidenses habían recibido al menos una dosis de la vacuna Covid-19, un gran hito que inicialmente esperaban lograr para el 4 de julio. Un poco menos del 50% de la población de EE UU se ha vacunado por completo.

    Las tasas de vacunación están aumentando en los estados con los casos más altos, según la Casa Blanca, y los ocho estados con las tasas de casos actuales más altas han visto un aumento promedio del 171% en la cantidad de personas recién vacunadas cada día durante las últimas tres semanas.

    El aumento en los casos de Covid-19 impulsó a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades a emitir una nueva guía de enmascaramiento para los estadounidenses vacunados, y las comunidades de todo el país están viendo que se restablecen las restricciones de Covid-19 para frenar la propagación del virus.

    Asimismo se ha visto un fuerte aumento en el número de empleadores del gobierno y del sector privado que impulsan las vacunas para quienes desean regresar al lugar de trabajo.

    Biden anunció la semana pasada que todos los empleados federales deben dar fe de estar vacunados contra Covid-19 o enfrentar protocolos estrictos que incluyen pruebas regulares, enmascaramiento y otras medidas de mitigación. Estos requisitos se aplicarán al personal militar y civil del Departamento de Defensa, y el departamento también está considerando agregar las vacunas Covid-19 a la lista de vacunas requeridas para el personal militar, dijo el Pentágono.

    La Casa Blanca había indicado anteriormente que apoyaría las decisiones de las empresas privadas de exigir las vacunas Covid-19, pero Biden dio un paso más la semana pasada y dijo que le gustaría que las empresas, los estados y las escuelas avanzaran en la dirección de exigirlas.

    Biden a gobernadores republicanos: 'Si no van a ayudar, por favor salgan del camino' 3
    Maria Carolina Alonso
    Periodista venezolana basada en Miami. Apasionada por contar historias, conectar personas y compartir experiencias valiosas.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS