martes, noviembre 29, 2022
More
    InicioNoticiasPujols tiene una despedida al estilo de Gwynn y Ripken

    Pujols tiene una despedida al estilo de Gwynn y Ripken

    -

    Poco después de recibir el llamado del comisionado Rob Manfred para representar a la Liga Nacional como “selección de legado” en el All-Star Game a llevarse a cabo el martes, el dominicano Albert Pujols se trasladó 21 años atrás, dándose cuenta de que su carrera ha completado un ciclo.

    En el Juego de Estrellas del 2001 en Seattle, el futuro miembro del Salón de la Fama recuerda haber quedado sorprendido con todo lo que lo rodeaba. Además de conocer a Moisés Alou – uno de los héroes de su infancia – el entonces novato de los Cardenales miraba incrédulo a leyendas como Cal Ripken Jr. y Tony Gwinn, quienes, rumbo al retiro, recibían la ovación y respecto tanto del público como de sus compañeros.

    Lea también: Juan Soto se lleva el Derby de Jonrones

    El dominicano de 21 años, que para entonces defendía la antesala y los jardines, fue lanzado al ruedo como intermedista en aquella ocasión. Pero el principal recuerdo que tiene de lo que terminó siendo la primera de sus 11 convocatorias al All-Star, fue el cariño que recibieron Gwynn y Ripken.

    Pujols recuerda su primer clásico

    “Mi primero fue el último para Tony Gwynn y Cal Ripken Jr. Eso hizo que fuera bien especial”, recuerda Pujols “Ver cómo eran admirados por la manera en la que jugaban béisbol siempre me llamó la atención”.

    Ahora, a sus 42 años y en medio de la última campaña de su carrera de 22 temporadas, se ve en una posición similar a la que tuvieron Gwynn y Riken hace más de dos décadas. Pujols dijo que su convocatoria al Juego de Estrellas – su primera desde el 2015 – representará otro momento especial en lo que ha sido un año en el que ha recibido múltiples homenajes y reconocimientos por parte de equipos rivales y de jugadores que siempre lo han admirado.

    “Desde el momento en el que recibí mi primera oportunidad siendo seleccionado en el Draft amateur hasta mi llegada a las Mayores, jamás pensé que que sería capaz de lograr tanto”, expresó Pujols. “Viajar por todo el año y ser homenajeado de esta manera… es realmente especial”.

    De la misma manera en la que Pujols no quería que su último año fuera enfocado en un tour de despedida, prefiriendo dedicarse a lo que aún puede hacer en el plato, ahora el dominicano llega al Dodger Stadium más enfocado que nunca. Estará compitiendo en el T-Mobile Home Run Derby el martes por quinta vez en su carrera.

    Luego de tres premios de Jugador Más Valioso de la Liga Nacional y dos anillos de Serie Mundial, escribiendo su nombre en los libros de récords del deporte, codeándose con las mejores leyendas del béisbol, Pujols escribirá un nuevo capítulo con su última participación en el Juego de Estrellas. Como Gwynn y Ripken hace 21 años, Pujols será el centro de atención entre aficionados y compañeros, que busquen expresar sus respetos por la manera en la que ha jugado por más de dos décadas.

    “Si tuviera que hacerlo todo de nuevo, lo haría sin arrepentimientos”, confesó Pujols. “Incluso después del All-Star Game, aún no he terminado. Tengo tres meses y medio de temporada por delante. Espero terminar mi carrera en alto y ganar otro campeonato. Esa es mi meta principal”.

    Pujols tiene una despedida al estilo de Gwynn y Ripken 3
    Jesús Enrique Leal
    Periodista egresado de la Universidad Cecilio Acosta. Analista de deportes.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img