domingo, mayo 22, 2022
More
    InicioOpiniónPolítica, poder y explotación sexual

    Política, poder y explotación sexual

    -

    Leyendo una reciente nota de prensa sobre la preocupación de la comunidad de Estados Unidos sobre el estado mental de adolf putin me permite algunas reflexiones que a lo mejor irritarán a algunos, pero pueden ser pertinentes en cuanto a comprensión de la Política.

    Creo que buena parte de los políticos se sienten misioneros al servicio del bien común, la paz o valores solidarios de una sociedad y el buen uso en el manejo del poder impone tener la necesidad de ciertos límites morales que no pueden ser transgredidos y muchos tienen que ver con la vida sexual de los políticos, de allí la importancia de explorar la relación entre el manejo del poder y el sexo.

    Por ello todos los escándalos en el pasado por la obsesiva investigación periodística de los norteamericanos sobre ese tema, como aquél glamoroso candidato presidencial demócrata que no recuerdo su nombre y que hace como 30 años fue encontrado por la prensa con su amante en un motel de Florida y tuvo que renunciar a la candidatura, pese a que encabezaba con holgura las encuestas.

    Esto de ser ginecólogo por tantos años y conocer intimidades, no solo de mujeres sino de los políticos en ese campo me permite tener cierta experiencia profesional para hablar.

    Por supuesto no voy a hablar de nadie, incluso al retirarme del ejercicio médico mis archivos fueron incinerados para proteger la intimidad ulterior de mis pacientes y así duermo en paz.

    Para muchos psicoanalistas el poder es una sublimación del sexo y creo que es verdad, y esa relación entre sexo y poder es muy íntima desde varios ángulos.

    Un político puede ser una persona de valores sólidos, pero todos son tentados por los entornos que le hacen creer que es más inteligente, poderoso, sexy y atractivo de lo que es en verdad.

    Por otro lado, muchos hombres incursionan en la política como una forma de sublimación del poder sexual. Los hombres con poder se sienten más atractivos de lo que son, con más inteligencia de la que poseen y con más derechos que los que tienen, y eso es universal y de allí la saludable alternabilidad republicana.

    Eso se ve de distintas maneras, desde una respuesta que me dio en alguna ocasión Juan Nuño a quien le estaba hablando de las virtudes de alguien y él me respondió que la relación entre sexo y moral solo se conoce cuando el hombre es poderoso, o cuando era muchacho vi en el oriente venezolano que a cada sacerdote, allí la comunidad le asignaba una sobrina como mecanismo para proteger a las esposas de la población.

    Vean ustedes como los políticos que pierden el poder dejan rápidamente de ser glamorosos. La única excepción en esto fue el affaire entre el presidente Kennedy y Marilyn Monroe. Acaso un hombre serio puede dejar pasar esa oportunidad?

    Por eso toda afirmación en la vida tiene sus límites.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
    A %d blogueros les gusta esto: