domingo, febrero 5, 2023
More
    InicioNoticiasEntretenimiento5 lecciones de mercadeo que aprendimos del conflicto entre Shakira y Piqué

    5 lecciones de mercadeo que aprendimos del conflicto entre Shakira y Piqué

    -

    Compartimos cinco lecciones de mercadeo, desprendidas del conflicto mediático del momento, independientemente de si usted es team Shakira o team Piqué.

    1.- La polémica vende y más si involucra a dos estrellas archiconocidas

    La guerra de los sexos se ha impuesto como relato, como narrativa, como tema de conversación, desde antes y después del caso de cambiar un Rolex por un Casio. De hecho, lo vimos reforzado en la polarización que desató el drama entre Deep y Amber, un antecedente estético y moral de la tormentosa separación que actualmente abraza la media. En cualquiera de los casos, no importa que se hable mal o bien de alguna estrella, con tal de que se hable.

    El daño controlado, la discusión, la divergencia, la contestación genera réditos. Por eso Shakira instrumentaliza su venganza amorosa, con Bizarrap, mientras Piqué le responde, apropiándose y absorbiendo los golpes y señalamientos que recibe, a modo de guiños comerciales y oportunidades de negocio. Insisto: es business, no te lo tomes personal.

    2. La moral importa

    Vivimos en el siglo XXI, con un moral contemporánea, que algunos autores llaman líquida, otros difusa, y que aseguran que ha vuelto como paradigma unificador de comportamientos sociales.

    Ante la incertidumbre cultural y la ansiedad que despierta lo político, la ética regresa por sus fueros, porque parte del sentido común de las personas, de sus creencias religiosas y de sus orígenes afectivos. De tal modo, el debate de Shakira con Piqué, asume tintes de cruzada moral, según la óptica de ellos y de sus fanáticos. Cualquier gerente que se precie, no estará en nada, no comprenderá qué pasa, si excluye la ética en el manejo de sus clientes y marcas. Así, Shakira señala a Piqué por traicionar su confianza, por no honrar su palabra de hombre, por actuar de manera arrogante, soberbia e hipócrita, queriendo siempre robarse el protagonismo, por encima de ella.

    Por igual, los defensores del futbolista, aseveran que la cantante comete un error argumentativo de doble moral, al hacer todo lo que critica, afectando la salud mental de los hijos. Al respecto, cumplo con analizar y describir el escenario. Usted con la información, puede tomar el camino que deseé. Lo que sí veo claro, es que las redes explotan nuestro inconsciente colectivo, formado o deformado por ideas dicotómicas. De ahí que escaseen los puntos medios, los centros, tanto en la querella de ellos, como en el mundo del resto de controversias que surgen a diario.

    LEA TAMBIÉN | Amanda Dudamel pierde injustamente con USA en Miss Universo, pero es la reina sentimental de los venezolanos

    Frente a semejante cuadro y realidad, las marcas deben tener en cuenta, que al tomar partido por uno o por otro, automáticamente definen un nicho. Veo que Shakira tiene muy claro el suyo, que es el de las mujeres empoderadas de hoy en día, de las chicas que no temen afirmarse con picardía, humor y espontaneidad, antes de que otros hablen por ellas o las cosifiquen. Mejor que ellas cuenten su historia en sus términos.

    Por su parte, Piqué se dirige a un sector ascendente de hombres que se aglutinan en Twitch, como manada y barra brava, para celebrarse en las esferas podcasters, en los dominios de Ibai Llanos. Son cuestiones de simple demografía que hay que ponderar, a la hora de fijar posición. Incluso, como es mi caso, al buscar un enfoque más imparcial, me pongo en riesgo de ser condenado por ambos bandos, y ser visto como tibio.

    Se concluye que los seres humanos del 2023, se siguen comunicando tribalmente por géneros, edades, generaciones y raíces filosóficas, de modo que se encuadran en los campos de la batalla del progresismo versus el conservadurismo. Todo ello planea alrededor del conflicto moral del momento. Haga su elección y su apuesta, evitando ponerse en posición de torquemada o inquisidor odioso, que nada más falso y cringe.

    3.- Los fenómenos virales se cuecen (a fuego lento) en las redes sociales

    No es lo mismo que se usted se grabe, tirándole a su marido. Shakira cuenta con una historia meteórica, y pudo escoger la plataforma que le diese le gana. ¿Por qué no fue a lo de Oprah, a un programa de entrevistas de televisión?, ¿por qué no dio la exclusiva como Diana a la BBC, parando a las rotativas del mundo? Porque el juego cambió, y si no lo entiendes, te quedarás en el mundo donde los acéfalos predominan, pertenecerás a la prehistoria mediática.

    Hay impacto global, debido a la búsqueda del toque de midas de Bizarrap en su canal de Youtube. Por ahí se ventiló la noticia, por ahí se desencadenó la cascada. Si manejas tu marca, y no sabes quién es Biza, comienza por investigarlo. Notarás que su legitimidad procede de su creatividad en el diseño de barras, de pistas, encontrando a los mejores aliados del mercado latino como Quevedo, Residente y Villano Antillano. Por decir algo, la sesión de Quevedo, “Quédate”, se convirtió en uno de los primeros hits del pasado verano. A continuación explico qué magia sucede con él en escena.

    4.- Cómo hacer un video viral, según Shakira y Biza

    Te guste o no, Biza fabrica hits por toneladas. Sus sesiones mantienen un sistema que expone la relevancia del formato podcast con sus tres cámaras simultaneas, editadas al ritmo de sus bits pegajosos. Biza usa un plano medio frontal, una segunda cámara con un ángulo de contrapicado (desde abajo para realzar a sus estrellas), y una tercera cámara que rompe la cuarta pared y nos interpela. Se crea, entonces, un efecto Youtuber de proximidad, de intimidad desenchufada, de operación secreta y casi clandestina, que nos atrapa en nuestro ojo vouyerista.

    Si el cine es un arte del encanto y el deseo, las sesiones de Biza cumplen con una aspiración colectiva, que es ser testigos del éxito de héroes como nosotros, que visten como nosotros, que hablan en nuestro idioma, que se les entiende, y que se divierten hackeando, poniendo patas arriba a la industria, al establishment cultural. Da igual, para ellos, si la academia los crucifica, si los excomulga, si los desmonta. Desde su baticueva, la de Biza, han logrado que el planeta entero se detenga a pensar en su propuesta.

    No hace falta, entonces, el presupuesto gigantesco para que una campaña tenga éxito. Hoy los chicos como Biza, nos seducen con su andamiaje casero. Porque Biza es honesto, no vende humo, no está viciado o filtrado por la censura y la corrección política, que seguro hubiese moderado o hasta tergiversado el mensaje de Shakira.

    El medio de Biza es el mensaje. Y él se lo goza como un artista del Street art, como un misterioso productor, que despierta el mismo interés de una pinta de Banksy, sobre el amor en tiempos de Shakira y Piqué. Nada como un buen slogan, como una canción, como la música, para instalar tu producto, tu marca personal con la emotividad de lo cool.

    5.- Vigencia del discurso sentimental

    Por último, piensa en palabras como inteligencia emocional, empatía, comunicación afectiva, duelo, romance, despecho, drama, poesía, novela. Son claves del tema de Shakira.

    De nuevo, pudo hacerlo en modo ópera, en plan de concierto, en son de “Pies descalzos”. Pero el mensaje no hubiese llegado al destino mundial que le conocemos. Prefiere el descaro del hip hop, la pose rapera de un gansta, la indumentaria de chica mala que no es en realidad, porque se trata de una señora y de una madre. Pero fíjate, que es una dama con espíritu joven. Y que así la quiere su público: en sintonía con TikTok, riéndose de sí misma, intentando superar un asunto tan complejo como la ruptura amorosa, a través del género de pop sueco con influencia de imagen trapera. Tema que cada cual elabora como puede, y sobre el que no cabe un receta única. Hay gente que muere de amor, por cierto.

    Hay gente que se la come el perro rabioso de la depresión. Por eso, preferible que Shakira se conserve regia y viva, haciendo el arte que esté en sus manos, a partir de su duelo. Por igual, Piqué está sobreviviendo. Y estoy seguro, que hasta se lo han disfrutado. Mejor así a que anden encerrados, desangrándose, o de psiquiatra en psiquiatra, empastillados y dopados.

    Me atrevo a imaginar que tendrán un momento de reconciliación, que es una fase de cierre de los duelos, en las personas maduras. Pero lo suyo, por lo pronto, atraviesa una fase prematura, casi adolescente. Así que nos queda desearles bien, que maduren su conflicto, y que sean felices.

    ¿Y tú qué esperas para aplicar estas recetas con tus clientes?

    Hazlo con corazón y alma, con autenticidad y sin temor a salir de la caja, y verás que algún like conseguirás.

    No te conozco, pero te abrazo a la distancia.

    5 lecciones de mercadeo que aprendimos del conflicto entre Shakira y Piqué 3
    Sergio Monsalve
    Director Editorial Observador Latino. Comunicador social. Presidente del Círculo de Críticos de CCS. Columnista en El Nacional y Perro Blanco. Documentalista, docente, productor y guionista.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img