martes, noviembre 30, 2021
More
    InicioEntretenimientoCine para llevar | Netflix: Animales Nocturnos

    Cine para llevar | Netflix: Animales Nocturnos

    -

    La estética de Tom Ford no sólo está presente en sus prendas de vestir, accesorios y moda, también es parte de su propuesta cinematográfica,  que comenzó años atrás con la película delicada A single man protagonizada por Colin Firth y Julianne Moore

    Por Luisa Ugueto

    La puesta en escena, los decorados, la ropa, los colores, las luces y las sombras de sus películas guardan una semejanza que le da un carácter particular a las historias que cuenta. Tal como lo hace Pedro Almodóvar, Ford, expone en sus filmes una estética propia mediante la que plantea temas universales nada vacuos ni superficiales, a pesar de aquel cliché existente sobre la gente proveniente del mundo de la moda. 

    ¿Quién soy? ¿Qué sentido tiene lo que hago? ¿Me he defraudado a mí mismo? Son preguntas que todos –en mayor o menor medida- nos hacemos en algún momento sin que tengan quizás respuesta. A veces cuando hablamos con nosotros mismos decidimos no escuchar.

    La sociedad se ampara en un concepto de la felicidad y el bienestar que privilegia cierto estilo de vida, olvidando que ninguna existencia es semejante a otra y es absurdo desear que todos seamos iguales o tengamos las mismas metas o aspiraciones. 

    Cuando las necesidades básicas han sido cubiertas, cuando se tiene “todo” para alcanzar la tan ansiada felicidad, comienzan las interrogantes, al menos en aquellos casos en que ser feliz no es tan sencillo y no depende de cuántos ceros tengas en el banco. 

    Todo esto se plantea en Animales nocturnos.

    Susan Morrow (Amy Adams) recibe una  novela escrita por su primer esposo Edward Sheffield (Jake Gyllenhaal) y comienza a recordar lo que ha sido su vida. A partir de allí el espectador inicia un viaje que incluye el presente, el pasado y la historia que lee la protagonista, todo perfectamente relatado en un ambiente de suspenso que no nos deja pestañear.

    Animales nocturnos es también una cinta sobre la venganza y cómo la posibilidad de amar a los otros es siempre una cuestión de fe. Y no todos pueden creer, algunos son débiles y no resisten las presiones del mundo que les rodea. 

    El clima de tensión que genera la cinta desde la primera escena contrasta con la limpieza de los decorados y el perfecto arreglo de cada uno de los personajes. El relato está construido de un modo fragmentado e implementa muchas metáforas que te ayudarán a comprender mejor lo que se quiere decir. 

    La película te golpea en la cara desde la primera escena y sigue haciéndolo hasta la última, a veces lo que más impresión nos causa es aquello que no necesariamente se dice con palabras, eso que se sugiere y representa a través de imágenes.

    ¿Hay lugar para una segunda oportunidad? Es el cuestionamiento que nos plantea el inesperado final de este valioso largometraje.

    Cine para llevar | Netflix: Animales Nocturnos 3
    Cine para llevar | Netflix: Animales Nocturnos 4
    Luisa Ugueto
    Crítico de Cine. Columnista de música y cultura. Escribo.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS