martes, diciembre 7, 2021
More
    InicioNoticiasInternacionalEspaña tilda de "burla" las elecciones en Nicaragua

    España tilda de «burla» las elecciones en Nicaragua

    Según los primeros datos oficiales, Ortega habría obtenido su reelección para un cuarto mandato con casi el 75% de los votos

    -

    España tildó de «burla» las elecciones celebradas en Nicaragua, al haberse hecho bajo condiciones «inaceptables y arbitrarias», y dejó claro que no reconocerá el resultado, que ya apunta a la reelección del líder del régimen nicaragüense, Daniel Ortega por una amplia mayoría.

    El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, José Manuel Albares, denunció en declaraciones a la prensa que «no ha habido ningún tipo de verificación de esas elecciones y por lo tanto no tienen ninguna garantía para el gobierno de España» como tampoco la tiene «para la mayoría de los países de la comunidad internacional y de la UE».

    En un comunicado, España rechaza los resultados «por las inaceptables y arbitrarias condiciones en que se celebraron» las elecciones, al tiempo que reclama «unos comicios libres, justos, transparentes y concurridos que garanticen la participación de todos los nicaragüenses».

    LEA TAMBIÉN | Al menos 21 detenidos en horas previas a elecciones de este domingo en Nicaragua

    Puesto que las elecciones carecieron «de las mínimas garantías democráticas exigibles», «el gobierno rechaza dar credibilidad y legitimidad a los resultados que puedan derivarse de este proceso», zanjó.

    Según los primeros datos oficiales, Ortega habría obtenido su reelección para un cuarto mandato con casi el 75% de los votos.

    «El Ejecutivo español considera una burla estos comicios y denuncia que su celebración no refleja la genuina voluntad del pueblo nicaragüense, al que Daniel Ortega ha privado del libre y pleno ejercicio de sus derechos de sufragio», sostiene el comunicado.

    Régimen represivo y autoritario

    Igualmente, denunció que «Nicaragua instauró en el país un régimen represivo y autoritario amparado por un marco legislativo regresivo y la connivencia de los poderes legislativo y judicial, controlados por Ortega».

    Esto se traduce «en una persecución sistemática de actores políticos, sociales, mediáticos y económicos, hasta el punto de ilegalizar a los partidos opositores, encarcelar a sus principales líderes y precandidatos, todos ellos aún en prisión y privados de sus derechos procesales, y la consiguiente negación de su derecho a participar en unos comicios, a todas luces, fraudulentos».

    «Exigimos su inmediata liberación como venimos haciendo desde el mes de agosto», reclamó Albares, que recordó que el España ha denunciado desde el pasado agosto la situación en Nicaragua y que incluso procedió a retirar su embajadora en Managua, la cual aún no ha regresado.

    España exigió además que se anulen los procesos judiciales contra los presos políticos y manifestantes detenidos, que se «restituyan y garanticen los derechos fundamentales del conjunto de la ciudadanía» y que se ponga «fin a la represión y el hostigamiento».

    Asimismo, destacó a Nicaragua sus compromisos internacionales en materia de derechos humanos y también «sus propios preceptos constitucionales» y ha reclamado que «se permita el regreso al país de los mecanismos internacionales en esta materia».

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS