martes, enero 18, 2022
More
    InicioNoticiasEstiloLa fragancia es como la ropa interior, no la repites todos los...

    La fragancia es como la ropa interior, no la repites todos los días

    -

    Mínimo debes tener dos perfumes diferentes: uno para el frío y otro para el calor. Si no sabes cuál elegir, sigue leyendo que te cuento cómo

    Es muy común que usemos perfume de igual manera que un desodorante: tienes uno solo, te lo aplicas diario y cuando se te acaba, compras exactamente el mismo y repites el proceso. 

    Tú no usarías los mismos tennis para ir al gimnasio que para asistir a una boda…yo por lo menos no lo haría. Dependiendo del lugar y evento al que vayas, tomas distintas desiciones de estilo. Lo mismo sucede con las fragancias. Un perfume no te sirve para todo, por eso existe tanta variedad.

    Tener una sola botella de perfume es igual a usar la misma ropa todos los días, no eres Steve Jobs. Es importante conocer la función de las fragancias para así tomar la decisión correcta y alinear aroma con propósito. 

    Te comparto mi pequeña guía:

    Image

    Mínimo debes tener dos perfumes diferentes: uno para el frío y otro para el calor. La construcción de estos aromas cambia completamente. Normalmente las fragancias que están hechas para el calor suelen tener muchos cítricos, otras intentan replicar el aroma del mar, o simplemente son olores que te hacen sentir como si te acabaras de duchar. ¡Refrescante!

    Las fragancias construidas para el clima frío suelen oler más pesadas, con notas oscuras como tabaco o cuero. Muchos perfumes recurren a usar una plétora de maderas, otros a incluir acordes dulces como vainilla, chocolate y algunas a ser una bomba de especias. Estos perfumes te dan la sensación de calidez: el sentimiento que estás siendo abrazado por un aroma que te cobija; así como cuando entras a una acogedora cafetería durante una nevada. El calor endulza los aromas y el frío los refresca.

    Como siempre lo he dicho: en la playa se te antoja más una cerveza, en el frío un café caliente. Imagínate esto: estás a treinta y tres grados centígrados, en traje de baño, acostado en un camastro bajo una palmera, te estás tomando un chocolate caliente y traes puesto un suéter de lana. ¿Estaría raro no? Fuera de lugar. Exactamente lo mismo sucede con la perfumería.

    Si quieres saber cuáles son los mejores perfumes para el frío y calor te invito a que me sigas en YouTube. 

    La fragancia es como la ropa interior, no la repites todos los días 3

    Nivel número dos

    Image

    Ya tienes tus dos perfumes, ahora te recomiendo que tengas cuatro. Ya que las fragancias no solo se distinguen en cuestión de temperatura, sino también en formalidad. Hay perfumes que son más casuales: para ir al supermercado o para salir al parque. Otros tienen un perfil olfativo más elegante: para ir a la oficina, vestirse de gala o asistir a una cena con los suegros. Esta distinción es muy importante porque no quieres llegar a una entrevista de trabajo oliendo a dulce de naranja, como si fueras un niño de escuela.

    Para poder distinguir la elegancia del perfume tienes que olerlo y pensar: “¿A qué me huele esto?”, “¿Qué tipo de actitud me representa este aroma? ¿Asertivo o relajado?” Si haces este experimento te prometo que tú solito sabrás. Así es exactamente como yo lo hago.

    Conclusión

    Te recomiendo que tengas dos perfumes para el calor: uno formal y otro casual; lo mismo para el frío: uno formal y otro casual. Al tener tus cuatro fragancias, bien elegidas, estás listo para cualquier situación; no importa que se presente, estás cubierto. Si sigues estos consejos te puedo casi garantizar que serás la persona que mejor olerá y posiblemente la única que alinee aroma con propósito.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img