domingo, diciembre 4, 2022
More
    InicioNoticiasEntretenimiento"Polémica Blonde: amar u odiar a Marilyn" por Sergio Monsalve

    «Polémica Blonde: amar u odiar a Marilyn» por Sergio Monsalve

    -

    Con «Blonde» muchos han descubierto tarde a Marilyn, y su leyenda oscura.
    Perfecto, nunca es tarde para aprender.
    El tema es que la película, basada en la novela homónima, ofrece una lectura reduccionista de su personaje. Dominik lleva tres películas en ello.
    Pero cuidado con exaltarlo a un panteón de autores, que todavía le luce distante.
    Como Fincher en «Mank», el director ha querido matar a sus padres en «Blonde», cargándose a Billy Wilder, que tan poco conocen los defensores de la novela. Como es cine, harían bien en estudiarlo más.
    La filmografía de Dominik, incluyendo «Blonde», es un aporte minúsculo ante la obra descomunal de Wilder: «El apartamento», «Crepúsculo de los Dioses», «Días sin huella», «Primera Plana», etc.
    Ya quisiera Dominik tener para sí alguna de aquellas obras maestras.
    En una de sus múltiples desmitificaciones baratas y mezquinas, Dominik se permite pintar los sets de las películas de Wilder con Marilyn, como antesalas del infierno y lugares de barbarie cultural.
    Vaya mirada más anacrónica de inquisidor de izquierdas ante Hollywood.
    Valga acotar que «Con Faldas y a lo loco», que aparece de reojo en «Blonde» como una cosa ridícula, es considerada una de las cien mejores películas de todos los tiempos. Un mérito del que carece «Blonde» y que me la juego porque no hablaremos de ella, pasado el hype.
    Ahora esperemos que las viudas de la novela, la restrieguen en la cara, para justificar la misoginia y el moralismo ramplón de «Blonde», incluso su torpeza narrativa y de montaje que no es poca.
    O el uso de metáforas visuales gruesas en la escena con JFK.
    Pero nada se puede hacer. La gente prefiere la literalidad y el subrayado.
    Normal, porque de lo que se trata, es del desprecio que sienten muchos escritores por el cine, encarnado en Marilyn. Por eso les encanta verla así de deconstruida y satanizada, en la inquisición que propone la peli con ella.

    No sé de dónde sacan que los críticos desconocemos que Blonde se basa en un libro o que tampoco sabemos distinguir entre ficción y realidad. Clásico y típico.

    Siempre se subestima el trabajo del crítico. Pero no pasa nada. Es un arte el de la crítica autónomo y productivo.

    También generoso y libre como el aire.

    Aunque lo nieguen.

    "Polémica Blonde: amar u odiar a Marilyn" por Sergio Monsalve 4
    Sergio Monsalve
    Director Editorial Observador Latino. Comunicador social. Presidente del Círculo de Críticos de CCS. Columnista en El Nacional y Perro Blanco. Documentalista, docente, productor y guionista.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img