lunes, noviembre 29, 2021
More
    InicioOpiniónINCISOS // Relajo

    INCISOS // Relajo

    -

    Alfredo Yánez Mondragón.

    Por donde se le mire, lo que está claro es que todo lo labrado en la década de 2009 a 2019 -incluyendo el difícilísimo proceso de preproducción y formación de los referentes políticos- se perdió, o dicho de la manera más sincera posible: Lo perdimos.

    El triste espectáculo al que asistimos por estos días, con Juan Guaidó casi en solitario -avalado por la comunidad internacional- intentando mantener en pie una estrategia que hace aguas por falta de soporte político interno, y luego un atomizado panorama que muestra en la misma foto a candidatos a cargos de elección popular, a diputados de 2015 firmando un documento que declara inconstitucional la convocatoria del 21N, a referentes en el exilio pidiendo que no haya observación internacional y a otros afirmando que ese evento solo legitimará a un pseudogobierno que no goza de tal legitimidad, es cuando menos una burla al país, una bofetada, un sinsentido.

    En ese mismo escenario (y en algún caso muy partícular) un candidato a alcalde que funge como negociador en México, y con él, una negociación que luce lejana -independientemente de las “buenas intenciones” de los firmantes del Memorando de Entendimiento que le dio estructura.

    El país, con independencia de simpatías políticas e ideológicas, está atónito. No entiende nada de lo que pasa. Se activó un proceso de reconversión monetaria que frustra y no resuelve para nada la situación económica, antes bien retoma el fenómeno de la hiperinflación, el redondeo contra el usuario y una especulación desmedida, siempre con la dolarización marcada. La crisis asistencial -con el agravante de la pandemia- se intensifica, la educación dando trancazos. Es la inercia, la supervivencia, cualquier propuesta -incluyendo al Plan país- se diluyó en las consignas y el voluntarismo.

    Hay unos referentes en campaña convencional, ofreciendo y prometiendo, sin emocionar, sin propuesta y sobre todo -como ya se ha dicho- sin unidad de propósito, o más crudamente dicho, sin unidad de ningún tipo.

    Más de seis millones de venezolanos estamos fuera, y buena parte de los los 28 millones que están dentro, se sienten extranjeros en un país sin instituciones, en el que una juez dictamina que el asesinato de David Vallenilla no fue tal, una banda de secuestradores está formada por efectivos de la división contra la delincuencia organizada de la policía y la más reciente encuesta de ENCOVI señala que 76% de la población vive en pobreza extrema.

    Es una pena que en el marco de un proceso de justicia internacional activado en la Corte Penal Internacional, con reos de juicio por corrupción, testigos de excepción aportando información clave, quienes fungen como referentes políticos prefieran lanzarse puntas, demandarse por una pajita en el hombro, sacar a pasear el ego y vociferar sus creencias de burbuja.

    Está de moda -los influencers dixit- que hay que comenzar de cero. Pues es muy triste, pero si, es lo que nos va a tocar, luego de este relajo.

    +++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

    ¿Qué propones? // María Corina Machado*

    Vivimos una transformación del liderazgo

    INCISOS // Relajo 1

    ¿Existe una fórmula para salir de la crisis de liderazgo que vive Venezuela?

    En mi opinión, más que una crisis de liderazgo, lo que se está produciendo es una transformación del liderazgo en el país, y en ese sentido las señales -para mi- son buenas.

    Cuando se habla de liderazgo no es solo de líderes políticos. Estamos hablando también de referentes y dirigentes en el ámbito social, cultural, empresarial, juvenil, gremial, sindical y religioso.

    En Venezuela, en estos 23 años de tiranía, hemos visto múltiples testimonios en ambos extremos. Por una parte, los ejemplos del líder recio, valiente, íntegro, y ahí están nuestros jóvenes que han arriesgado su vida, -y muchos la han perdido enfrentando la represión del régimen en las calles-, los sacerdotes que se enfrentan. Ese sacerdote que se enfrenta al general para hacer llegar la ayuda humanitaria a los más necesitados, el periodista que -a pesar de la censura- denuncia la verdad. Pero también hemos visto el otro extremo, el dirigente que se acomoda, que se quiebra, que recibe financiamiento del sistema criminal o sus testaferros, y lamentablemente estos últimos son los que han sido mayormente proyectados, tanto por el régimen como por sus sistemas de propaganda y evidentemente, le sirven, son instrumentales al régimen y al sistema profundamente corrupto y corruptor, y eso hace que mucha gente sienta una enorme ausencia de referentes éticos, de a quién creer de todos estos sectores.  El resultado de todo esto ha sido la emergencia, el surgimiento, de cientos y cientos de líderes en nuestra sociedad. Lo vemos a nivel comunitario, a nivel gremial; en las maestras, en los médicos, en los sacerdotes, en los campesinos que se organizan, en la comunidad que se ayuda, colabora y se coordina para satisfacer necesidades básicas o para protegerse.

    Esto es profundamente alentador. Ver como en condiciones tan adversas, de tanto riesgo, de tanta represión, surgen voces con tanta fuerza, y tanta fuerza moral. Por lo tanto el país -en mi criterio- cuenta con esa reserva moral que cada día se reconoce más unos a otros, y aunque esa estructura del status quo quiera invisibilizarla, quiera negarla o desarticularla, ahí está, y no podrán evitar que surja y que progresivamente asuma el liderazgo y la conducción política del país. De allí nace mi profundo optimismo en el futuro de Venezuela.

    ¿El venezolano, más allá de los discursos y la narrativa de los referentes políticos, ha evolucionado políticamente?

    Muchísimo. Muchísimo y para bien. Ha sido un proceso a punta de golpes, de privaciones, de humillaciones, pero la sociedad venezolana se ha hecho mucho más consciente, más recia, más crítica y más exigente. Hay que reconocer que antes de Chávez vivimos décadas de estatismo, populismo, clientelismo y socialismo.

    Era una relación transaccional entre el Estado todopoderoso, dueño de los activos que generan riqueza en el país y los ciudadanos, que mantenía a la sociedad a su servicio, en esa relación transaccional muy, muy cruel, en la que el estado repartía a cambio de la obediencia. El colapso que se ha producido en todos los planos en Venezuela, con el desarrollo de este sistema criminal y depredador del chavismo-madurismo, que lo vemos en las instituciones, en los órganos del poder público, en la economía y por su puesto en las condiciones de vida de nuestro país, ha sacudido en lo más profundo, -en lo más profundo-, a la sociedad en nuestras creencias, en nuestra visión de la relación con el Estado y la relación entre ciudadanos, y yo siento que esto ha hecho que apelemos a los valores que yo he encontrado que están muy arraigados en nuestra gente, como el valor al trabajo, la solidaridad, la cooperación, la aspiración a surgir autónomamente, el respeto al mérito, y todos estos obviamente son valores liberales.

    ¿Qué veo hoy?¿qué siento hoy en el país? Que por fin hay un rechazo generalizado y enorme al socialismo, a ese estado que interviene y controla tu vida, que reparte a cambio de tu obediencia. Los venezolanos estamos mucho más claros y conscientes de que la libertad implica responsabilidad y que la educación y el trabajo, -el trabajo productivo-, son los instrumentos para el crecimiento individual y para el crecimiento de toda la sociedad.

    Por eso nunca como hoy, -en mi criterio- Venezuela ha estado tan ávida y tan lista para hacer esa ruptura histórica con estas prácticas -como digo- clientelares, centralistas, patrimonialistas, militaristas, y abrazar lo que fueron esos principios de nuestros padres fundadores que hace doscientos años soñaron con una república liberal.

    ¿Cuál sería el ABC para iniciar una transformación en la sociedad, desde el punto de vista político?

    Tenemos que entender que Venezuela hoy está secuestrada por un sistema criminal, complejo y adaptativo. Esto no es una dictadura convencional. Tratarla y entenderla como tal, por parte de algunas personas -dentro y fuera del país- es lo que ha hecho que estos criminales se mantengan en un proceso de depredación de Venezuela.

    Esto es otra cosa mucho más peligrosa y dañina. Esto es un sistema que tiene un entramado de intereses ideológicos, geopolíticos y criminales que tienen como propósito socavar los pilares de las democracias occidentales. Y es un sistema, insisto, de devastación y destrucción que no es contenible dentro de las fronteras venezolanas. Por eso los países de nuestra región están todos al acecho, están bajo el riesgo a su seguridad nacional y así deben concebirlo. Desde luego, para lograr esto, para poder postrar a la sociedad venezolana, el régimen se propuso desde el día uno, cómo desgarrarla, destruir sus referentes históricos y culturales, destruir las instituciones democráticas, destruir las redes de interacción y cooperación a nivel comunitario y destruir la propia familia. Por eso es importante destacar cómo desde el primer día embistieron contra el sistema educativo, desde la educación preescolar hasta la educación universitaria.

    Como no lograron cooptar a los maestros, a los profesores, para ideologizar a niños y jóvenes, entonces aplicaron un proceso de asfixia al sistema educativo, al punto de que hoy en Venezuela ocho de cada diez niños y jóvenes no estudian, y esto no es solo culpa del Covid 19, porque este proceso ya existía desde antes. Hoy cuando vemos cómo han reaccionado otros países para poder mantener algún grado de educación en situación de pandemia, en Venezuela está absolutamente paralizada la educación. Esto es dramático, porque hay que entender la bomba de tiempo que significa una generación completa que está creciendo sin nutrición, sin vacunas, sin familia y sin educación.

    Entonces, para mi, en este contexto, indiscutiblemente la educación para la libertad y para el trabajo es nuestro gran y principal desafío. Pero para desarrollarla, evidentemente, primero tenemos que liberar a Venezuela, desmontar este sistema de mafias que la devora física, intelectual y emocionalmente. Una vez hayamos logrado ese desmontaje de la tiranía, entonces ahí tenemos la enorme responsabilidad y la gran oportunidad de construir una nación con pilares republicanos, éticos y liberales muy, muy sólidos.

    Ahora, paradójicamente, la destrucción de todos estos grupos de interés, que durante tantas décadas controlaron el poder en Venezuela, hace que las resistencias a este cambio, a esta transformación, sean muy bajas; los costos de fricción sean muy bajos, y eso es una oportunidad única en la historia, de modo que yo creo que -en términos de los pasos a seguir- el primer paso es desmontar un sistema criminal, segundo es recuperar la soberanía nacional y entonces proceder a construir los pilares de esta nación, en donde el Estado tiene que estar al servicio del ciudadano, es decir un Estado que se dedique a asegurarse que los ciudadanos puedan tener acceso a los bienes públicos, solo eso, y obviamente un Estado que construye los incentivos para la generación de conocimiento y riqueza en la sociedad.

    Luego toca el libre desarrollo del ciudadano. Un ciudadano con conciencia de sus derechos y responsabilidades como tal: como ciudadano, y que evidentemente tenga acceso a educación, salud, justicia de primer mundo, de primera.

    En tercer lugar es imperativo que haya mercados abiertos, competitivos. Venezuela tiene que ser el foco de atracción, y puede serlo, de inversiones enormes en sectores muy diversos y parte de esa palanca es por el potencial energético extraordinario que tiene Venezuela, y no me refiero solamente a hidrocarburos. En toda la gama de energías renovables y no renovables, donde es necesario y podemos ser muy atractivos para sectores novedosos de alta tecnología y alto consumo energético.

    Finalmente yo diría, como cuarto componente, una institucionalidad democrática sólida, donde efectivamente, opera la autonomía de los poderes públicos, donde -insisto- el mérito, la transparencia y el ejercicio del servicio público con ética, con decencia, sea la guía a seguir.

    Siento que estos elementos nos abren una oportunidad única para que Venezuela, como ha ocurrido con las ex repúblicas soviéticas, pase de la postración, del dolor, la violencia, la oscuridad del socialismo y el comunismo y se abra y abrace con energía y con emoción las enormes oportunidades que da una sociedad libre, abierta y democrática.

    *María Corina Machado es la Coordinadora nacional de Vente Venezuela

    +++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

    Lo dijo // Jesús Peñalver

    “La peste odia el estudio, repudia la universidad, rechaza el olor a lápiz y cuaderno, le huye al pupitre y al pizarrón, es alérgica a la tiza y al borrador, maltrata a profesores y a estudiantes”.

    @jpenalver

    +++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

    Agenda Global

    1. La @clar_vr, @repam_amazonia y @CEAMA_juntos invitan a participar del WEBINAR: 2 años del Sínodo Amazónico: avances y perspectivas por una Iglesia sinodal, que se realizará el próximo miércoles 27 de octubre a las 8:30hrs (Colombia).
      Cámara de cine Conexión a través: https://facebook.com/repam.amazonia
    • El próximo 1 de noviembre se dará inicio a dos cursos virtuales, Ética periodística en tiempos de pandemia y Democracia en la era de la desinformación, ambos programas formativos estarán apoyados en aulas virtuales y tendrán una duración de 4 semanas cada uno. Los participantes podrán optar a un certificado por curso, una vez culminado y completado con éxito el curso elegido. https://www.medianalisis.org/nueva-oferta-academica-para-el-mes-de-noviembre/
    • @preparafamilia invita a disfrutar este domingo 24 de octubre de una Tertulia Musical, un concierto grabado durante la pandemia de la COVID-19 y que reunió a 46 músicos venezolanos alrededor del mundo:
    • Con motivo de la semana mundial de la Alfabetización Mediática e Informacional, en el @ININCOUCV se realizará el Seminario Internacional «Eduentretenimiento y Postpandemia: cuando todos los medios cuentan». Del 25 al 29 de octubre. https://forms.gle/QrsfLc7Y7gMEViFv7

    @incisos

    alfredo@incisos.com

    www.incisos.com

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS