sábado, octubre 16, 2021
More
    InicioNoticiasInternacionalEntre lágrimas, venezolana cuenta su desgarradora travesía hasta llegar a EE UU

    Entre lágrimas, venezolana cuenta su desgarradora travesía hasta llegar a EE UU

    Daimaris Álvarez contó los momentos más traumáticos que vivió durante la larga y tortuosa travesía que transitó junto a sus dos hijos por la selva del Darién, un lugar gobernado por las mafias y del que muchos no logran salir

    -

    Daimaris Álvarez, una madre venezolana que hace tres meses llegó a Miami, Estados Unidos, contó los momentos más traumáticos que vivió durante la larga y tortuosa travesía que transitó junto a sus dos hijos, de 4 y 12 años.

    Álvarez, al igual que los millones de venezolanos que han huido de su país en busca de una mejor calidad de vida, sufrió en carne propia los terrores de la selva del Darién, un paso obligatorio en Panamá para quienes buscan llegar a Estados Unidos desde Colombia y del que muchos no logran salir.

    «Es la entrada del infierno», dijo al empezar su relato en entrevista con TVV.

    Álvarez viajó desde Colombia hasta la entrada de la selva panameña en una lancha en la que iba a acompañada de otras 25 personas, en su mayoría de nacionalidad cubana.

    Los supuestos guías que la acompañarían en la travesía la dejaron abandonada en el mar fronterizo entre Colombia y Panamá. Ahí, contó, empezó el verdadero infierno.

    «Pasamos unas cinco horas en el mar y pensé que era lo peor que íbamos a vivir», dijo. Lo que no sabía entonces esta madre venezolana es que su pesadilla apenas comenzaba.

    Patrulla fronteriza no usará caballos tras polémica por presunto maltrato a haitianos

    Cuando finalmente llegó a tierras panameñas el grupo con el viajaba poco a poco se disolvió y pronto se vio sola con sus dos hijos en el medio del Darién.

    Entre lágrimas y profundamente conmovida, la venezolana recordó haber visto cadáveres de mujeres y niños que, al igual que ella, probablemente buscaban un mejor lugar para vivir, pero que no lograron sobrevivir a los terrores de la selva.

    Sin agua y sin comida luego de cuatro días de viaje por la selva profunda, se vio obligada a darle a sus hijos agua de lluvia. Pero esto no sería ni por menos lo más difícil que estaba por vivir.

    «Me violaron entre muchos hombres. No sé cuántos eran. Me golpearon…», recordó sin poder continuar el relato. Las heridas que le ocasionaron sus violadores le costaron a Daimaris 20 días en el hospital, al cual fue trasladada después de 12 tortuosos días de viaje por el Darién.

    Luego de este terrible episodio, la venezolana continuó su viaje. Atravesó ocho fronteras antes de llegar a la frontera mexicana con Arizona. Ahí, con un grupo de haitianos, se entregó a las autoridades y logró entrar a territorio estadounidense.

    EE UU destinará más de USD 300 millones en ayuda humanitaria para venezolanos

    Fue detenida durante dos días y luego se trasladó hasta Miami, ciudad en la que es monitoreada con un grillete electrónico mientras espera que su proceso migratorio termine.

    «Es el paraíso», dijo tras su llegada a Estados Unidos. Aunque logró su objetivo, Daimaris ahora atraviesa un largo viaje hacia su recuperación mental y emocional. Los terrores que vivió la selva del Darién le dejaron profundas cicatrices.

    «Estoy afligida, cansada, derrotada…», contó sin poder contener el llanto.

    Álvarez es una de las miles de personas que cada día emprenden su viaje por el peligroso paso del Darién, donde grupos de mafias gobiernan el territorio sin ley.

    De acuerdo con datos de la embajada del Gobierno interino de Venezuela en Estados Unidos, al menos 6000 venezolanos ingresan mensualmente por las fronteras compartidas con México.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS