jueves, diciembre 2, 2021
More
    InicioNoticiasCoronavirusPfizer solicitará autorización para la tercera dosis de vacuna

    Pfizer solicitará autorización para la tercera dosis de vacuna

    -

    Pfizer está a punto de solicitar la autorización de EE UU para una tercera dosis de su vacuna COVID-19. El laboratorio anunció el jueves que una tercera inyección dentro de los 12 meses podría aumentar drásticamente la inmunidad y tal vez ayudar a protegerse en contra de la mutación Delta, altamente contagiosa

    La investigación entre varios países muestra que la inyección de Pfizer y otras vacunas COVID-19 ampliamente utilizadas ofrecen una fuerte protección contra la variante Delta, la cual se está extendiendo rápidamente por todo el mundo y ahora es responsable de la mayoría de las nuevas infecciones en EE UU.

    Dos dosis de la mayoría de las vacunas son críticas para desarrollar altos niveles de anticuerpos que combaten virus contra todas las versiones del coronavirus, no solo la variante Delta. Actualmente la mayor parte del mundo todavía está desesperada por obtener esas dosis protectoras iniciales mientras la pandemia continúa.

    Pero los anticuerpos naturalmente disminuyen con el tiempo, por lo que también se están realizando estudios para determinar si se pueden necesitar refuerzos y cuándo.

    El jueves, el Dr. Mikael Dolsten de Pfizer dijo a The Associated Press que los primeros datos del estudio de refuerzo de la compañía sugieren que los niveles de anticuerpos de las personas aumentan de cinco a diez veces después de una tercera dosis, en comparación con su segunda dosis meses antes.

    En agosto, Pfizer planea solicitar a la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) la autorización de emergencia de una tercera dosis, informó.

    Dolsten señaló datos de Gran Bretaña e Israel que muestran que la vacuna Pfizer «neutraliza muy bien la variante Delta». La suposición, dijo, es que cuando los anticuerpos bajan lo suficiente, el virus Delta eventualmente podría causar una infección leve antes de que el sistema inmunológico vuelva a activarse.

    Pero la autorización de la FDA sería solo un primer paso; no significaría automáticamente que a los estadounidenses se les ofrezcan refuerzos, advirtió el Dr. William Schaffner, experto en vacunas del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt. Las autoridades de salud pública tendrían que decidir si realmente son necesarias, especialmente porque millones de personas no tienen protección.

    “Las vacunas fueron diseñadas para mantenernos fuera del hospital” y continuarán haciéndolo a pesar de la variante Delta más contagiosa, explicó. Dar otra dosis sería «un gran esfuerzo, mientras que en este momento nos esforzamos para que las personas reciban la primera dosis».

    Horas después del anuncio de Pfizer, los funcionarios de salud de EE UU emitieron un comunicado diciendo que los estadounidenses completamente vacunados no necesitan un refuerzo aún.

    «Las agencias de salud de EE UU están involucradas en un proceso riguroso basado en la ciencia para considerar si un refuerzo podría ser necesario», dijeron la FDA y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en una declaración conjunta. Ese trabajo incluirá datos de las compañías farmacéuticas, «pero no se basa exclusivamente en esos datos», y cualquier decisión sobre las inyecciones de refuerzo se produciría solo cuando «la ciencia demuestre que son necesarias», dijeron las agencias.

    Actualmente, solo alrededor del 48% de la población de EE UU está completamente vacunada, y algunas partes del país tienen tasas de inmunización mucho más bajas, lugares donde la variante Delta está aumentando. El jueves, la Dra. Rochelle Walensky, directora de los CDC, dijo que eso conduce a «dos verdades»: franjas de EE UU altamente inmunizadas están volviendo a la normalidad mientras que las hospitalizaciones aumentan en otros lugares.

    «Este rápido aumento es preocupante», dijo. Hace unas semanas, la variante Delta representaba un poco más de una cuarta parte de los nuevos casos en EE UU, pero ahora representa un poco más del 50%, y en algunos lugares, como partes del Medio Oeste, hasta un 80%.

    También el jueves, investigadores del Instituto Pasteur de Francia informaron nuevas pruebas de que la vacunación completa es fundamental.

    En las pruebas de laboratorio, la sangre de varias docenas de personas que recibieron su primera dosis de las vacunas Pfizer o AstraZeneca “apenas inhibió” la variante Delta, informó el equipo en la revista Nature. Pero semanas después de recibir su segunda dosis, casi todos tenían lo que los investigadores consideraron un refuerzo inmunológico lo suficientemente fuerte como para neutralizar la variante Delta, incluso si era un poco menos potente que contra versiones anteriores del virus.

    Los investigadores franceses también evaluaron a personas no vacunadas que habían sobrevivido a un brote del coronavirus y encontraron que sus anticuerpos eran cuatro veces menos potentes contra el nuevo mutante. Pero una sola dosis de vacuna aumentó drásticamente sus niveles de anticuerpos, lo que provocó una protección cruzada contra la variante Delta y otros dos mutantes, encontró el estudio. Eso respalda las recomendaciones de salud pública de que los sobrevivientes de COVID-19 se vacunen en lugar de depender de la inmunidad natural.

    Los experimentos de laboratorio se suman a los datos del mundo real de que las mutaciones de la variante Delta no están evadiendo las vacunas más utilizadas en los países occidentales, pero subrayan que es crucial inmunizar a más personas del mundo antes de que el virus evolucione aún más.

    Investigadores en Gran Bretaña encontraron que dos dosis de la vacuna Pfizer, por ejemplo, protegen un 96% contra la hospitalización con la variante Delta y un 88% eficaz contra la infección sintomática. Investigadores canadienses se hicieron eco de ese hallazgo el fin de semana pasado, mientras que un informe de Israel sugirió que la protección contra la infección Delta leve podría haber bajado hasta el 64%.

    Si los que están completamente vacunados todavía necesitan usar máscaras en lugares donde la variante Delta está aumentando es una pregunta creciente. En EE UU, los CDC sostienen que las personas completamente vacunadas no necesitan hacerlo. Incluso antes de que apareciera la variante Delta, las vacunas no eran perfectas, pero la mejor evidencia sugiere que si las personas vacunadas contraen el coronavirus, tendrán casos mucho más leves.

    «Permítanme enfatizar, si fue vacunado, tiene un grado muy alto de protección», dijo el jueves el Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del gobierno de EE UU.

    En EE UU, las tasas de casos han aumentado durante semanas y la tasa de hospitalizaciones ha comenzado a aumentar, incementando un 7% desde el promedio de siete días anterior, dijo Walensky a los periodistas el jueves. Sin embargo, las muertes permanecen bajas en promedio, lo que algunos expertos creen que se debe, al menos en parte, a las altas tasas de vacunación en personas de 65 años o más, que se encuentran entre las más susceptibles a enfermedades graves.

    Pfizer solicitará autorización para la tercera dosis de vacuna 3
    Maria Carolina Alonso
    Periodista venezolana basada en Miami. Apasionada por contar historias, conectar personas y compartir experiencias valiosas.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS