jueves, diciembre 2, 2021
More
    InicioNoticiasLos 10 principios de la alimentación intuitiva

    Los 10 principios de la alimentación intuitiva

    -

    El concepto de la alimentación intuitiva refuerza la idea de empoderamiento personal cuando se trata de nuestra propia salud. Tan importante como es acudir a médicos, nutricionistas y especialistas de todo tipo para optimizar nuestra salud, aprender a confiar y conectar con nuestros propios sentimientos sobre qué y cuándo comemos y otros asuntos de salud y bienestar también es crucial.

    Evelyn Tribole, MS, RD es la autora de Intuitive Eating, Intuitive Eating Workbook y el nuevo Intuitive Eating for Every Day: 365 Daily Practices & Inspirations to Rediscover the Pleasures of Eating. En Intuitive Eating for Every Day, Tribole establece un camino para vivir según estos diez principios:

    Rechazar la mentalidad de ‘hacer dieta’| Desecha los planes de dieta y los artículos que le ofrecen la falsa esperanza de perder peso rápida, fácil y permanentemente. Si permites que quede una pequeña esperanza de que una nueva y mejor dieta o plan de alimentación pueda estar acechando a la vuelta de la esquina, evitará que tengas la libertad de redescubrir la alimentación intuitiva.

    Honra tu hambre | Mantén tu cuerpo alimentado biológicamente con la energía y los carbohidratos adecuados. De lo contrario, puede desencadenar un impulso primario de comer en exceso. Una vez que llega al momento del hambre excesiva, todas las intenciones de comer consciente y moderado son fugaces e irrelevantes. Aprender a honrar esta primera señal biológica prepara el escenario para reconstruir la confianza en uno mismo y en los alimentos.

    Haz las paces con la comida | ¡Detén la pelea por la comida! Date permiso incondicional para comer. Si te dices a tí mismo que no puedes o no debes ingerir un alimento en particular, puede provocar sentimientos intensos de privación que se convierten en antojos incontrolables y, a menudo, atracones. Cuando finalmente «cedas» a esos alimentos prohibidos, comer se experimentará con tal intensidad que por lo general resulta en comer en exceso y en una culpa abrumadora.

    Desafío a la policía alimentaria | Grita un fuerte «no» a los pensamientos en tu cabeza que declaran que eres «bueno» por comer un mínimo de calorías o «malo» porque te comiste un trozo de pastel de chocolate. La policía alimentaria supervisa las reglas irracionales que ha creado la cultura dietética. La estación de policía se encuentra en lo profundo de tu psique, y su altavoz grita frases desesperadas y acusaciones que provocan culpa. Ahuyentar a la policía alimentaria es un paso fundamental para tener éxito con la alimentación intuitiva.

    Descubre el factor de satisfacción | Los japoneses tienen la sabiduría de mantener el placer como uno de sus objetivos de una vida saludable. En nuestra compulsión por cumplir con la cultura de la dieta, a menudo pasamos por alto uno de los regalos más básicos de la existencia: el placer y la satisfacción que se pueden encontrar en la experiencia de comer. Cuando comes lo que realmente quieres, en un ambiente que invita, el placer que obtienes será una fuerza poderosa que te ayudará a sentirte satisfecho y contento.

    Siente tu plenitud | Para honrar tu plenitud, debes confiar en que consumirás los alimentos que deseas. Escuche las señales corporales que te indican que ya no tienes hambre. Observa las señales que muestran que estás cómodamente lleno. Haz una pausa en medio de la comida y pregúntate cómo sabe la comida y cuál es tu nivel actual de hambre.

    Enfrenta tus emociones con bondad | Reconoce que la restricción de alimentos, tanto física como mentalmente, puede desencadenar la pérdida de control, lo que puede sentirse como una alimentación emocional. Encuentra formas amables de consolar, nutrir, distraer y resolver tus problemas. La ansiedad, la soledad, el aburrimiento y la ira son emociones que todos experimentamos a lo largo de la vida. Cada uno tiene su propio detonante y cada uno tiene su propio apaciguamiento. La comida no solucionará ninguno de estos sentimientos. Puede brindarte consuelo a corto plazo, distraerte del dolor o incluso adormecerlo. Pero la comida no resolverá el problema. En todo caso, comer por hambre emocional solo puede hacer que se sienta peor a largo plazo. En última instancia, tendrá que lidiar con la fuente de la emoción.

    Respeta tu cuerpo | Acepta tu modelo genético. Así como una persona con un tamaño de zapato de ocho no esperaría de manera realista meterse en un tamaño de seis, es igualmente inútil (e incómodo) tener una expectativa similar sobre el tamaño del cuerpo. Pero sobre todo, respeta tu cuerpo para que puedas sentirte mejor acerca de quién eres. Es difícil rechazar la mentalidad de la dieta si no eres realista y eres demasiado crítico con el tamaño o la forma de tu cuerpo. Todos los cuerpos merecen dignidad.

    Moverse: Hace la diferencia | Olvídate del ejercicio militante. Simplemente manténte activo y sentirás la diferencia. Cambia tu enfoque a cómo se siente al mover su cuerpo, en lugar del efecto de quema de calorías del ejercicio.

    Honra tu salud con una nutrición suave | Elige alimentos que respeten tu salud y que tu paladar los disfrute. Recuerda que no es necesario comer perfectamente para estar sano. Lo que importa es lo que comes de forma constante a lo largo del tiempo. El progreso es lo que cuenta, no la perfección.

    Los 10 principios de la alimentación intuitiva 3
    Maria Carolina Alonso
    Periodista venezolana basada en Miami. Apasionada por contar historias, conectar personas y compartir experiencias valiosas.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS