martes, mayo 17, 2022
More
    InicioOpiniónNo abandonemos a Ucrania y tampoco a Venezuela

    No abandonemos a Ucrania y tampoco a Venezuela

    -

    Todas las guerras son dantescas e innecesarias, pero la de Putin contra Ucrania es particularmente salvaje, terrorífica y criminal.

    No en balde, Putin y su ofensiva se han quedado solas ante la comunidad internacional, siendo apenas justificadas y defendidas por los satélites y gobiernos títeres de la desmembrada ex Unión Soviética.

    Con un consenso mayoritario de países en contra, que se levantan de las sesiones de Naciones Unidas cuando hablan los representantes del genocida estado Ruso, Putin enfrenta un abrumador juicio negativo, que condena su escalada arbitraria y fascista por buscar anexionarse Kiev, a punta de bombas y avanzadas de un batallón de la muerte, que por fortuna ha contado con la resistencia del valiente pueblo de Ucrania.

    Las imágenes contrastan y son abrumadoras.

    Por un lado, un tanque ruso pisa al automóvil de un civil ucraniano, que intenta escapar, como cuando los tanques de Maduro embestían a los protestantes en la calle, durante los sucesos del 2014 y 2017, ambos signados por la misma influencia del belicismo soviético para la importación de naciones fallidas como Venezuela y Cuba, dos países que sufrieron represiones tan brutales como la de Ucrania, por negarse a volver a ser un apéndice de Rusia.

    Por el otro, brilla la dignidad de ciudadanos ucranianos que han abandonado sus oficios y profesiones, para defender la soberanía de su país, sin entregarse a un ejercicio fatuo de cohabitación y diálogo, que son las armas que instrumentan nuestros enemigos para dividirnos y vencernos, desde Kiev hasta Caracas.

    En tal sentido, destacamos las palabras del presidente Zelensky de Ucrania, ante las últimas atrocidades que cometió Putin en plaza central de Járkiv.

    «Esto es terror contra la ciudad, esto es terror contra Járkiv, terror contra Ucrania. No había ningún objetivo militar en la plaza».

    «El cohete a la plaza central es terror descarado, no disimulado. Nadie perdonará. Nadie olvidará. Este ataque a Járkiv es un crimen de guerra».

    Putin no midió el costo político de su descarada invasión, al punto que hoy intelectuales como Yuval Harari consideran que ha perdido la guerra en el espacio de las mentes y corazones del planeta, que hoy estamos con Ucrania.

    No abandonemos a Ucrania y tampoco a Venezuela 1

    Tarde o temprano, Putin deberá ser encausado y procesado como Milosevic, por crímenes de guerra.

    Ya recibe la condena del mundo libre.  

    Por lo pronto, oramos por la paz y el futuro de Ucrania como país independiente, al que no hay que dejar solo, como a Venezuela.

    No abandonemos a Ucrania y tampoco a Venezuela 5
    Sergio Monsalve
    Director Editorial Observador Latino. Presidente del Círculo de Críticos de CCS. Locutor en Circuito X. Columnista en El Nacional y Perro Blanco. Profesor UMA. Documentalista, docente, productor y guionista.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
    A %d blogueros les gusta esto: