sábado, enero 29, 2022
More
    InicioNoticiasEstudio demuestra cómo el ejercicio afecta las células del cuerpo

    Estudio demuestra cómo el ejercicio afecta las células del cuerpo

    -

    Nuevo estudio explica cómo el ejercicio afecta prácticamente a todas las células del cuerpo, no solo corazón y músculos, sino también al resto de los órganos

    Muchos personas comienzan cada año nuevo con el propósito de perder peso y las membresías de los gimnasios generalmente aumentan en enero. Pero para marzo, las resoluciones a menudo son olvidadas. Los kilos no desaparecieron como se esperaba y los zapatos de gimnasia se tiraron al fondo del armario.

    Si bien el ejercicio puede ayudar a las personas a perder peso, dicen los expertos en acondicionamiento físico, las personas pueden sobrestimar la cantidad de calorías que queman cuando hacen ejercicio, o simplemente pueden no hacer lo suficiente para mover la báscula. Ese entrenamiento cardiovascular de 30 minutos que te dejó sin aliento puede haberse sentido como un maratón, pero quizás se quemaron solo de 200 a 300 calorías.

    «Eso se puede deshacer por completo consumiendo una dona en 60 segundos», dijo Glenn Gaesser, profesor de fisiología del ejercicio en la Facultad de Soluciones de Salud de la Universidad Estatal de Arizona en Phoenix. «Así que con comer podemos deshacer en cuestión de minutos lo que nos llevó quemar tantas calorías en el transcurso de muchos, muchos minutos, a veces horas».

    El ejercicio regular ofrece muchos beneficios más allá de la quema de calorías, por lo que hay muchas razones para seguir moviéndose en el nuevo año. “La investigación muestra que el ejercicio afecta prácticamente a todas las células del cuerpo, no solo a nuestro corazón, no solo a nuestros músculos, sino que también afecta a todos los demás órganos”, dijo Gaesser. «El ejercicio es algo vital para la buena salud».

    Entre los beneficios enumerados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades se encuentran un pensamiento más agudo, menos depresión y ansiedad, mejor sueño, ayuda con el control del peso, huesos y músculos más fuertes y menores riesgos de enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, diabetes y cáncer de mama, el colon y otros órganos.

    Para obtener “beneficios sustanciales para la salud”, las pautas de salud federales aconsejan a los adultos que realicen al menos 150 a 300 minutos a la semana de actividad física de intensidad moderada o 75 a 150 minutos a la semana de actividad física vigorosa, o una combinación equivalente.

    Haz ejercicio para vivir más

    Gaesser dijo que la investigación muestra que las personas que tienen sobrepeso pero hacen ejercicio con regularidad, aún obtienen muchos beneficios para la salud. «Hemos descubierto que el ejercicio básicamente mejora los resultados de salud en gran medida independientemente de la pérdida de peso», dijo.

    El experto coescribió un artículo publicado en iScience en octubre, sobre múltiples estudios y comparó la pérdida de peso con el ejercicio para promover la longevidad y mejorar la salud general de las personas.

    Si bien la mayoría de los datos se basaron en estudios observacionales y no pueden usarse para establecer causa y efecto, dijo Gaesser, la investigación sugiere que la pérdida de peso intencional se asocia con una reducción en el riesgo de mortalidad del 10 al 15%. En comparación, los estudios sugieren que aumentar la actividad física o mejorar la forma física se asocia con una reducción en el riesgo de mortalidad en el rango del 15 al 60%.

    “El principal mensaje para llevar a casa es que el simple hecho de estar físicamente activo y tratar de mejorar su estado físico parece brindar mejores perspectivas de longevidad que simplemente tratar de perder peso”, dijo.

    Otro estudio publicado el año pasado también encontró que el ejercicio promueve la longevidad, incluso caminar significativamente menos de los 10,000 pasos recomendados a menudo. Las personas de mediana edad que caminaban al menos 7.000 pasos al día en promedio tenían entre un 50% y un 70% menos de probabilidades de morir de cáncer, enfermedades cardíacas u otras causas durante la próxima década que aquellas que caminaban menos, según los resultados de JAMA Open Network.

    «La actividad física trabaja en múltiples mecanismos dentro del cuerpo, y así es como podría ayudar a prevenir enfermedades crónicas y, por lo tanto, también prevenir muertes prematuras», dijo la autora del estudio, Amanda Paluch, profesora asistente de kinesiología en la Universidad de Massachusetts Amherst.

    El Dr. Robert Sallis ha considerado durante mucho tiempo el ejercicio como una parte fundamental de un estilo de vida saludable. Como presidente del Colegio Americano de Medicina Deportiva de 2007 a 2008, inspiró la campaña «El ejercicio es medicina», que anima a los médicos a hablar con los pacientes sobre su actividad física, incluso a «prescribirla».

    También te puede interesar: Este sencillo ejercicio de «liberación somática» te ayudará a desestresarte en 60 segundos

    Las personas sedentarias que comienzan a activarse físicamente, empiezan a sentirse mejor de inmediato, dijo Sallis, profesor clínico de medicina familiar en la Facultad de Medicina de la Universidad de California, Riverside y director de la beca de medicina deportiva en Kaiser Permanente en Fontana.

    “Lo primero es la salud mental. Eso es casi lo primero que la gente nota: me siento mejor, tengo más energía, duermo mejor”, dijo. “No podría decirte una enfermedad que no mejore, desde la diabetes hasta las enfermedades cardíacas, la presión arterial, el colesterol, el cáncer, y así sucesivamente».

    Side view of crop anonymous plus size woman in activewear lifting dumbbells during weight lose training in modern sports center

    Sallis alienta a los pacientes que no hacen ejercicio a que comiencen con poco y traten de cumplir con las pautas federales.

    «La curva es muy pronunciada en términos de beneficios», dijo. «Hacer solo un poquito da tremendos beneficios. Así que trato de concentrarme en esas piezas más pequeñas en lugar de sentir que tienes que unirte a un gimnasio. Solo sal y camina».

    También anima a los pacientes a seguir adelante incluso si no están perdiendo peso. Con demasiada frecuencia, hay «este enfoque singular en pensar que, si no bajo de peso, el ejercicio no me ayudó, y muchos de ellos lo usan como una razón para dejar de hacerlo», dijo. “Pero el peso tiene muy poco que ver con los beneficios. Si puede lograr que los pacientes con sobrepeso se mantengan activos, obtendrán los mismos beneficios para la salud».

    Y estar delgado no significa que no necesite hacer ejercicio.

    «De hecho, si tiene un peso normal y no hace actividad física, se está poniendo en riesgo de sufrir muchas afecciones», dijo Sallis.

    Estudio demuestra cómo el ejercicio afecta las células del cuerpo 3
    Maria Carolina Alonso
    Periodista venezolana basada en Miami. Apasionada por contar historias, conectar personas y compartir experiencias valiosas.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img