martes, diciembre 7, 2021
More
    InicioNoticiasInternacionalInforme revela más de 200.000 niños abusados ​​sexualmente por el clero católico...

    Informe revela más de 200.000 niños abusados ​​sexualmente por el clero católico francés

    -

    Los miembros del clero católico en Francia abusaron sexualmente de unos 216.000 menores durante las últimas siete décadas, según un informe publicado el martes en el que acusa a la Iglesia de haber priorizado la protección de la institución sobre las víctimas a las que se instaba a guardar silencio

    El número de menores abusados ​​se eleva a un estimado de 330.000 cuando se incluyen víctimas de personas que no eran clérigos pero que tenían otros vínculos con la Iglesia, como escuelas católicas y programas para jóvenes. Se estima que entre 2.900 y 3.200 abusadores trabajaron en la Iglesia católica francesa entre 1950 y 2020, de un total de 115.000 sacerdotes y otros clérigos, según el informe.

    «La Iglesia Católica es el lugar donde la prevalencia de la violencia sexual es más alta, además de los círculos familiares y amigos», dijo el informe, que encontró que los niños también eran más propensos a sufrir abusos dentro de los entornos de la Iglesia que en las escuelas estatales o campamentos de verano.

    «Frente a este flagelo, durante mucho tiempo la reacción inmediata de la Iglesia Católica fue protegerse como institución y ha mostrado total, incluso cruel, indiferencia hacia quienes han sufrido abusos».

    El informe del martes, el relato más completo de abuso sexual en la Iglesia católica francesa hasta la fecha, fue compilado por una comisión independiente a pedido de funcionarios de la Iglesia. Sigue informes similares de otros países que han asestado un golpe a la reputación de la Iglesia en los últimos años.

    Jean-Marc Sauvé, presidente de la Comisión Independiente sobre Abuso Sexual en la Iglesia (CIASE), autor del informe, dijo que el abuso fue sistémico y no se limitó a «unas pocas ovejas negras que se desviaron del rebaño».

    El abuso de menores dentro de la Iglesia representa cerca del 4% de toda la violencia sexual en Francia, dijo Sauvé en una conferencia de prensa el martes. La mayor parte de la violencia ocurrió entre 1950 y 1968, dijo, pero aún persiste hoy, y agregó que «el problema no ha quedado atrás, todavía está aquí».

    François Devaux, jefe del grupo de víctimas de abuso La Parole Libérée, dijo a los representantes de la Iglesia que eran «una vergüenza para la humanidad» en la conferencia de prensa.

    «Todos deben pagar por estos crímenes», dijo Devaux a los clérigos, pronunciando lentamente cada palabra antes de repetir la frase nuevamente. «En este infierno, se han cometido crímenes atroces durante décadas … hubo una traición: traición a la confianza, traición a la moralidad, traición a los niños, traición a la inocencia de su propia gente, traición al evangelio, traición al original mensaje, traición a todo».

    El arzobispo Eric de Moulins-Beaufort, director de la Conferencia de Obispos de Francia, dijo el martes que la escala de abuso descrita en el informe era «más de lo que podríamos haber imaginado» y pidió perdón a «aquellos que fueron víctimas de tales actos».

    La investigación fue encargada en 2018 por grupos de clérigos católicos franceses y financiada por la conferencia de obispos católicos franceses, pero los miembros no reciben remuneración y actúan de forma independiente de la Iglesia. Se permitió a la comisión acceder a los archivos de diócesis e instituciones religiosas.

    Sauvé, un ex funcionario, encabezó un panel interdisciplinario de 21 miembros de expertos de diversos orígenes religiosos para producir el informe de CIASE. Recopiló el testimonio directo de casi 6.500 personas, lo que llevó a la identificación de 2.700 víctimas de abuso, dijo Sauvé, y agregó que se identificaron otras 4.800 revisando los archivos de la Iglesia y recortes de prensa.

    «Estas personas fueron víctimas. Se convirtieron en testigos y, en ese sentido, actores de la verdad. Es gracias a ellos que este informe se ha concebido y redactado», dice el resumen del informe.

    El número estimado de niños abusados ​​fue extrapolado de una encuesta para la comisión realizada por el Instituto Nacional Francés de Salud e Investigación Médica, que trabajó con la agencia de encuestas IFOP para encuestar una muestra nacional representativa de más de 28,000 personas mayores de 18 años en línea entre 25 de noviembre de 2020 y 28 de enero de 2021.

    El informe calculó la cantidad de sobrevivientes en todo el país a lo largo del tiempo según la cantidad de encuestados que dijeron que habían sido abusados. La encuesta nacional se sumó a una convocatoria pública de testimonios de víctimas. El panel también entrevistó a 11 abusadores del clero para aclarar sus motivaciones y cómo veían sus acciones, dijo Sauvé.

    Sauvé dijo que su comisión se basó en investigaciones similares realizadas en EE UU, Irlanda y Australia. Dijo que era solo la segunda vez que se realizaba una encuesta sobre abuso sexual en la Iglesia Católica entre la población en general. «Esto solo se había hecho en un país, los Países Bajos, y solo en la población holandesa de más de 40 años», agregó.

    La Iglesia Católica en Francia ha tomado una serie de medidas para abordar el flagelo del abuso sexual en los últimos años. En 2019, la Diócesis de París firmó un protocolo con el fiscal de la ciudad para permitir la investigación de presuntos abusos sin que los sobrevivientes presenten una denuncia oficial a las autoridades. Más de la mitad de los abusos detallados en el informe ocurrieron antes de 1969, dijo Sauvé a CNN, cuando dijo que la Iglesia en Francia ignoró los abusos de las personas a las que puso en el poder.

    «Este primer período … está marcado por la indiferencia absolutamente total de la Iglesia hacia las víctimas. El sufrimiento de las víctimas, el daño (sufrido por) las víctimas, el trauma de las víctimas, de hecho, no existe», dijo Sauvé.

    El informe asegura que a lo largo de los 70 años examinados por la comisión, «la actitud de la Iglesia podría resumirse en una de ocultación, relativización o incluso negación, con solo un reconocimiento muy reciente que data de 2015, e incluso entonces, desigualmente aceptado por diócesis y religiosos».

    Si bien la Iglesia ha tomado «pasos importantes» para prevenir la violencia sexual en los últimos años, el informe los describió como reactivos e insuficientes. También advirtió que si bien «estos actos de violencia estuvieron en declive hasta principios de la década de 1990, desde entonces han dejado de hacerlo».

    El informe emitió 45 recomendaciones, incluida la revisión de las leyes canónicas de la Iglesia.

    «Generalmente, las transgresiones de la moral sexual en la Iglesia Católica están asociadas con el sexto mandamiento, ‘No cometerás adulterio'», dijo Sauvé. El informe recomienda que «la Iglesia preste atención al hecho de que la violencia sexual, y la violación en particular, por supuesto, son una obra de muerte, que en realidad cae bajo el mandamiento ‘No matarás'».

    El informe también pide que se envíe un mensaje de que «el secreto de la confesión no puede cambiar la obligación … de señalar los casos de violencia sexual infligida a un menor o persona vulnerable a las autoridades judiciales y administrativas».

    El resumen del informe decía que «reforzar la presencia de figuras seculares y mujeres en particular en las esferas de toma de decisiones» de la Iglesia «parece no sólo útil sino necesario», y sugirió una «evaluación psicológica» para los sacerdotes en formación.

    También recomienda que los sacerdotes reciban formación jurídica, especialmente en lo que respecta a los derechos del niño. Los futuros sacerdotes deben ser entrenados para tener «un espíritu crítico con respecto a cuestiones de autoridad y obediencia», dijo.

    El Vaticano revisó sus leyes canónicas en junio para ampliar los delitos sexuales prohibidos explícitamente y, en palabras del Papa Francisco, «reducir el número de casos en los que la imposición de una pena se dejó a la discreción de las autoridades».

    El informe también recomienda que la Iglesia establezca un mecanismo para compensar a las víctimas de abusos sexuales cometidos por su clero y que establezca un «proceso independiente para reconocer oficialmente a los sobrevivientes si el plazo de prescripción ha expirado o si el delincuente ha muerto».

    «No se trata de limosnas o rescatar víctimas. Se trata simplemente de reparar el daño en el que la Iglesia tiene una responsabilidad», dijo Sauvé. «De hecho, es una deuda que la Iglesia tiene con las víctimas».

    Una de las miles de víctimas que testificó ante la comisión fue Christian Dubreuil, ahora de 65 años.

    «La pedofilia es el delito perfecto porque es el único por el cual el criminal está seguro, o casi seguro, de que la víctima no los denunciará», dijo a la comisión en testimonio público.

    Dubreuil creció no lejos de Lyon, dice que era un niño tímido y estudioso en una familia sin mucha historia de educación formal.

    El abusador de Dubreuil se coló en el círculo familiar con el pretexto de promover la educación de un niño brillante, dice. Todos los jueves, lo recogería y visitarían lugares históricos juntos.

    Dubreuil describió la infiltración de su abusador en su familia como «el tejido de una telaraña que te atrapa».

    Dubreuil recuerda haber sido abusado en la sala de estar de su familia, mientras sus padres trabajaban en la tienda de abajo. Dijo que el abuso duró nueve meses, comenzando cuando tenía 11 años y más allá de su duodécimo cumpleaños.

    «Moriré con el trauma de lo sucedido, aunque fue hace más de medio siglo», agregó.
    Dubreuil dijo que esperaba que el informe llevara a la Iglesia a admitir abusos sistémicos y encubrimientos en Francia.

    «Ellos pensaron que había una excepción para la religión francesa, lo que supuestamente significaba que, aparte de algunos casos específicos, la Iglesia francesa no se vería afectada. Esta mentira colapsará».

    Informe revela más de 200.000 niños abusados ​​sexualmente por el clero católico francés 3
    Maria Carolina Alonso
    Periodista venezolana basada en Miami. Apasionada por contar historias, conectar personas y compartir experiencias valiosas.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS