domingo, noviembre 27, 2022
More
    InicioNoticiasLa NBA está sintiendo los efectos del último aumento de COVID-19

    La NBA está sintiendo los efectos del último aumento de COVID-19

    -

    De alguna manera, los protocolos de salud y seguridad de COVID-19 de la NBA han impactado a cada uno de los 30 equipos de la liga en menos de dos meses en la temporada 2021-22.

    A mediados del mes de diciembre, más de 20 jugadores se encuentran actualmente en los protocolos de salud y seguridad, con nueve miembros de los Bulls como Zach LaVine, Troy Brown Jr, DeMar DeRozan, Matt Thomas, Coby White, Javonte Green, Derrick Jones Jr, Ayo Dosunmu y el recién adquirido Stanley Johnson, colocados dentro de los protocolos del 1 al 12 de diciembre.

    Además de los jugadores, el entrenador jefe de los Pacers, Rick Carlisle, y el presidente de los Raptors, Masai Ujiri, se han visto obligado a tomarse un tiempo fuera de sus respectivas organizaciones como resultado de sus pruebas positivas para COVID-19.

    Lee también: Venezolano Giovanni Savarese es de nuevo subcampeón de la MLS

    Esta temporada, la NBA adoptó cambios en sus protocolos basados en la disponibilidad generalizada de la vacuna COVID-19. Así, flexibilizaron las reglas para los jugadores y equipos vacunados que alcanzaron el umbral de vacunación del 100%. Como resultado, el efecto a gran escala de COVID-19 en la NBA parece bastante diferente de lo que fue durante la temporada 2020-21 cuando se creó el calendario con la inevitable realidad de los aplazamientos en mente.

    A pesar de la cantidad de jugadores, entrenadores y ejecutivos que se han ocupado de los protocolos de salud y seguridad, la liga aún está por posponer un partido esta temporada, pero la falta de aplazamientos no significa que el COVID-19 aún no esté impactando a la NBA. De hecho, los Bulls podrían solicitarlo con la última entrada de Alize Johnson en los protocolos.

    ¿Por qué no se han pospuesto partidos en la temporada 2021-22 de la NBA?

    A diferencia de la temporada pasada, el proceso de rastreo de contactos es muy diferente dada la alta tasa de vacunación entre los jugadores de la NBA. Según las reglas de la liga, un equipo debe tener al menos ocho jugadores disponibles para evitar que se posponga un partido. Las reglas permiten que un equipo tenga 17 jugadores: 15 con contrato estándar y dos jugadores adicionales con contrato two-way.

    Dadas esas cifras, un equipo se vería obligado hipotéticamente a posponer un partido si 10 o más jugadores no estuvieran disponibles para jugar. Esta temporada, sin embargo, los equipos han tenido la capacidad de hacer uso de la exención por dificultades (hardship exemption) para exceder los límites típicos del roster y firmar a jugadores con contratos de 10 días hasta que otro jugador pueda regresar a la plantilla.

    Como resultado directo de la disponibilidad de vacunas y el umbral de vacunación de un equipo, los jugadores que firman con un equipo se someten a un proceso muy diferente, y menos estricto, para obtener la autorización para unirse a una plantilla.

    En resumen, las diferencias en el rastreo de contactos y la disponibilidad de vacunas han dado como resultado menos jugadores colocados en los protocolos de salud y seguridad, lo que, a su vez, ha permitido que casi todos los equipos implementen al menos ocho jugadores activos.

    Sin embargo, los Bulls hicieron uso de la exención por dificultades en dos ocasiones como resultado de su brote. Esta temporada el espectáculo de la mejor liga del mundo ha continuado, pero dados los nombres de alto perfil que han ingresado a los protocolos de salud y seguridad el show se ha visto muy diferente en ocasiones

    ¿Quién se ha perdido tiempo por los protocolos de salud y seguridad de la NBA esta temporada?

    Los All-Stars Devin Booker y Jaylen Brown se perdieron un tiempo durante el training camp y la pretemporada antes de la temporada regular 2021-22. Booker y Brown son dos de los seis All-Stars de 2021 que han estado en los protocolos de salud y seguridad esta temporada, mientras que Kyrie Irving aún no ha jugado debido a las regulaciones de la ciudad de Nueva York para personas no vacunadas contra el COVID-19.

    Además de ese trío, Joel Embiid y Nikola Vucevic se perdieron un tiempo prolongado después de ingresar a los protocolos, mientras que LeBron James se vio obligado a perderse un partido después de que una prueba de falso positivo le situase en los protocolos. El escolta All-Star de los Bulls, Zach LaVine, es el último gran nombre que se espera que esté fuera al menos 10 días después de un resultado positivo en la prueba de COVID-19.

    La NBA está sintiendo los efectos del último aumento de COVID-19 3
    Jesús Enrique Leal
    Periodista egresado de la Universidad Cecilio Acosta. Analista de deportes.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img