lunes, noviembre 28, 2022
More
    InicioNoticiasInternacionalJulio Alberto y la frustración de 1986

    Julio Alberto y la frustración de 1986

    Como lateral izquierdo llegó con España hasta los Cuartos de Final del Mundial de México. Los eliminó Bélgica en ejecución de penales. En el marco de Qatar 2022, presentamos estas historias de quienes han sido protagonistas del evento orbital.

    -

    Ha de ser duro escuchar el pitazo final de un partido y que tu equipo termine siendo derrotado, más si te sucede en tres ocasiones en un lapso de dos años. Eso le aconteció a Julio Alberto Moreno, exjugador de la selección de fútbol de España.

    La primera sucedió en 1984, en el Parc des Princes de París, «la furia» española caía abatida por los anfitriones franceses dos goles a cero en la final de la Eurocopa de Naciones. Par de años después le tocó beber el trago amargo doble. En ese 1986 en el Sánchez Pizjuan de Sevilla, el Barcelona vio desvanecerse la posibilidad de ganar la Eurocopa de Campeones de Liga (actual Liga de Campeones de Europa), al caer en penales ante el Steaua Bucarest de Rumania.

    Lea también: José Guerra: Habrá menor crecimiento en el 2023, salvo un fenómeno petrolero

    Poco más de un mes después, con la selección de España estuvo a nada de acceder a Semifinales del Mundial de México, pero en el partido de Cuartos de Final no acertaron la bola entre los tres postes y eso forzó ir a los penales. En esa lotería, «la furia» sucumbió ante Bélgica en la antesala de la gloria.

    Nacido en el Principado de Asturias, específicamente en la población de Candas, el 7 de octubre de 1958, este lateral izquierdo inició su carrera en las filas del Atlético Madrileño (filial del Atlético de Madrid) y, luego de un breve paso por el Recreativo de Huelva, se estrenó en el equipo grande de los colchoneros en 1977.

    Tras ocho campañas en el Atlético de Madrid, Julio Alberto se marchó al Barcelona donde viviría sus mejores momentos. Su llegada coincidió con Diego Armando Maradona. Con los blaugranas ganaría la Recopa de Europa en 1989 ante la Sampdoria de Italia, la Copa del Rey en la temporada 1989-1990 y par de Ligas en las campañas 1984-1985 y 1990-1991.

    Ha sido asiduo visitante de Venezuela por su trabajo con las categorías inferiores del Barcelona y la escuela Talentos Franco Rizzi, del exinternacional venezolano. Lo conocimos impartiendo instrucciones y fue una muestra de que es buen pedagogo. «Los jóvenes son el futuro, en el fútbol o en otro aspecto de la vida debemos asegurarnos que crezcan para ser de provecho», dijo el exmundialista.

    Como hombre de selección, sobre su país reconoció: «Hombre, yo creo que la mejor España que he visto es la de 1984 a 1988, es una impresión muy personal. Llegamos a la final europea de París en 1984 contra Francia y a Cuartos de Final del Mundial de 1986».

    Julio Alberto veía cerca los éxitos para España

    Claro que cuando conversamos con Julio Alberto, todavía no se había concretado los campeonatos en la Eurocopa de 2008 y 2012; ni hablar del Mundial de 2010 en Sudáfrica. Aun así, en aquel momento nos dijo que «el trabajo que viene haciendo Luis Aragonés es muy bueno. Es un tipo muy serio. Yo lo tuve como entrenador en Barcelona y doy fe de ello».

    Aragonés -ya fallecido- dirigió a la selección al primer título europeo para luego dar un paso al costado. Vicente Del Bosque heredó el testigo y ganaría el Mundial Sudáfrica 2010.

    Con un toque de frustración, Julio Alberto comentó sobre lo acontecido en el Mundial 1986. «Podíamos haber avanzado a semifinales contra Argentina, pero Bélgica nos eliminó en penales. Ese partido lo pudimos ganar, de verdad fue una época dorada», refirió el 34 veces internacional hispano.

    En torno a ese torneo en México su rostro denotaba nostalgia por la suerte de los penales en el estadio Cuauhtémoc de Puebla. «Tiras un penal y no lo metes. Qué puedes hacer, si ves fallando a Zico, (Michel) Platini, (Roberto) Baggio, (David) Trezeguet y no te lo explicas… pero pasa».

    En aquella ocasión, España arrancó con revés 0-1 ante Brasil para luego vencer a Irlanda del Norte 2-1, Argelia 3-0, goleó a Dinamarca 5-1 en Octavos y en Cuartos, luego de estar 1-1, cayó 4-5 en penales, tras marrar Eloy.

    «Mi sensación interna del Mundial 86 es que hay algo de mala suerte, porque si Bélgica te gana 3-0 te vas a casa y asumes que el rival es superior; mas si caes en penales en un partido que pudiste resolver y no se hizo, te sientes terrible», agregó, al tiempo que aseveró que «no cambio ese momento por nada, jugar un Mundial es increíble».

    Julio Alberto y la frustración de 1986 3
    Jesús Enrique Leal
    Periodista egresado de la Universidad Cecilio Acosta. Analista de deportes.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img