lunes, diciembre 6, 2021
More
    InicioNoticiasEntretenimientoProductor Arturo Hidalgo: "El cine venezolano se encuentra en una etapa de...

    Productor Arturo Hidalgo: «El cine venezolano se encuentra en una etapa de transformación»

    -

    Arturo Hidalgo, productor venezolano, contó en entrevista con Observador Latino, parte de su trabajo dentro de algunas producciones importantes en el mundo artístico.

    También comentó su experiencia como migrante, sus proyectos a futuro y algunos de los retos que enfrenta en su oficio.

    LEA TAMBIÉN: El viejo sueño que Yordano hará realidad

    -¿Cómo consideras que se encuentra actualmente el cine venezolano? ¿En qué hace falta trabajar?

    El cine en Venezuela, según lo que veo, vivo y entiendo, se encuentra en una etapa de transformación, de crecimiento y de rebeldía. Nos acostumbramos por muchos años a un cine nacional financiado por el CNAC y por poco más. En la actualidad  ya esto no sucede. La realidad nos llevó a otro espacio y tiempo donde la distancia y la imaginación cobran mucha fuerza. Los aportes del CNAC dejaron de ser lo suficientemente importantes como para que valiera la pena todo el esfuerzo que demanda solicitar su apoyo para tu proyecto y los pretendientes naturales a estos fondos venezolanos, nosotros los cineastas, nos encontramos regados por todo el mundo. Por lo que ahora la búsqueda del financiamiento de tu película es menos estandarizada. Inversionistas privados, familiares, préstamos privados, préstamos bancarios, bitcoins, fondos internacionales son algunas de las tantísimas puertas que debes o puedes tocar para conseguir el dinero que se necesita para una película. En este sentido creo que nos estamos haciendo mejores empresarios y mejores emprendedores del cine, entendiendo mercados extranjeros, conociendo nuevos aliados. Si me preguntas en qué hace falta trabajar te diría que, nuevamente es mi punto de vista, seguimos sobreviviendo y luchando fuertemente con todo lo que socialmente nos ha pasado, y por ahí quizá aún no comenzamos a explotar los beneficios que la diáspora también nos puede ofrecer en un futuro cercano. Grandes cineastas venezolanos están situados en diferentes partes del mundo y están trabajando durísimo por hacer cine. Rodolfo Cova en Alemania, Marcel Rasquin en Los Ángeles, Anabel Rodríguez en Europa son solo algunos ejemplos. En mi humilde opinión el cine venezolano, cuando los cineastas venezolanos dejemos de sobrevivir a esta locura que nos ha tocado vivir, y podamos enfocarnos a unir fuerzas y conocimientos, es en ese momento cuando quizá tome otra dimensión mucho más universal y con la oportunidad de coproducciones y financiamientos alrededor del mundo buscados y ejecutados por venezolanos. De esta manera lo que yo considero que viene, es un cine venezolano hecho también fuera de Venezuela.

    -¿Qué diferencia tu trabajo?

    A diferencia de la mayoría de mis colegas, mis estudios y preparación académica no tuvieron nada que ver con el cine. Soy Administrador mención Gerencia de la Universidad Metropolitana de Caracas. Después de graduarme trabajé por 4 años en el área corporativa como Analista Financiero de Gillette de Venezuela. En algún momento me sentí superdeprimido y desmotivado con todo lo que hacía en Gillette. En ese momento, gracias a mis hermanos de la vida, Los Hermanos Hueck (Paquete 3, Papita, Maní y Tostón 1, Papita, Maní y Tostón 2) conocí un set de filmación y quedé fascinado con lo que admiraba. Los mismos estándares de responsabilidad, de cumplimiento de tareas, trabajo en equipo, entre otros, en los que yo venía trabajando, pero en un ambiente impregnado de imaginación, creación y buena onda. En ese momento decidí que eso es lo que haría y que para hacerlo no debía comenzar de nuevo. Lo que yo era y para lo que me había preparado, gerente, era algo que no encontraba fácilmente en ese set. Por lo que hice del cine y el audiovisual mi industria y dentro de ella sigo intentando ejercer la carrera que estudié ahora no como gerente, sino como productor. Cargos que según yo lo veo son muy parecidos.

    -¿En qué proyectos estás trabajando actualmente?

    Actualmente en Chile vivo como muchos tantos de nosotros, de la publicidad, produciendo contenido para marcas como Adidas, Hot Wheels, Cat Finning, Honda, etc. Al llegar tuve la suerte de trabajar con un conocido director de cine chileno llamado Alex Bowen. Con él trabajé poco menos de un año haciendo contenido para el canal de transmisión abierta más grande de Chile, TVN. Después de esto volví a la publicidad o al cine publicitario como productor in house fijo de una casa productora dedicada al servicio de producción de proyectos extranjeros. Con Tantor Films tuve el chance de trabajar en proyectos increíbles, como por ejemplo hacer la jefatura de producción de segunda unidad para Disney y El Mandalorian o la jefatura de producción del comercial encargado de anunciar el lanzamiento mundial del Iphone 11 Pro Max, dirigido por David Leitch (Deadpool 2) y fotografiado por Robert Elswit (Mission Impossible Rogue Nation). Al cerrar obligatoriamente mi etapa en Tantor por la pandemia, tuve la fortuna de volver al cine. En Chile y con un grupo casi en su 100% conformado por venezolanos, realizamos el cortometraje Moebius, corto que fue seleccionado en más de 20 festivales a lo largo del planeta. Actualmente trabajo en la preproducción del primer largometraje de ficción de Capitolio. Casa productora a la que pertenezco desde su fundación. Con Capitolio hicimos La Causa, largometraje documental dirigido por Andrés Figueredo y en el cual yo asumí la producción general. Ahora trabajamos en Bankids, dirigido por Katherine Propper, nuestro primer largometraje de ficción. Todo está agendado para que arranque a finales de enero en Texas.

    -Formas parte de la diáspora venezolana, ¿qué retos enfrentas a la hora de ejercer tu oficio?

    Como migrante, yo creo que el primer gran reto es ser migrante en sí. Para ser cineasta, cocinero, carpintero, lo que sea, debes entender y superar el hecho de que eres migrante. Eso suma o trae consigo un proceso de aprendizaje y de entendimiento del terreno al que llegas. Y es que ser migrante no es solo un sentimiento, no es algo que uno lleva en el corazón. Ser migrante implica también horas en diligencias estatales, significa limitaciones bancarias, implica en muchos casos encierros geográficos hasta que se solucione tu estatus actual y así cualquier cantidad de detalles reales y físicos que debes superar o con los que por lo menos debes convivir. Por ejemplo, yo me vine a Chile porque mi esposa y mi hijo son chilenos. Esto me dio la tranquilidad y la falsa certeza de que mi proceso migratorio sería mucho más amigable. Bueno, en Chile no puedes tener tarjetas de créditos, no puedes mover más de 3.500 dólares mensuales, no puedes ni pagar ni recibir más de 350 dólares diarios, nada de esto hasta que tengas varios años con residencia definitiva y viviendo en Chile. Esto, a mí, como cineasta evidentemente me afecta. Darle vida a un proyecto con todas estas limitantes es un verdadero reto. Pero lo que quiero decir es que son retos que trajo consigo el migrar, no el ser cineasta.

    -¿Con qué te conectas a la hora de crear historias?


    Como productor mi proceso creativo va más de la mano a la resolución de problemas. Aún no me atrevo a escribir o desarrollar alguna historia. En todo caso, mi proceso creativo va mucho de la mano de la experiencia y el trabajo en equipo. Creo profundamente en la empatía y en lo que puedes aprender, descubrir o recordar conversando con un equipo de trabajo. Como productor, trato de no olvidar nunca la motivación del trabajo, que en este caso no es otro que hacer películas. Así intento que en cualquier proceso creativo o de toma de decisiones, integrar a todos, sin importar tu ubicación vertical en organigrama de la película. Así que puedo decir con seguridad que a la hora de crear, normalmente trato de conectarme con personas.

    -Háblanos de La Causa, ¿qué significa en tu carrera este trabajo?

    Para mí La Causa significó salir del área de confort al cual estaba acostumbrado y entrar a otro mundo el cual no conocía tanto como es el cine documental. Tuve un breve contacto con el documental cuando en el 2007 trabajé por varios meses en Vale TV y en esa corta pasantía pude ver como en el documental, se abría una puerta hacia la creatividad y asumir responsabilidades de storytelling al estar el guión y la edición tan relacionados. Con La Causa me tocó diagramar el guión con el director, el editor y el guionista, tuve que pasar muchas más horas de las que estaba acostumbrado en la sala de edición, me tocó trabajar la paciencia. Terminar y desarmar el documental varias veces dejó consigo evidentes aprendizajes. Con La Causa tuve la suerte de conocer seres humanos que lamentablemente en mi día a día cotidiano no hubiera conocido. Confirmar como el poder interno, la mente y la perseverancia si pueden ser más fuertes que cualquier otra cosa. Conocer a los chicos de Free Convict, ver cómo en esas circunstancias y ese entorno, eran capaces como individuos y como equipo de seguir adelante, viviendo diariamente lo que para muchos puede ser descrito como un infierno, ellos encontraban la sabiduría para no perder ese camino. La decisión inquebrantable y hecha realidad de salir de ese lugar y conseguir una vida nueva, impacta no solo en mi trabajo como cineasta, sino en la manera en la que entiendes las cosas. Guardando las distancias y respetando las grandes diferencias. Eso que hizo grandes y diferentes a Free Convict es lo mismo que nos debemos exigir nosotros diariamente en nuestra vida y en cada uno de los proyectos que como cineastas abordemos.

    -¿Qué mensaje envías a las nuevas generaciones de cineastas en el país?

    El primer mensaje seria que no se olviden de nosotros los más viejos (Risas). En Capitolio tuve la fortuna de formar un equipo de edades multivariadas. La manera en las que las nuevas generaciones entienden los procesos técnicos y creativos es impresionante. Te pongo este ejemplo. Federico mi hijo, tiene 9 años y hace como un año me dijo que quería hacer stop motion. Yo evidentemente de stop motion no sé mucho (risas). Bueno, Federico, sin cursos pagos, sin un tío en Chile que lo enseñe, con unos recursos tecnológicos muy pobres, ya tiene un canal de stop motion. Tiene cortometrajes de casi 1.000 fotogramas. No solo graba los videos, doblas las voces, elimina objetos de as fotos para simular los movimientos, etc. Las nuevas generaciones nacieron haciendo, son más irreverentes ante el permiso del experimentado para hacer. Van y lo hacen. Quizá mi mensaje a esas generaciones jóvenes, no iría de la mano del riesgo o de la realización. En eso creo que están sobrados. Mi mensaje de corazón sería no paren. Que sigan y sigan y que traten de mantenerse jóvenes, que traten de mantenerse irreverentes.

    -¿Cuál es esa historia que te gustaría contar y aún no has podido?

    Más que una historia no contada, es un género del cual soy muy fanático y que quizá no he tenido el chance de producir, desarrollar ni trabajar tanto. Es la comedia o humor. Me gustaría poder hacer comedia de alta factura. Judd Apatow, Santiago Segura, SNL, Jose Rafael Guzmán son algunas de los referentes de comedia con los que me gustaría trabajar.

    Más de la historia de Arturo Hidalgo

    El productor venezolano cuenta con una amplia carrera en el mundo audiovisual.

    En el 2007 fundó HH3 Producciones. Con esta casa productora hizo innumerables piezas publicitarias (Banco Occidental de Descuento BOD, Ford, Gelatina Royal, Etc) cortometrajes de ficción, preproducimos nuestro 1er Largometraje de Ficción llamado PAQUETE #3 y creamos y mantuvimos por más de 2 años un Festival de Cortometrajes llamado hay talento, proyectando más de 100 cortometrajes en este período.

    Asimismo, comentó: «Alternando mis responsabilidades como director de producción de HH3 Producciones, formé parte del grupo que por 5 años consecutivos produjo Amazing Race Latam, logrando trabajar en todo el continente, conociendo toda nuestra diversidad de culturas y geografías».

    Posteriormente, de manera independiente, asumió la dirección de producción del largometraje “Sólo para Dos” escrito y dirigido por Roberto Santiago y producido por Pablo Bossi

    Finalizada una etapa gratificante como trabajador audiovisual independiente cofundó Capitolio Estudio Creativo www.capitolio.co. «Tengo la fortuna de producir mi 1er largometraje documental, LA CAUSA, película que muestra la triste realidad del deteriorado sistema penitenciario en Venezuela».

    La Causa inició su recorrido por festivales, quedando seleccionada en varios Festivales de Europa y América Latina y fue elegida Selección Oficial del IDFA 2.019 para su estreno mundial – El Festival de Documentales más importante de Europa. https://www.idfa.nl/en/

    Posteriormente, en el 2018 Arturo Hidalgo llegó a Chile y trabajó produciendo contenido de TV con Alex Bowen para el canal de televisión abierta TVN.

    Luego de esto volvió a la publicidad como productor in house de www.tantorfilms.com, generando contenido audiovisual de alta factura para clientes extranjeros. En Tantor trabajó en proyectos como S.A.S. Who Dares Wins, Reality TV Show para la BBC de Londres y el lanzamiento mundial de Iphone 11 con el spot SNOWBRAWL dirigido por David Leitch y trabajando con el 4 veces nominado al Oscar y ganador de 1 Oscar por mejor dirección de fotografía Robert Elswit.

    A principios del 2020 se independizó nuevamente y produjo el Cortometraje Moebius que ha sido reconocido en más de 20 festivales a lo largo del mundo.

    En Chile también se unió al Comité que produce y organiza FECIVE Festival de Cine Venezolano https://www.fecive.com/. Adicional a esto se consolidó como productor independiente atendiendo marcas y agencias internacionales en Chile (Adidas, CAT FINNING, Honda, Hot Wheels).


    Actualmente, Arturo Hidalgo está en preproduciendo un nuevo largometraje llamado Bankids. Esta película escrita y dirigida por Katherine Propper reúne nuevamente a todo el equipo de Capitolio. La fecha tentativa de producción de esta película es Febrero 2022 en la ciudad de Austin en Texas.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS