miércoles, septiembre 28, 2022
More
    InicioNoticiasEntretenimientoEl año del renacimiento del cine venezolano, a pesar de sus vicios

    El año del renacimiento del cine venezolano, a pesar de sus vicios

    -

    Este es el mejor año del cine venezolano desde el desplome del 2019, cuando los números se fueron al garete, así como la calidad, tocando fondo con el Covid. El 2022 pinta para ser un año de renacimiento en cantidad y consistencia de buenas películas, con excepciones malas.

    Se ha recuperado la sintonía con el público, que le soltó la mano al cine criollo por su reiteración temática y estética, sin olvidar el impacto negativo de la censura y la adopción de los códigos progres impuestos por el régimen.

    Ya el cine documental había dado el ejemplo desde el 2014, al exponer el país que somos en lo político y social. En el 2022 se han alineado los planetas de la ficción y el realismo, para exponer nuestras grietas y heridas, con una solvencia técnica y autoral que se agradece.

    Los números de recaudación empiezan a confirmar una recuperación importante, gracias al impacto de cintas de género como “Exorcismo de Dios”, de piezas que retoman la denostada guerrilla malandra, con un Jackson Gutiérrez que demuestra que el barrio sigue ahí, aunque se niegue.

    Nuestro techo ahora es de diez a doce mil espectadores en promedio, cuando antes era de 100 mil boletos. Definitivamente Venezuela cambió en sus hábitos de consumo, afectando al cine nacional. Hay mucho trabajo por hacer.

    También destaca la impronta de la diáspora con ganas de fijar posición y no pasar debajo de la mesa, de asumir riesgos y polémicas. Es el caso de “Jezabel” y de la notable “Escisión”, que se anticipa como una de las sorpresas del año, al hablar de los fantasmas del exilio.

    Como crítica señalo la pobreza en la escritura de personajes femeninos, cayendo en clichés que cosifican y explotan a la mujer, que la afirman en estereotipos de villana, manipuladora, demonia y lolita. Algo que se debe trabajar y que merece un debate serio por parte de ellas.

    Me he cansado de ver cintas que ofrecen una mirada anacrónica y misógina, que se regodean en el cuerpo y la miseria por puro placer morboso condescendiente, careciendo de profundidad en la construcción del personaje femenino.

    Sin embargo, se reconocen los esfuerzos de “Bromelia”, “Destello interior” y “One Way” por narrar los problemas de Venezuela, desde la visión de mujeres en tres dimensiones.

    Considero que uno de los grandes vicios que continúa arrastrando el cine de ficción en Venezuela, radica ahí.

    Por último, la falta de presupuesto pasa factura al rendimiento de muchos títulos que no soportan un visionado completo, sin dar mucho cringe de culebra y microteatro.

    Por pragmatismo se asumen los géneros, sin embargo, el resultado es el de un enlatado de una televisión degradada y pasada de moda con actores de farándula, venidos a menos.

    Son cuestiones que he venido notando y que me las tenía reservadas para conversarlas. Más adelante las resumiré en un ensayo más extenso. ¿Ustedes qué dicen?

    Cuestión al cierre. Tenemos una discusión pendiente sobre los métodos de selección de las candidatas al Oscar y al Goya, en cenáculos divorciados del sentir del público, hasta eligiendo cintas no estrenadas oficialmente y valoradas ante el veredicto de la audiencia. Cuidado con abusar de su poder y de encerrarse en un tiempo que requiere de aperturas.

    Por último, preocupa el asunto de la pérdida de nacionalidad de muchas de nuestras películas. Culpa, por supuesto, del estado de la crisis.

    Más preocupante resulta la influencia del gobierno en el Festival venezolano, politizándolo y partidizándolo de forma sesgada.

    Al menos se resistió, premiando a «Yo y Las Bestias» y «Jezabel», que son títulos antichavistas, lo cual demuestra que la presión propagandística no sirve de nada.

    El año del renacimiento del cine venezolano, a pesar de sus vicios 5
    Sergio Monsalve
    Director Editorial Observador Latino. Presidente del Círculo de Críticos de CCS. Columnista en El Nacional y Perro Blanco. Documentalista, docente, productor y guionista.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img