viernes, agosto 19, 2022
More
    InicioOpiniónLa Obra del Cacique Guaicaipuro y la "mierdificación" de Caracas

    La Obra del Cacique Guaicaipuro y la «mierdificación» de Caracas

    -

    La elevación de Guaicaipuro obedece a una estrategia de normalización del estado palero, con miras a consolidar el culto de las tres potencias en Caracas. De pronto es una consecuencia de la «mierdificación» urbana que aqueja a la ciudad capital, desde la gestión fallida del gobierno.

    Así como hay arte basura, lo hay de mierda por su condición de precariedad y ñoñería conceptual inducida por oscuros intereses populistas. Es evidente la ausencia de curaduría y la búsqueda por irritar, polarizando y dividiendo para reinar sobre el desconcierto, sobre la desazón, sobre la pérdida de norte estético, sobre la normalización de monumentos cringe, de pura verguenza ajena.

    Al lado están ya María Lionza y El Cacique, esperando por la estatua de Negro Felipe en la autopista.

    Curiosamente, la instalación de la escultura en Caracas, ha coincidido con el declive fundante de la mitología del árbol de las tres raíces, así como de su ideólogo, Hugo Chávez, en la tierra de Barinas.

    Los Santos Protectores de aquella región, según la teología y el nuevo culto chavista, eran Zamora y Hugo Rafael, quienes juntos y por separado se encargaron de librar una guerra civil contra los centrales, desde el llano.

    Hoy ha ocurrido una situación anómala y diferente en la Ciudad Marquesa, en cuanto las espadas de Bolívar no pudieron proteger al Delfín de los Chávez en Barinas, evitando su desastrosa caída.

    En Venezuela las campañas políticas, a falta de discurso, se han impregnado de un aroma a pipa, tabaco y look de José Gregorio Hernández(recuérdense de José Vicente Rangel), para subir cerro y ganar adeptos en el inconsciente colectivo.

    Por algo, con el Mazo Dando, exhibe una puesta en escena que emula la de un santuario de la montaña de Sorte.

    Así por igual el set de “La Hojilla” y las series de televisión que patrocina el estado, como la del Bicentenario a la gloria de Negro Felipe.

    Me cuenta un insider que no es solo un asunto de “pobres”, sino que los nuevos ricos abrazan el misticismo en boga, pagado consultas de cien y quinientos dólares, para verse con las brujas de moda en el este de Caracas, haciendo cola delante de sus casas y mansiones.

    Inauguran bodegones y tiendas de lujo, con curiosos rituales de santería cubana, que afirman el pacto secreto de la Misión Barrio Adentro, con médicos que diseminaron el culto afrocaribeño de Orisha y el chamanismo yoruba, para controlarnos mejor.

    La verdad nosotros no creemos en brujos o santeros, pero en el país y fuera de sus fronteras no se puede desestimar su poder mágico, en el establecimiento de una nuevo estado palero.

    Capaz Venezuela lo que necesita es un exorcismo.

    La Obra del Cacique Guaicaipuro y la "mierdificación" de Caracas 5
    Sergio Monsalve
    Director Editorial Observador Latino. Presidente del Círculo de Críticos de CCS. Columnista en El Nacional y Perro Blanco. Documentalista, docente, productor y guionista.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img