martes, diciembre 6, 2022
More
    InicioNoticiasInternacional"Soy sobreviviente de un depredador sexual": Denuncian a militante juvenil de PJ...

    «Soy sobreviviente de un depredador sexual»: Denuncian a militante juvenil de PJ de la Unimet por violencia sexual

    "Intentaba tocarme en partes en las que yo no quería, e intentaba besarme a pesar de decirle que no a múltiples veces", contó la víctima

    -

    En redes sociales trascendió una denuncia hecha por María Virginia Rojas Di Gregorio contra el dirigente político de Primero Justicia en la Universidad Metropolitana, Alberto Vásquez. La mujer asegura que en 2019 Vásquez intentó tocarla de forma indebida y besarla sin su consentimiento durante una reunión con amigos.

    Miembros de Primero Justicia (PJ) denunciaron y pidieron la expulsión de un joven militante de la tolda amarilla, por presuntamente estar implicado en varios casos de violencia sexual.

    Sobreviviente de un depredador sexual

    «Mi nombre es María Virginia Rojas Di Gregorio y soy sobreviviente de un depredador sexual. Algo que jamás pensé que diría en mi vida, pues siempre me cuidaba y sabía de quién me rodeaba», comienza la joven el video donde denuncia la agresión.

    «El 31 de octubre del año 2019 tomé la decisión de acompañar, después de mi clase de baile, a mi pareja del momento, a algo que sabía que era algo muy íntimo, en el Centro Comercial San Ignacio. Al llegar ya todos llevan rato tomando, excepto un hombre, quien cambió la forma en la que aprecio la vida», continúa la licenciada en Estudios Liberales egresada en Unimet y bailarina profesional.

    «¿Yo conocía algo del personaje. Sabía que quería hacer vida política en el país. Era miembro de un partido; y estaba en la agrupación de liderazgo y formación política de la cual mi expareja era presidente», cuenta sobre Vásquez.

    Para el momento- agrega- entablamos una conversación pequeña. «E incluso bailamos siempre como recién conocidos. Sin ningún tipo de interés amoroso», aclara. «Parecía simpático. Se encargó de que todos los prejuicios que tenía sobre él cambiarán con facilidad. Se mostró amable e incluso logró que probara un sorbo de cerveza, lo cual me pareció asqueroso y no seguí tomando», sigue Rojas.

    «En este grupo de aproximadamente 6 personas contándome a mí, un amigo sugirió ir a su casa, después de haber pasado el rato en San Ignacio, ya que era tarde y la noche -bueno como varias conocemos aquí- en Venezuela es peligrosa. Al llegar al apartamento, mi expareja me ofreció algo de tomar. Yo pedía agua ya que al día siguiente tenía ensayo y debía comportarme -creía yo- responsablemente», recuerda.

    Y sigue: «En un momento mi expareja decidió ir al baño, dejándome sola en la sala. En eso se acerca nuevamente el hombre que acababa de conocer (…) empieza a conversar conmigo nuevamente, siendo amable, preguntándome cómo me sentía, porque él había visto que mi pareja del momento y yo habíamos discutido fuertemente en el local del San Ignacio. Mientras me hablaba, comencé a sentirme mareada, me costaba respirar, no me podía mover. Pensé que era el cansancio».

    En ese momento, «el hombre político de estudios liberales que recién conocía y parecía amigable se tornaba en este depredador sexual, pues intentaba tocarme en partes en las que yo no quería, e intentaba besarme a pesar de decirle que no a múltiples veces. Mi expareja llegó y esto hizo que este depredador se detuviera. Yo asustada. Insisto para irme a un cuarto, pues no quería estar cerca de él».

    Con voz temblorosa, insiste en que «tenía mucho miedo. Al trasladarme al cuarto no sentía mis extremidades y recuerdo desmayarme. Todos asustados en la fiesta comienzan a despertarme y yo procedo a vomitar sin parar y perder la conciencia de ratos. En el cuarto, otros de mis amigos y su novia empiezan a cuidarme. Yo aprovecho para decirles que me ayuden, que quiero estar lejos de este hombre, el depredador. Es así como me encierran y están alertas, pues ellos me confiesan que cuando estaba desmayada, él intentaba besarme y tocarme. La novia y mi amigo me llevan a mí, a mi casa con mi expareja. Al día siguiente recuerdo de contarle a esta pareja todo lo que pasó, pero recibí como respuesta el «no te conviene decir nada. Él tiene mucho poder y está haciendo vida política. Yo soy el presidente de la agrupación y no puedo lidiar con un problema así. Yo hice caso omiso a este consejo».

    Denuncia sobre la agresión a la Unimet

    Rojas indica en su testimonio que una semana y media después procedió a denunciar la acción ante las autoridades de la Universidad Metropolitana (Unimet) donde tanto ella como su agresor estudiaban.

    «La presidenta del centro del Centro de Estudiantes de Estudios Liberales confirma una reunión urgente con los Consejeros Académicos y miembros de la Federación de Estudiantes. Ellos me brindaron todo el apoyo que podía tener», explica.

    Y agrega: «Antes de hacer cualquier denuncia, ya a mi expareja se había encargado de contarle al depredador mi opinión acerca de lo que había pasado, lo que provocó que me escribiera por whatsapp, Instagram y Twitter para reunirnos y aclarar las cosas. Esto fue aproximadamente a las dos semanas desde que pasó».

    LEA TAMBIÉN | Miguel Mawad: filtraron supuestas fotos íntimas del ex de Gaby Espino

    Rojas asegura que debido al temor comenzó a contarle a su entorno de amigos y demñas autoridades. Además no quería que su experiencia fuera vivida por otra de las mujeres de la universidad.

    «Me reuní con la agrupación de debate, miembros fundadores y directiva de la agrupación de liderazgo político que no voy a mencionar. Los miembros de dicha agrupación de liderazgo político se enteraron que había más de una chica que habían tenido la misma experiencia. Que no era la primera vez que pasaba, pero preferían en encubrirlo porque no les convenía porque cerrarían la agrupación de esta institución».

    Y agrega: «Sólo recibí la disculpa más horrible que alguien puede tener. El depredador me dijo a mí y a otra víctima, ‘Perdonen si malinterpretaron mis acciones’.

    «Decidí seguir adelante investigando sobre su vida y movimientos. Lastimosamente, muchas eran las víctimas, la mayoría menores de edad, y mi balde de agua fría fue enterarme que hubo una víctima con una historia muy grave después de la mía y había sucedido en el suelo naranja«.

    Expulsión del partido

    En un mensaje publicado en Twitter, el militante Alejandro Conejero solicitó a la directiva del partido, amparándose en el artículo 103 de los estatutos, que se abra un procedimiento para determinar si es necesario expulsar al acusado.

    Al respecto, la presidenta de Primero Justicia y diputada de la AN/2015, María Beatriz Martínez, anunció este viernes la suspensión del militante de la tolda aurinegra.

    «PJ acordó la creación de una comisión encargada de realizar un protocolo que norme y regule la prevención y sanción de todo tipo de violencia de género cometidos por o en perjuicio de militantes de Primero Justicia», escribió en Twitter.

    Vásquez se defiende

    Según un audio colgado en Tik Tok, Alberto Vásquez respondió a las acusaciones a través de un audio de WhatsApp, donde aseguró que los hechos pasaron en 2019 y que eso ya se había aclarado con las autoridades de la Unimet porque «no era cierto».

    «Me han abarrotado el teléfono de mensajes y solo quiero decir que esa situación es de 2019. No está ni de cerca de ser cierto y fui el primero en acudir a las autoridades de la Unimet a aclarar eso. No sé quién y con qué intenciones está sacando eso ahorita. Solo no quiero que se cometan dos errores iguales, sino que esperen que las autoridades de la universidad se pongan en contacto otra vez conmigo».

    «Yo hablé directamente con las autoridades para tratar esta situación que es muy grave. No es una situación fácil porque se han metido conmigo, con Jennifer que es mi novia y otras personas, por una situación que ya se había resuelto».

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img