martes, mayo 17, 2022
More
    InicioNoticiasLa 'depresión sonriente' es una de las enfermedades mentales más peligrosas que...

    La ‘depresión sonriente’ es una de las enfermedades mentales más peligrosas que afecta a millones de personas

    -

    «Una sonrisa puede esconder mil lágrimas», o al menos eso dice el refrán, que a decir verdad, no está lejos de la realidad. La «depresión sonriente» no es un término técnico, pero se usa cada vez más para describir una de las enfermedades mentales más comunes en la sociedad de hoy

    «Depresión sonriente» es un término que se usa cada vez más: es la idea de que puedes parecer feliz a los demás mientras sufres depresión internamente. Algunos cuestionan si se trata de una condición de salud mental real, pero Olivia Remes, candidata a doctorado en la Universidad de Cambridge, dijo que si bien la depresión sonriente no es un término técnico utilizado por los médicos, «ciertamente es posible estar deprimido y lograr enmascarar con éxito los síntomas».

    Remes advierte que la condición pone a las personas en un riesgo aún mayor de suicidio: el mayor asesino de personas menores de 35 años en el Reino Unido.

    Tras conocerse esta alarmante estadística, The Sun lanzó la campaña You’re Not Alone (‘No estás solo’), para crear conciencia sobre la salud mental y el suicidio, y para recordar a cualquiera que esté pasando por momentos difíciles que hay ayuda disponible.

    ¿Cómo identificar la ‘depresión sonriente’?

    Remes dice que, si bien una de cada diez personas sufre depresión, 40% de esas personas podría estar sufriendo de «depresión sonriente». El término técnico más cercano para esta condición es “depresión atípica”.

    De hecho, una proporción importante de personas que experimentan un estado de ánimo bajo y una pérdida de placer en las actividades logran ocultar su condición de esta manera.

    Y estas personas pueden ser particularmente vulnerables al suicidio, porque la fuerza que tienen para continuar con su vida diaria puede hacerlas especialmente vulnerables a llevar a cabo planes suicidas.

    Esto contrasta con otras formas de depresión, en las que las personas pueden tener ideas suicidas pero no la energía suficiente para actuar de acuerdo con sus intenciones.

    Puede ser muy difícil detectar a las personas que sufren de «depresión sonriente». En algunos casos hasta puede parecer que no tienen motivos para estar tristes: tienen un trabajo, un departamento y tal vez incluso hijos o una pareja y sonríen cuando los saludas. En resumen, se ponen una máscara al mundo exterior mientras llevan vidas aparentemente normales y activas. Por dentro, sin embargo, se sienten desesperanzados y deprimidos, a veces incluso pensando en acabar con todo.

    Free Three Women Holding Sunflowers Stock Photo

    Cómo detectar las señales en un ser querido

    Otros síntomas de esta condición incluyen:

    -Comer en exceso
    -Sentir una sensación de pesadez en los brazos y las piernas
    -Sentirse herido fácilmente por la crítica o el rechazo
    -Deprimirse por la noche
    -Sentir la necesidad de dormir más de lo habitual

    Sin embargo, con otras formas de depresión, su estado de ánimo puede empeorar por la mañana y puede sentir la necesidad de dormir menos de lo que normalmente está acostumbrado.

    La depresión sonriente parece ser más común en personas con ciertos temperamentos.

    En particular, se vincula con una mayor propensión a anticipar el fracaso, dificultad para superar situaciones vergonzosas o humillantes y tendencia a rumiar o pensar excesivamente en situaciones negativas que han tenido lugar.

    ¿Qué tan común es?

    Es difícil determinar exactamente qué causa la depresión sonriente, pero el bajo estado de ánimo puede deberse a una serie de cosas, como problemas laborales, ruptura de relaciones y sentir que su vida no tiene propósito ni significado.

    Es muy común. Aproximadamente una de cada diez personas está deprimida, y entre el 15 y el 40% de estas personas sufren de la forma atípica que se asemeja a la depresión sonriente. Tal depresión a menudo comienza a temprana edad y puede prolongarse durar mucho tiempo.

    Si sufres o sospechas de que alguien sufre de depresión sonriente, es especialmente importante obtener ayuda.

    Lamentablemente, sin embargo, las personas que padecen esta afección generalmente no lo hacen, porque es posible que no piensen que tienen un problema en primer lugar; este es particularmente el caso si parecen continuar con sus tareas y rutinas diarias como antes. También pueden sentirse culpables y racionalizar que no tienen nada por lo que estar tristes. Entonces no le cuentan a nadie sus problemas y terminan sintiéndose avergonzados de sus sentimientos.

    Entonces, ¿cómo se puede romper este ciclo mortal?

    Un punto de partida es saber que esta condición realmente existe y que es grave.

    Solo cuando dejamos de racionalizar nuestros problemas porque pensamos que no son lo suficientemente serios, podemos comenzar a marcar una diferencia real.

    Para algunos, esta idea puede ser suficiente para cambiar las cosas, porque los pone en el camino para buscar ayuda y liberarse de las cadenas de la depresión que los han estado frenando.

    También se ha demostrado que la meditación y la actividad física tienen enormes beneficios para la salud mental.

    De hecho, un estudio realizado por la Universidad de Rutgers en EE UU mostró que las personas que habían hecho meditación y actividad física dos veces por semana experimentaron una caída de casi el 40% en sus niveles de depresión, solo ocho semanas después del estudio.

    La terapia cognitiva conductual, aprender a cambiar sus patrones de pensamiento y comportamiento, es otra opción para las personas afectadas por esta afección.

    El neurólogo austriaco Viktor Frankl escribió que la piedra angular de una buena salud mental es tener un propósito en la vida.

    Frankl afirma que no debemos aspirar a estar en un “estado sin tensión”, libre de responsabilidades y desafíos, sino que debemos luchar por algo en la vida. Podemos encontrar un propósito quitando la atención de nosotros mismos y colocándola en otra cosa.

    LEA TAMBIÉN | Test para medir tu nivel de felicidad

    Así que encuentre una meta que valga la pena y trate de progresar regularmente en ella, incluso si es por una pequeña cantidad cada día, porque esto realmente puede tener un impacto positivo. También podemos encontrar un propósito al cuidar a otra persona.

    Cuando nos quitamos el foco de atención y comenzamos a pensar en las necesidades y deseos de otra persona, comenzamos a sentir que nuestras vidas importan.

    Esto se puede lograr como voluntario, o cuidando a un miembro de la familia o incluso a un animal.

    Sentir que nuestras vidas importan es, en última instancia, lo que nos da propósito y significado, y esto puede marcar una diferencia significativa para nuestra salud mental y nuestro bienestar.

    La 'depresión sonriente' es una de las enfermedades mentales más peligrosas que afecta a millones de personas 3
    Maria Carolina Alonso
    Periodista venezolana basada en Miami. Apasionada por contar historias, conectar personas y compartir experiencias valiosas.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
    A %d blogueros les gusta esto: