miércoles, febrero 1, 2023
More
    InicioColombiaLos Reyes del Mundo: uno de los mejores filmes colombianos del milenio

    Los Reyes del Mundo: uno de los mejores filmes colombianos del milenio

    -

    “Los Reyes del Mundo” se ha estrenado en Netflix, después de ganar la Concha de Oro de San Sebastián, un festival donde también triunfó la venezolana “Pelo Malo”.
    Encuentro que ambos filmes comparten una visión del mundo, consagrada por el certamen, así como el lugar enunciativo de ser rodadas por mujeres de América Latina, una de Colombia y la otra de Venezuela.
    De tal modo, la criolla Mariana Rondón precedió la conquista de su colega Laura Mora, en virtud de los valores de producción del largometraje, recientemente lanzado por la plataforma de streaming.
    Grosso modo, “Los Reyes del Mundo” cuenta la historia de unos chicos de la calle de Medellín, liderados por un joven alfa que recibe la noticia de ser el heredero de unas tierras en la región rural de Antioquía.
    El chico, junto con amigos, decide ir en busca de su tesoro y reclamar lo que es suyo, lo que le corresponde por familia, pues su abuela le dejó su propiedad con documentos notariados y sellados.
    Pero el plan original tendrá innumerables obstáculos y un desenlace dramático que mejor deben descubrir ustedes en el visionado del contenido.
    “Los Reyes del Mundo” sorprende por su forma de revisitar y refrescar el cine de “gamines”, el cine neorrealista del maestro Víctor Gaviria, cuyas obras hemos podido seguir, no con cierta dificultad, gracias a la proximidad que existe entre nuestros países.
    Al respecto, recuerdo que en un viaje a Bogotá, pude ver “La vendedora de Rosas”, siendo el primer trabajo que disfruté del realizador.
    Desde entonces, he intentado mantener la conexión con su filmografía, e incluso con la de su hija, que nos maravilló con su documental en primera persona, “Como el cielo después de llover”, especie de making off de la cinta de su padre, “La esposa del animal”.
    De pronto, Don Víctor no lo sabe, pero en Venezuela se le rinde culto a su cine, y de hecho, yo guardo un número especial de los cuadernos de la Cinemateca Nacional, dedicado al análisis de “Rodrigo D No Futuro”.
    Salvando las distancias, “Los Reyes del Mundo” propone un regreso lírico y muy personal al cine de Gaviria, a sus niños, a su estética de la violencia, a su afecto por los excluidos y borrados de la narrativa de éxito de la marca cafetera.
    Hay que tener mucha valentía y empatía, para trabajar así con actores no profesionales, dignificarlos y proyectarlos desde el amor y el respeto, sin caer en la pornomiseria, de la que los propios colombianos tienen una teoría crítica, a cargo del querido Luis Ospina, a propósito del falso documental “Agarrando Pueblo”.
    Como es tiempo de subjetividad y storytelling, les comento que conocí en Caracas a Luis Ospina, lo entrevisté con Malena Ferrer, y nos brindó una cátedra de cariño por el cine pequeño y mínimo, en oposición a las narrativas tramposas de la explotación de la pobreza.
    Por ende, refuto cualquier sesgo o prejuicio que quiera implantar una lectura crítica de “Los Reyes del Mundo”, a partir de su presunto abuso del dolor de los demás, sobre todo, de los más vulnerables.
    Nos consta, por el ejemplo de la producción y por el resultado de la película, que “Los Reyes del Mundo” transpira una mística y una elevación creativa, que considero que Luis Ospina celebraría, que la vería con los ojos de comprensión y aprecio que fue ganando con los años.
    De manera que Laura Mora nos emociona con su segunda película, amén de su notable puesta en escena, del rigor de su guion, y de su hipnótica dirección de cámara.
    Viéndola experimenté una sensación inmersiva y feliz, una potencia expresiva, que evoca la primera vez que descubrí en el cine tanto “Amores Perros” como “La Ciénaga”.
    Laura Mora registra la fuerza documental que tuvo Iñárritu en su ópera prima.
    Del mismo modo, el misterio atmosférico que le conocimos a Martel, se refrenda en las grandes secuencias de “Los Reyes del Mundo”, como el instante del desgarro maternal del bar, o los encuentros oníricos con el caballo, sin olvidar el incómodo desencuentro con la burocracia y el poder.
    Laura Mora consigue conmovernos, con poco presupuesto, demostrando que el cine de la región tiene mucho que aportar.
    Ojalá podamos continuar conectados con el cine de ella, y que los Festivales y circuitos locales se animen a invitarla.
    Nos enseñaría de expresión audiovisual, que es la enorme deuda que no ha asumido nuestro cine, excesivamente explicativo y parlante.
    Chicos, vean “Los Reyes del Mundo” y repliquen su impresionante dimensión estética.
    Una de las joyas del milenio.

    Los Reyes del Mundo: uno de los mejores filmes colombianos del milenio 4
    Sergio Monsalve
    Director Editorial Observador Latino. Comunicador social. Presidente del Círculo de Críticos de CCS. Columnista en El Nacional y Perro Blanco. Documentalista, docente, productor y guionista.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img