lunes, mayo 16, 2022
More
    InicioOpinión"El viejo nuevo orden mundial" Por Joaquín Ortega

    «El viejo nuevo orden mundial» Por Joaquín Ortega

    -

    Joaquín Ortega.

    Como en las películas de súper espías los héroes siempre deben tener un enemigo actualizado, acaudalado, bien acicalado y con un plan tan milimétricamente concebido que nos agote nada más pensarlo.  El Nuevo Orden Mundial o NWO por sus siglas en inglés sirve para tanto en estos días, que se ha ofrecido hasta de marca paraguas para todos los extremismos.

    Kant y H.G Wells

    Kant en su texto hacia la paz perpetua, de finales del siglo XVIII y H.G Wells en una versión de esas ideas (ya en los años 40 del siglo XX) bosquejaron las bases de la Liga de las naciones y de los posteriores aportes de la ONU a la organización del sistema político internacional. Era como una cartilla de autodeterminación de los pueblos, con unión solidaria entre países y algo de derechos humanos en proceso de definición. Hasta el mismo Churchill o Woodrow Wilson hicieron mención de éstas ideas vinculándolas a un proyecto occidental de equilibrio de poder y libre comercio. Si en algo se separaron de las ideas de Wells fue en la inspiración socialista utópica; pero en términos de una nueva ciudadanía cosmopolita (de fachada kantiana) junto al visto bueno del uso de la técnica y la burocracia; allí, sin duda, compartían objetivos comunes. Todo cambia durante la segunda guerra mundial, porque la propaganda se activa a niveles insospechados y con una serie de consecuencias increíbles.

    The John Birch Society y el aviador enmascarado

    El militar canadiense William Guy Carr aprendió todo lo que pudo de temas de inteligencia, propaganda y métodos de desinformación a través de la prensa y de cuanto libelo escrito pudiera repartirse. Tanto fue así que muchos lo conocían como “el aviador enmascarado” y no fue ni una ni otra cosa. Sirvió en la marina y estuvo a bordo de submarinos aliados. Luego de la guerra con la misma vehemencia que atacaba a los enemigos del mundo libre (Japón, Alemania y Rusia) cambió de enemigo y se dedicó a crear toda una nueva trama de historias que culminarían en la creación de una mitología demonológica de poder. Sus textos servirían de molde para la formación de una pesadilla en la tierra conocida como los Illuminati y un espacio secreto conocido como “la sinagoga de Satanás” . De allí a recortar y pegar docenas de calumnias y locuras sobre banqueros, vampiros, judíos, sectas e intoxicación por flúor solo bastaba un pequeño empujón.

    La famosa sociedad John Birch la fundó Robert Welch Jr. Hacia finales de los años 50. Éste empresario de dulces y golosinas utilizó una buena parte de su fortuna personal para embarcarse en una cruzada anti comunista, para muchos con matices de locura temporal. Si bien es cierto que un ala conservadora del activismo político norteamericano se separa de sus excesos discursivos, muchos de los panfletos que repiten insensibilidades y lugares comunes racistas le deben a esos primeros disparos a mansalva. Hoy recordar esas fuentes es clave para la próxima vuelta de tuerca del Nuevo Orden Mundial. Bush padre y ahora Biden se convierten en promotores de toda una motorización que no por ser extraña deje de ser real. La idea de un orden multipolar se trabaja desde los años 20 en universidades y Think Tanks. Es por ello que George Bush Sr. Y Joe Biden no se escapan de ésta leyenda urbana estructurada desde alocuciones públicas. Como vemos se unen visos de verdad, más medias mentiras y una que otra dosis de humor negro… generando una tormenta perfecta para medios escandalosos, ciudadanos crédulos en tabernas y extremistas y descontentos de plaza pública. ¿Y qué es lo que vine? Esto es lo que viene

    El transhumanismo llega de la mano de Ray Kurzweil y se interpreta su obra como una agenda explicita de búsqueda de la vida eterna para los multimillonarios y poderosos por medio de la inteligencia artificial, la nanotecnología, la transferencia de consciencia y para usted de contar.  Ante éste embate ¿qué se puede hacer? Por lo pronto abrir los ojos y separar los espejismos de la investigación sosegada. Como vemos el NOM es un club para pocos… y claro está, como las propagandas de perfume caro quieren que todos sepan que existe, pero que muy pocos pueden llevarlo a flor de piel.

    @ortegabrothers

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
    A %d blogueros les gusta esto: