domingo, noviembre 27, 2022
More
    InicioNoticiasEntretenimientoAleska Génesis y la brujería influencer

    Aleska Génesis y la brujería influencer

    -

    En días recientes fue viral el video de la modelo Aleska Génesis, haciéndole un amarre a Niky Jam con una bruja, a través de una sesión de espiritismo digital, un tanto absurda y cringe, donde se atendía como en un call center, fumando habanos y soltando frases hechas de rutina, para garantizar dizque la efectividad del ensalme.


    Un ritual burocrático y mecánico, una transacción comercial, un ejercicio de simulación, en el que una dictaba nombres con la displicencia de una cliente empoderada, mientras la otra respondía con acento maracucho, botando humo por la boca, cual chimenea.
    Uno piensa que ha visto de todo, a estas alturas, pero definitivamente el 2022 y la postpandemia nos están legando algunas de las imágenes más surrealistas e insólitas de la memoria venezolana, consecuencia seguro de un clima enrarecido de país y del ascenso de una fauna de ciencia ficción, cuyo estatus distópico rima con el apocalipsis de ahora.
    Por principios, no soy de brujos y los considero pavosos, como Aníbal Nazoa. Vengo de la academia, profeso el método científico, busco la verdad como comunicador social, y en casa me enseñaron a ser escéptico ante cualquier charlatán interesado en sacarme unos cobres, valiéndose de inseguridades, estados de emergencia y necesidad, desesperación y precariedad.
    Por ello, no gasto plata, ni pierdo dinero, consultándome con vendedores de humo.
    En mis talleres, suelo recordar que Platón escribió, en parte, el mito de la caverna, para exorcizar y expurgar de la ciudad, de la polis, a los traficantes de esperanza, que se escudaban en circos y espectáculos, con el fin de manipular a la masas y esclavizarlas, prometiéndoles el cielo, villas y castillos, cuando en realidad los llevaban por un infierno de confusión y mentira.
    De ahí surge una filosofía crítica que nos vacuna contra los virus de la demagogia y el populismo, los cuales crecen en tiempos de crisis y desinformación.
    De modo que no hay que ser demasiado genio, para darse cuenta que el éxito de la brujería en la república bolivariana, coincide con una época de oscurantismo intelectual, de rabioso anti-intelectualismo, de personalismo político e instalación de un sistema paralelo de glorificación de ídolos como el Cacique Guaicapuro de la autopista y el robo de María Lionza, a efecto de llevarla a Sorte, como un acto de estado.
    Si la línea se baja desde arriba, desde las altas esferas, los ciudadanos más huérfanos de ideas siguen el mal ejemplo, lo “amarran” como una solución por encima de la terapia y los tratamientos de expertos en psicología, psiquiatría, yoga, incluso en nuevos saberes como la inteligencia emocional, la astrología conductual y aproximaciones colegiadas al Mindfullnes.
    Verbigracia, los venezolanos encontraron un mercado en formas de sanación y orientación, que emanaban de experiencias e investigaciones serias.
    Es cuestión de saber distinguir el grano de la paja, de descubrir a las personas indicadas que puedan ayudar con conocimiento de causa.
    En mi caso personal, por ser hijo de un psicólogo, siempre recomiendo a los colegas de mi papá, que tienden una mano, cuando uno está desenfocado u afectado por un cuadro de ansiedad.
    Al respecto, existen especialistas como Sócrates Serrano, que durante la cuarentena, fueron de mucha ayuda en el acompañamiento del encierro que sufrimos. No en balde, agradezco a Sócrates por ofrecer su conocimiento para el documental que hicimos con el título de “Venezuela en cuarentena”, donde habló de resiliencia y de aprovechar la oportunidad para reencontrarnos a nosotros mismos durante el confinamiento.
    En tal sentido, sí resulta preocupante que influencers, con cuentas de millones de seguidores, prefieran atender sus problemas del corazón y la mente, con aspirantes, imitadores y disfraces de “hermano Coco”, porque la fe mueve montañas, pero primero hay que pagar, u hoy depositar y transferir, dado que las consultas se hacen por “guasap”.
    Obviamente, el amarre que le hicieron a Aleska Génesis no funcionó, solo quizás para promocionar una marca, a costa del escándalo. Vieja técnica del mercadeo de “no importa que hablen mal de mí, con tal de que hablen”.
    De manera humorística, Marco Micheti le mandó un video sobre el tema, a la modelo, recordándole que las mujeres de porte fino como ella se hacen desear y no andan encomendándose a la primera bruja que se pone de moda en los corrillos de la farándula.
    Por supuesto, cada quien es libre de pensar y profesar la fe que guste. Sin embargo, hay una lección que aprender: los influencers modelan conductas en los más inocentes, en sus ejércitos de seguidores, por ende, conviene educarlos no solo con la imagen de portada y campaña de perfume, sino con la acción y el respeto por la palabra.
    Cuestión de no aparentar algo que no se es. O de aparentar un modelo de aspiración, que no se refrende con el porte y el estilo de un líder.
    De pronto, el liderazgo influencer se ha evaporado y encerrado en una nube de chamanismo ramplón, a consecuencia de su vacío y su falta de formación.
    Culpa del contexto, de la condescendencia del medio, de un país de mujeres bellas y reinas, que tienen apenas un barniz de cultura y formación. Y a veces ni siquiera, salvo excepciones.
    No estaría mal que las influencers leyeran y se instruyeran mejor. De lo contrario, Venezuela continuará dominada por su embrujo, a golpe de magia y hechicería de escasa fortuna, con una alta comicidad involuntaria.
    Pasado el chiste de mal gusto, toca invocar al adulto, al ser racional que pisa tierra, en lugar de alienarse por cualquier quijotada.
    La brujería influencer es síntoma de la actual distorsión.
    Toca curarla o mitigarla, ejerciendo el oficio de la crítica.

    Aleska Génesis y la brujería influencer 4
    Sergio Monsalve
    Director Editorial Observador Latino. Comunicador social. Presidente del Círculo de Críticos de CCS. Columnista en El Nacional y Perro Blanco. Documentalista, docente, productor y guionista.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img