viernes, septiembre 30, 2022
More
    InicioEconomíaUna persona murió en Inglaterra por la fiebre de Lassa

    Una persona murió en Inglaterra por la fiebre de Lassa

    -

    Una persona murió como consecuencia de la fiebre de Lassa en un centro asistencia de Inglaterra, informó la Agencia de Seguridad del Reino Unido (UKHSA).

    Se trata de una enfermedad muy rara en el país, de riesgo bajo y de difícil propagación entre humanos. Las autoridades iniciaron el proceso de contactar a las personas que tuvieron cerca de quienes ahora tienen la infección.

    «Se les debe proporcionar la evaluación, el apoyo y el asesoramiento adecuados. El riesgo para el público en general sigue siendo muy bajo», dijo el organismo.

    La fiebre de Lassa es muy similar al Ébola y ya hay varios contagiados

    En ciertos países de África Occidental, la fiebre de Lassa es endémica y se transmite por la exposición de alimentos o artículos del hogar contaminados con la orina u otros fluidos corporales de enfermos.

    Antes de estos casos, hubo ocho casos de fiebre de Lassa importados al Reino Unido desde 1980. Los últimos dos casos ocurrieron en 2009. No hubo evidencia de transmisión posterior de ninguno de estos casos.

    La mayoría de las personas con fiebre de Lassa se recuperarán por completo, sin embargo, algunas personas pueden sufrir una enfermedad grave.

    Susan Hopkins, asesora médica en jefe de UKHSA, dijo que «los casos de fiebre de Lassa son raros en el Reino Unido y no se propaga fácilmente entre las personas. El riesgo general para el público es muy bajo».

    • La fiebre de Lassa es una enfermedad vírica hemorrágica aguda de 1 a 4 semanas de duración que ocurre en África Occidental.

    ¿Qué dice la OMS sobre la fiebre de Lassa?

    Aunque la enfermedad se describió por primera vez en los años cincuenta, el virus que la causa no se identificó hasta 1969. Se trata de un virus con RNA monocatenario perteneciente a la familia Arenaviridae.

    Aproximadamente el 80% de las personas infectadas por el virus de Lassa son asintomáticas. Una de cada cinco infecciones produce enfermedad grave, con afectación de varios órganos, como el hígado, el bazo y los riñones.

    La fiebre de Lassa es una enfermedad zoonótica, lo cual significa que el ser humano se infecta por contacto con animales infectados. Los animales reservorios del virus de Lassa son roedores del género Mastomys. Estas ratas infectadas por el virus de Lassa no enferman, pero eliminan el virus en la orina y las heces.

    Como el curso clínico de la enfermedad es muy variable, la detección de los pacientes afectados ha sido difícil. Sin embargo, cuando se confirma la presencia de la enfermedad en una comunidad, el aislamiento rápido de los casos, las buenas prácticas de protección y control de infecciones y el rastreo riguroso de los contactos pueden detener los brotes.

    La fiebre de Lassa es endémica en Benin (donde se diagnosticó por vez primera en noviembre de 2014), Guinea, Ghana (diagnosticada por primera vez en octubre de 2011), Liberia, Malí (diagnosticada por primera vez en febrero de 2009), Sierra Leona y Nigeria, pero probablemente también exista en otros países de África Occidental.

    LEA TAMBIÉN: Se definieron los equipos del Team LeBron y el Team Durant para el NBA All-Star Game 2022

    Síntomas

    El periodo de incubación de la fiebre de Lassa es de 2 a 21 días. Cuando es sintomática, la enfermedad suele tener un inicio gradual, con fiebre, debilidad general y malestar. A los pocos días pueden aparecer cefaleas, dolores de garganta, musculares, torácico y abdominal, náuseas, vómitos, diarrea y tos. En los casos graves pueden aparecer tumefacción facial, derrames pulmonares, hemorragias bucales, nasales, vaginales o gastrointestinales e hipotensión.

    Puede haber proteinuria. En fases más tardías pueden producirse convulsiones, choque, temblor, desorientación y coma. El 25% de los pacientes que sobreviven a la enfermedad presentan sordera, y en la mitad de ellos la audición se recupera parcialmente al cabo de 1 a 3 meses. Durante la recuperación pueden aparecer de forma transitoria trastornos de la marcha y caída del cabello.

    En los casos letales la muerte suele sobrevenir a los 14 días del inicio de la enfermedad. Esta es especialmente grave al final del embarazo, con muerte materna y/o fetal en más del 80% de los casos en el tercer trimestre.

    Una persona murió en Inglaterra por la fiebre de Lassa 4
    Juan Diego Vilchez Valbuena
    Licenciado en Comunicación Social (LUZ) y magíster en Gerencia Empresarial (UFT). Docente y experto en medios digitales. Máster en Marketing Digital y Analítica Web

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img