viernes, febrero 3, 2023
More
    InicioNoticiasInternacionalEl aporte "destructivo" de Gilberto Silva

    El aporte “destructivo” de Gilberto Silva

    El mediocampista de contención jugó tres Mundiales y fue campeón en 2002. En 2006 y 2010 su aventura con la Canarinha llegó hasta los Cuartos de Final. En el marco de Qatar 2022, presentamos estas historias de quienes han sido protagonistas del evento orbital.

    -

    Gilberto Silva formó parte del histórico equipo brasileño campeón del Mundial Corea-Japón 2002.

    Es un personaje que se decantaba por un juego destructivo, de retención de balón y hasta de gastar tiempo. A muchos de sus entrenadores les gustó ese juego porque para muchos ganar es más importante que jugar bonito.

    Dialogamos con el jugador amazónico unos días antes de la final de la Copa América en 2007 (Silva era el capitán en ese torneo por la ausencia de Lucio), pero se perdió la final por acumulación de tarjetas. Pese a eso, levantó la Copa junto al defensor Juan en el estadio Pachencho Romero de Maracaibo.

    “Sé que yo no juego bonito, ese no es mi estilo, pero también sé que mi forma de hacer las cosas es importante para que el equipo funcione. Mi motivación está en defender la bandera de mi país y conseguir triunfos es la meta”, agregó el mediocampista de contención.

    Gilberto Silva fue campeón mundial

    En el Mundial 2002, Silva vivió su gran momento. Emerson se lesionó y el entrenador Luiz Felipe Scolari decidió darle ese espacio en el campo. “Todo sucede por algún motivo, me llegó la oportunidad y la tomé. Ganar la Copa es una experiencia que uno no olvida, tenerla en las manos es indescriptible porque sientes que ganaste algo para todo un país”, afirmó.

    Consultado sobre el fracaso en Alemania 2006, cuando fueron eliminados por Francia en Cuartos de Final, recordó: “Aprendimos la lección. Hubo exceso de confianza alrededor del grupo y perdimos la concentración en un momento importante”, dijo el futbolista, que ahora cuenta con 37 años y milita en el Atlético Mineiro de su país.

    Lea también: Brasil está en la siguiente fase de Qatar 2022 con golazo de Casemiro

    “Creo que es algo de lo que sufren todos los equipos campeones, por eso es tan difícil ganar dos Mundiales seguidos. Tenemos pendiente tener éxito en la próxima oportunidad”, nos contaba antes de emprender el proceso eliminatorio que los llevaría a Sudáfrica 2010 y donde llegaron hasta Cuartos de Final, eliminados por Holanda.

    “Pudo haber una falta de concentración por el hecho de que Brasil haya llegado con todos esos bombos y platillos, y de repente hasta un exceso de confianza. Sabemos que quedamos en deuda, principalmente con nosotros mismos”, agregó.

    Silva formaba parte en 2010 del grupo que tomó Dunga como técnico luego de la cita orbital en 2006. Los éxitos le llovieron al ganar la Copa América 2007, la Copa Confederaciones 2009 y terminar primeros en las eliminatorias para el Mundial en Sudáfrica.

    “Con Dunga comenzamos de la nada (en 2006). Con un gran esfuerzo se fue buscando un grupo, un deseo y nos ha ido bien. En nuestro país es muy difícil, siempre hay la presión por tener que ganarlo todo”, recordaba ese año que ganaron la Copa América.

    Sobre el juego “feo” que poseía el Scratch, comentó: “no sé si uno puede calificar algo de bonito o feo. Italia ganó el Mundial pasado (2006) y no eran ni espectaculares ni arrolladores”.

    Para la forma defensiva de jugar de esa selección canarinha, él fue fundamental, aunque no lo reconocía. “En un país como Brasil, si estás en la selección puedes tener la seguridad que detrás hay muchos esperando ocupar tu puesto”, señaló con tranquilidad.

    Jugar en la selección amazónica es difícil. Sustituyó a Emerson por la lesión en 2002 y fue titular en los siete juegos que los llevaron al título, pero en 2006 Emerson estaba de regreso y lo desplazó. Únicamente disputó dos juegos como titular y dos ingresando en cambio, en los cinco choques de su selección.

    “No es nada fácil, turnarme con Emerson… es un honor porque él fue un jugador extraordinario. Siempre quiero jugar y cuando fui titular en todos los partidos (en 2002) fui campeón”, señaló.

    En 2010 fue titular en todos los juegos, pero tras caer con los holandeses no volvió a ponerse la canarinha.

    El aporte "destructivo" de Gilberto Silva 3
    Jesús Enrique Leal
    Periodista egresado de la Universidad Cecilio Acosta. Analista de deportes.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img