martes, agosto 3, 2021
More
    InicioOpiniónEduardo Casanova | Cuádruple empate

    Eduardo Casanova | Cuádruple empate

    -

    Tuve muy buenos profesores de historia en el Colegio Santiago de León de Caracas, uno de los mejores del país, fundado por Rafael Vegas, un verdadero ejemplo de sabiduría y prudencia. Y desde mi adolescencia, es decir desde hace casi siete décadas, me he dedicado a leer, a estudiar, a averiguar a fondo todo lo relativo a la historia de nuestro país. No solamente he leído y releído tratados de historia, sino biografías, narraciones de hechos, crónicas, noticias de prensa, anécdotas y hasta cuentos que reflejan la realidad de un tiempo en la vida de los escritores.

    Recientemente también me ha dado por ver documentales, especialmente históricos, en los que hay imágenes, noticias y no pocas opiniones acerca de cosas que en muchos casos han sucedido después de mi nacimiento, y algunas de las que también he sido, en cierta forma, testigo presencial. Con todo el material acumulado decidí escribir mi propia historia de Venezuela, desde la época precolombina hasta el fin del siglo XX y del sistema democrático (1988-1999), en tres tomos, uno llamado “El Paraíso partido”, otro “El Paraíso en llamas” y otro “El Paraíso desperdiciado”, todo a partir de la idea de que Colón, al toparse con lo que hoy es Venezuela, en 1598, en su tercer viaje, creó haberse encontrado con el Paraíso bíblico.

    A manera de epílogo del tercer tomo, que cubre la existencia de Venezuela como república independiente, es decir, de 1830 a 1999, me pregunto que quién habrá sido el mejor gobernante del país, y he aquí, resumida la respuesta: el mejor gobernante de nuestra historia no se encuentra en el siglo XIX, que fue un siglo de caudillos y barbarie. El único candidato de esas siete décadas podría ser José Antonio Páez, un hombre de mucho mérito y no pocas ejecutorias, pero sus últimas actuaciones políticas, que en la práctica llevaron al país a una guerra civil, lo descartan por completo. Guzmán Blanco, el segundo candidato, le dio al país un cierto progreso material, pero su vanidad, su falta de probidad y otros elementos presentes en su tiempo también lo descalifican por completo.

    En cuanto al siglo XX, su primer presidente fue un pésimo gobernante, que no puede ser considerado en ningún caso, pero el segundo, el general Juan Vicente Gómez, es otra cosa: en primer lugar no fue el zafio ignorante y analfabeto que algunos han pretendido pintar. Fue un hacendado muy de su tiempo, que leía y escribía muy bien, que no tenía mayor interés en las artes ni en lo que comúnmente conocemos como cultura humanística, pero que conocía muy bien a los seres humanos y tenían grandes habilidades para manipularlos. Su gobierno tuvo muchos aciertos en lo material, integró totalmente al país y manejó con mucha discreción y habilidad la naciente industria petrolera. Y además, su escogencia de Eleazar López Contreras como su sucesor es suficiente para considéralo uno de nuestros mejores gobernantes, dentro de lo que cabe. Pero la represión y la falta de libertades también lo descalifican.

    También del siglo XX es una de las peores y más crueles dictaduras que ha sufrido el país, pero a la vez el régimen de un período de gran progreso material: la dictadura perezjimenista, que queda descalificada por su represión, su violación permanente de los derechos humanos y su corrupción. En cambio es muy poco lo que descalifica a Eleazar López Contreras, trigésimo segundo Presidente del país, que gobernó desde el 17 de diciembre de 1935 hasta el 5 de mayo de 1941. Morigeró el autoritarismo de Gómez y supo conducir con notable prudencia la transición a la democracia. Promulgó la Constitución de 1936. Afrontó el primer paro petrolero de Venezuela y entre sus logros están la creación de la Guardia Nacional, el Banco Central de Venezuela y otras grandes instituciones como la División de Higiene Rural. En 1939 dio asilo a los judíos que huían de la persecución nazi, en los buques “Caribia” y “Königstein” (“los barcos de la esperanza”), ascendientes de un alto porcentaje de judíos venezolanos. Fue General en Jefe de Venezuela y murió en a los ochenta y nueve años.

    Su sucesor fue otro de los mejores presidentes del país: Isaías Medina Angarita. Fue el hijo menor del matrimonio del general Rosendo Medina y Alejandrina Angarita García. No llegó a conocer a su padre, que murió en los días de su nacimiento. Estudió primaria y bachillerato en San Cristóbal. Trasladado a Caracas y lego de desempeñar varios cargos fue Ministro de Guerra y Marina entre 1936 y 1941 en el gobierno de López Contreras, lo que era prácticamente ser heredero de la presidencia. En efecto,  fue Presidente de la República desde 1941 hasta 1945, cuando fue depuesto por un golpe de estado. Sus méritos, entre los que está el haber gobernado sin presos políticos ni exiliados y haber respetado como ninguno las libertades individuales y colectivas, además de ofrecer una importante obra de gobierno, serían más que suficientes para declararlo el mejor, pero no se atrevió a dejar atrás el tachirismo (no aceptó que su sucesor fuera Rafael Vegas, caraqueño, lo que sin duda lo habría colocado muy por encima de los demás), ni aceptó que se impusieran sistemas electorales aceptables y apropiados, lo que le resta enormemente méritos para ocupar el primer lugar.

    Todos los presidentes democráticos fueron buenos presidentes, pero Caldera afeó su gestión con su soberbia, su segundo término y su actitud que favoreció el chavismo. CAP merecería el primer lugar, pero hay hechos concretos que se lo impiden: fue depuesto, y un presidente que no logró terminar su período no puede competir con los que sí lo consiguieron, y su primer quinquenio lindó con el populismo, lo que también le resta puntos. Y Luis Herrera Campíns perdió la posibilidad de ser el primero por el famoso Viernes Negro, de modo que solo quedan dos: Rómulo Betancourt y Raúl Leoni, que fueron los presidentes de los quinquenio 1959-1964 y 1964-1968. Ambos tuvieron muy buenos ministros y adelantaron buenas obras de gobierno. Ambos actuaron con propiedad en materia de nacionalismo petrolero y, en general, ambos hicieron méritos importantes para optar por eso de ser el mejor Presidente de la historia de Venezuela.

    Sobre todo, ambos fueron firmes defensores del sistema democrático, amenazado por la extrema izquierda con el apoyo desleal de los gobiernos de Cuba y de la Unión Soviética. Pero ambos tienen en sus expedientes los mismos elementos que les quitan puntos para optar a la primera posición: la represión exagerada a manos de militares y policías, así como la acción nada ejemplar de algunos ministros, gobernadores y jefes políticos que no fueron honestos y lograron mantenerse en sus gobiernos a pesar de que había muy fundadas sospechas acerca de sus actuaciones públicas y privadas. En definitiva, creo que lo sensato es declarar un cuádruple empate en el primer lugar, a pesar de las diferencias evidentes entre unos y otros, en especial entre los dos de la protodemocracia y los dos de la democracia. Cada uno de ellos fue un gobernante útil y conveniente, pero no se distinguió tanto de los demás como para ser declarado abiertamente el mejor. En cambio, en cuanto al peor, no puede haber dudas: nadie, ni remotamente, ha sido tan mal gobernante, tan corrupto, tan inepto y tan vendepatrias como Hugo Chávez o Nicolás Maduro, que han hundido a Venezuela en el más profundo de los abismos.

    En todo caso, todo lo anterior no refleja otra cosa que mis opiniones personales, y todo el mundo tiene el más legítimo derecho a contrariarlas en cuanto al empate. Por fortuna, no soy ni me creo infalible. Pero no puedo evitar preguntarme: ¿Habrá que decir como “Los amigos invisibles”: Eso es lo que hay”?

    Eduardo Casanova | Cuádruple empate 3
    Eduardo Casanova
    Eduardo Casanova Sucre Caracas, 1939. Novelista, ensayista, autor teatral. Ex Director del CELARG, ex Presidente de la Fundación CELARG. Ex Director General de Relaciones Culturales del MRE.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS