lunes, enero 30, 2023
More
    InicioNoticiasEntretenimientoDr. House vuelve en Avenue 5, no es lo que esperamos

    Dr. House vuelve en Avenue 5, no es lo que esperamos

    -

    Por Jackeline Da Rocha.

    En esta nueva serie de sci fi de Armando Ianucci (The Thick of It) tenemos un cast decente pero completamente aplastado bajo la absurda trama que engloba una nave espacial en el futuro. Sin especificar el año, no puede ser tan lejos porque Meta, Amazon y un Musk todavía controlan el gobierno de Estados Unidos, al punto de ser un grupo paralelo al Presidente. Una empresa de turismo espacial para civiles se encuentra en una crisis -especialmente de PR- cuando un accidente los deja varados en el espacio por mucho más tiempo del planeado. Muy similar a Snowpiercer en que muestran un poco de lucha de clases pero en este caso falta muchísima humanidad. Parece que estuviesen enfocados en un resultado de comedia fácil y pierden la oportunidad de desarrollar muchos personajes.

    El centro de mi crítica es Hugh Laurie, a quien todos conocemos como Dr. House. Irónicamente, en esta serie actúa de un hombre británico que pretende ser americano (como su vida real durante toda la existencia de la serie médica que le dio fama). Él solo debe cargar con la seriedad de lo que enfrenta la nave, pues es el capitán; o al menos el actor contratado para serlo. Es el único personaje sensato aunque no sobrio, uno de los pocos que son coherentes con el inicio de su personaje hasta el final de su segunda temporada, que es toda la producción hasta ahora.

    Zach Woods interpreta al mismo personaje que en la aclamada Silicon Valley: un joven introvertido que incomoda sin importar sus intenciones. Un rol casi completamente de gratis. Ni siquiera le creo cuando su personaje está molesto porque es extremadamente plain. Josh Gad, sin embargo, logra en esta serie que lo odiemos. Actúa de un multimillonario dueño de la empresa que realmente solo está preocupado por seguir ganando dinero y por cómo es percibido públicamente; al punto de generar un sistema de ranking de todos los pasajeros basado en cuánto sonríen y su tono de voz (un guiño al futuro de la sociedad en China?).

    Lo que más me da escalofríos es probablemente la representación de teorías conspirativas y alzamientos sin sentido que muy obviamente aluden a la cultura estadounidense del último año, especialmente el incidente del Capitolio del 6 de enero de 2021, en el cual la retórica violenta de un líder resentido dirigió las acciones de multitudes desinformadas. Me queda esperar que mejoren en la tercera temporada o mejor, que nunca la saquen.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img