martes, mayo 17, 2022
More
    InicioOpinión"Los botones desde la cabina" por Joaquín Ortega

    «Los botones desde la cabina» por Joaquín Ortega

    -

    Joaquín Ortega.

    The Cabin In The Woods es una película del año 2011. Dirigida por Drew Goddard y escrita por él y Joss Wheddon. En ella se dibuja una realidad de múltiples capas por medio de recursos humorísticos, una historia central de aventuras adolescentes, cruzada por los arquetipos de las Slasher Films y mucho de lógica de los juegos de video.

    Éste film ha servido en múltiples ocasiones para alimentar un grupo de teorías de conspiración que cobran fuerza de vez en cuando… todas ellas emparentadas con lugares ocultos donde retienen, experimentan o entrenan a seres vivos de distintas razas y procedencias. Monstruos marinos, gigantes en criogenia, extraterrestres derribados por error…cuentan con un reclusorio seguro en unas instalaciones compuestas por distintas historias.

    Sean producto de rumores (o porque realmente se filtraron planos de construcciones militares secretas) por ejemplo, la famosa base de Dulce o la de Los Álamos se han vuelto parte de la mitología de la ciencia ficción mundial. En la primera, supuestamente hubo enfrentamientos entre terrícolas y extraterrestres luego de malos entendidos por pésimas traducciones; en la segunda, se probaron artefactos de guerra previos y posteriores a las bombas de Hiroshima y Nagasaki.

    En distintos momentos de la película se intercalan una serie de temas que explicarían el poder casi hipnótico de ciertos gobiernos sobre poblaciones determinadas. En esos espacios encontramos criaturas fantásticas que se utilizan para exterminar a personas poco dadas a la colaboración, la experimentación mental en humanos para el espionaje y el control de la opinión… la creación de seres híbridos (humano/alienígenas o humano/animales)… el rapto de seres humanos para crear mano de obra esclava galáctica (para colonias fuera o dentro de la tierra) la apertura interdimensional para sondear universos paralelos. En pocas palabras, se extienden los límites de la genética, la magia negra y el estudio del cuerpo humano para usos militares más allá de la imaginación de los ciudadanos.

    Las teorías de los fans se imponen. Que si la película se inspiró en SCP: Containment Breach, que si es una copia directa de la trilogía Illuminatus!…que si bebe de todas las leyendas urbanas que han alimentado a Hollywood desde los años 60 del Siglo XX y pare usted de contar. Otros extienden sus filamentos hasta This Is The End O The World (EUA. Seth Rogen) de The SImpsons y hasta Comics como The Walking Dead o The Kingsman. Como era de esperarse un universo transmedia en toda regla

    Las historias se acumulan frente a más testigos y así las cosas, las pruebas nucleares prosiguen en el mundo, cada vez más se registran avistamientos en lugares ya no tan inhóspitos, cada año aparecen más estudios (sin ninguna conclusión definitiva claro está) sobre las relaciones entre espiritismo, mundos invisibles medibles físicamente, inteligencia artificial, viajes en el tiempo y experimentos en humanos contra la voluntad de los participantes. Sin duda, todos los gobiernos saben y ocultan, pero cada vez más profesionales de la comunicación y personas comunes se preguntan e investigan de manera independiente. ¿Encontrarán la verdad? No lo sabemos. Pero de algo sí hay certeza: el tiempo de las versiones oficiales ya llegó a su fin.

    @ortegabrothers

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
    A %d blogueros les gusta esto: