jueves, mayo 19, 2022
More
    InicioNoticiasInternacionalEl insólito caso de Sherri Papini, la estadounidense que fingió su secuestro...

    El insólito caso de Sherri Papini, la estadounidense que fingió su secuestro y fue descubierta por el FBI

    Cinco años después del caso que conmocionó a Estados Unidos, la madre de dos niños reveló que fingió su secuestro y enfrenta serios cargos por fraude y por mentirle al FBI

    -

    Corría el 2 de noviembre de 2016 cuando Sherri Papini, una ama de casa estadounidense, salió a hacer ejercicio en las cercanías de su residencia, en California, y desapareció sin dejar rastro.

    Veintidós días después, Panini, de entonces 34 años, reapareció atada y golpeada. ¿La razón? Había sido secuestrada por dos mujeres hispanas, o al menos eso dijo entonces.

    Cinco años después del caso que conmocionó a Estados Unidos, la madre de dos niños confesó que fingió su secuestro y que en realidad se escapó con un exnovio.

    “Estoy profundamente avergonzado de mí mismo por mi comportamiento y siento mucho el dolor que he causado a mi familia, a mis amigos, a todas las buenas personas que sufrieron innecesariamente por mi historia y a los que trabajaron tan duro para tratar de ayudarme”, dijo Papini en un comunicado

    LEA TAMBIÉN | Policía de Nueva York detuvo al sospechoso del tiroteo en el metro: esto se sabe hasta ahora

    “Trabajaré el resto de mi vida para enmendar lo que he hecho”, agregó la mujer, que ahora enfrenta serios cargos por mentirle al FBI y por fraude.

    Y es que durante su desaparición, miles de personas donaron dinero para su rescate y luego recibió además una compensación del estado de California por ser una víctima de secuestro.

    Papini podría ser sentenciada a una pena máxima de 20 años y pagar hasta 250 000 por fraude y por compensación al Estado por los recursos que se invirtieron durante su búsqueda.

    Reapareció encadenada y golpeada

    Para hacer su historia de secuestro creíble, Papini reapareció en una zona lejos de Redding, su comunidad, golpeada, con quemaduras y lesiones corporales, el cabello corto y una cadena alrededor de la cintura.

    En su relato, la mujer dijo que fue encañonada por dos mujeres hispanas aquél día que salió a correr cerca de su casa.

    La secuestraron y la encerraron en una habitación oscura, sin ventanas, donde la mantuvieron atada los 22 días de cautiverio y la torturaron.

    Papini dio además descripciones de las supuestas raptoras, las cuales las autoridades buscaban aún años después de aquél incidente.

    El detallado relato de Sherri empezó a desmoronarse cuando el FBI analizó una muestra de ADN encontrada en la ropa interior con la que fue encontrada el día que reapareció.

    La pista que desmoronó el caso

    La muestra genética no pertenecía a ella ni a su esposo. Tampoco a sus supuestas secuestradoras. Y es que el ADN encontrado era de un hombre.

    No fue hasta 2019 que agentes del FBI y de la policía local a cargo del caso de Papini dieron con la identidad de la persona a la que pertenecía la muestra genética: un exnovio de Sherri.

    El hombre fue interrogado por la policía y confesó que Papini había estado los 22 días en su casa y que durante ese tiempo ella misma se infringió varias de las lesiones, bajó de peso y le pidió ayuda para lastimarse en algunas partes del cuerpo.

    Según el exnovio de Sherri, ella le había dicho que era abusada por su esposo y que por eso había escapado. Pero después de 22 días, pidió que la ayudara a volver a su casa porque extrañaba a sus hijos.

    Papini fue arrestada en marzo y acordó declararse culpable. Está en libertad mientras espera el juicio luego de pagar 120 000 dólares de fianza.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
    A %d blogueros les gusta esto: