domingo, noviembre 28, 2021
More
    InicioOpiniónLa lucha continúa

    La lucha continúa

    -

    Pasado mañana domingo estamos convocados para elegir las autoridades regionales en Venezuela y es mi deber democrático cumplir con ese derecho. Pocas veces en mi vida he elegido con gusto pues siempre lo he hecho contra los comunistas, los independientes y contra los adecos que todos ellos representan al populismo.

    No considero al chavismo a su nivel pues los considero peor, una plaga y la hez de la política y de nuestra Historia, y lo que sea malo para ellos es bueno para Venezuela.

    Pensaba votar por la Unidad Democrática pero dado que su candidato se retiró para no dividir el voto opositor lo haré por el único que queda y por el que señala el liderazgo de la MUD a la cual le tengo muchas críticas, más de lo que muchos creerían, pero antes de una batalla los soldados de verdad no se dedican a criticar al uniforme, sino a preparar los aperos para el combate, lo demás es correr como cobarde.

    Voto exclusivamente por disciplina política que es un rasgo indispensable de la vida democrática pues la vida social tiene mil rasgos desagradables pero para que haya un futuro de bien común debemos siempre optar por lo menos, por la menos mala de las opciones.

    Creo que es la historia electoral de la gente de nuestra generación. Voto consciente de que tenemos un consejo electoral dominado por tramposos y fulleros que harán trampa si el régimen de maduro se lo ordena, pero es lo que recomienda la comunidad internacional que si recomienda abstenerse a última hora, lo haré encantado pues para mí ellos son los únicos jueces creíbles que quedan.

    Y nadie puede decir que hay trampa si no hay maniobra tramposa demostrable. Por otro lado la abstención no tiene una consecuencia ulterior ni una estrategia visible sino mostrar la ira personal contra la situación política.

    O sea que no puede apelar al famoso decir venezolano: del ahogado, el sombrero. No va a ninguna parte. En países desarrollados la abstención es inmensa pero nadie anda cuestionando a las autoridades electorales y ante la sospecha de fraude la gente acude masivamente a votar en contra de la situación política y contra el régimen imperante.

    Es más, la mejor estrategia para favorecer al régimen es la abstención como lo demuestra la historia de las elecciones bajo el comunismo que legitima gobiernos con el diez por ciento de los votantes. Así es que exhorto a mis amigos y mis lectores acudir a votar, así sea con un pañuelo en la nariz. La lucha continúa.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS