jueves, agosto 5, 2021
More
    InicioEntretenimientoCine para llevar | Pepe Le Pew y la censura de lo...

    Cine para llevar | Pepe Le Pew y la censura de lo políticamente correcto

    -

    El columnista de The New York Times, Charles Blow inició una polémica al pedir la cancelación de Pepe Le Pew, el dibujo animado creado en 1945 y con el que muchos crecimos. Al comic que ha sido televisado por más de cincuenta años, se le acusa de «normalizar el acoso de género»

    Por Luisa Ugueto 

    Parece un chiste, pero es una realidad que los censores amantes de lo políticamente correcto se  han dado a la tarea de ver en toda obra de ficción, incluidos dibujos animados, una posible amenaza a la moral, las buenas costumbres y la integridad de la mujer y otros grupos sociales.

    La petición de Blow generó un sinfín de opiniones en redes sociales. Particularmente me resulta irónico que en un mundo donde lo que más se vende es el sexo (basta echar una mirada a la llamada música urbana que goza de gran éxito no solamente en América Latina también en Estados Unidos y Europa) los amantes de lo políticamente correcto quieran prohibir obras de ficción que no son más que eso: ficción inofensiva. 

    La premisa fundamental de la caricatura del zorrillo Pepe Le Pew narra el encuentro de éste con una gata a la que le declara su amor de forma bastante empalagosa y sí, contra su voluntad. Sin embargo, es más que obvio que el comic refleja con humor ese vínculo. Tampoco es el único que muestra una temática similar, con la diferencia de que en otros la «agresión» no la comete el personaje masculino. 

    Sucede en otras ficciones dirigidas a un público infantil, pensemos en El Chavo (1973) donde la Bruja del 71 (Angelines Fernández) «acosa» romanticamente a Don Ramón (Ramón Valdés). Recordemos como Helga G. Pataki también  «acosa» a Arnold en el dibujo animado de Nickelodeon ¡Oye Arnold! (1996). ¿Van a prohibir estas ficciones dónde personajes femeninos hacen exactamente lo mismo que se le señala al famoso zorrillo francés de Looney Tunes?

    Considero que ya se les está pasando la mano a quienes promulgan la igualdad, respeto y otros valores, al difundir no precisamente eso, más bien enarbolan la bandera de la idiotez, la censura y la  escasez de reflexión. Quieren proteger tanto a la sociedad que al parecer pretenden crear ciudadanos con cero capacidad de discernimiento. ¿De verdad no hay una mejor forma de evitar el acoso de género que prohibiendo dibujos animados? 

    Los colectivos feministas ya han cargado contra películas clásicas, advirtiendo que son machistas y representan a la sociedad patriarcal. Otras cintas han sido acusadas de racistas, incluso Lo que el viento se llevó ha sido objeto de esa polémica. 

    Las películas no se filman para educar a nadie, una ficción que solamente retrate un mundo idealizado no representa para nada a la realidad. Si nos dejamos llevar por estas ideas de censura deberíamos prohibir todo porque casi toda obra existente podría ofender a un grupo humano: negros, blancos, chinos, y además representar alguna injusticia o abuso: homofobia, acoso, violación, violencia.

    ¿Hasta dónde serán capaces de llegar los justicieros de lo políticamente correcto? Vivimos días extraños.

    Luisa Ugueto Liendo

    @luisauguetol

    Cine para llevar | Pepe Le Pew y la censura de lo políticamente correcto 3
    Luisa Ugueto
    Crítico de Cine. Columnista de música y cultura. Escribo.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS