miércoles, enero 26, 2022
More
    InicioEntretenimientoSpiderman y la Humanidad

    Spiderman y la Humanidad

    -

    Por Jackelina Da Rocha.

    Desde los inicios de Spiderman como figura pública, Peter Parker ha sido expuesto a numerosas situaciones de doble moral que nublaron su juicio y de la mayoría supo surgir. Sus abuelos criaron un hombre humilde y esencialmente responsable de sus acciones: en cada entrega de las películas modernas lo hemos visto dudar; dudar entre entregarse al poder y la fama o usar sus fuerzas e ingenio para un bien que no necesariamente siempre le conviene. Más que nunca lo vimos en la tercera entrega del Spiderman de Tom Holland, si se nos permite separarlos por actor o universo, dicho sea de paso.

    En Spider-man: No Way Home, Peter accidentalmente atrae a su mundo a todos los enemigos de sus pares en universos alternos; y todos buscan vengarse de él. Cuando se topan con Holland muestran la misma confusión que el adolescente: no se reconocen. Con la ayuda de Dr. Strange los villanos son atrapados temporalmente y cada uno cuenta la historia de su final, que no logran recordar completamente hasta caer en cuenta de que fue un encuentro mortal para ellos.

    Sin conocerlos, Holland intenta dialogar para ver su lado bueno. Tal vez, en el fondo, realmente eran personas con buenas intenciones. Doctor Octopus cayó víctima de sus propios inventos cuando, en un accidente de laboratorio, es fusionado física y mentalmente con la máquina que había creado para que sus colegas científicos pudieran trabajar con mayor seguridad. Más adelante, cuando enfrenta a Spiderman, el Doctor defiende una pequeñísima estrella que ha creado con la intención de surtir de energía a toda la ciudad de Nueva York.

    El Doctor Connors o Lizard es también un aparente genio incomprendido. Buscando una cura para enfermedades humanas el doctor se topa con una clave para la regeneración corporal. El ADN de lagarto que inyectó en su cuerpo ayudó al Doctor Curt a hacer crecer su brazo amputado. Pero, desafortunadamente, el proceso también lo convirtió en el Lagarto, una criatura con superfuerza, reflejos mejorados y agilidad, y que incluso puede regenerarse a sí misma en medio del combate. Ahora Lizard se obsesiona con la evolución humana y está decidido a convertir a todos los demás en un reptil como él.

    Norman Osborn, interpretado por Willem Dafoe, trató de probar que su suero para crear un supersoldado fue un éxito y se inyectó una fórmula que mejoró sus características físicas. El Green Goblin cuenta además con tecnología creada en su laboratorio como granadas explosivas y un planeador que le permite disparar y volar a la altura de los edificios de Nueva York para atacar desde el aire. El químico inyectado parece haber creado una segunda personalidad dentro de él que le llama a buscar venganza de quienes no creyeron en sus investigaciones, apoderarse de sus armas tecnológicas y demostrarle al mundo su capacidad sobrehumana. Es completamente psicópata e impredecible.

    Sandman, por otro lado, no es un hombre de ciencia. Flint Marko es interpretado por Thomas Haden Church para demostrar fuerza y brutalidad. El hombre cayó en un acelerador de partículas mientras intentaba escapar de prisión y se unió accidentalmente con partículas de arena que ahora puede controlar. Puede cambiar de tamaño y de densidad para ser más impactante físicamente o escapar de la escena con el viento. Aunque originalmente este enemigo no tenga nada de bueno, en la última parte de Spiderman nos muestra un lado nuevo: tiene una hija y sólo quiere pasar tiempo con ella. Desea que su vida pudiese ser normal.

    Finalmente, Maxwell Dillon (Jamie Foxx) es también un civil expuesto a un experimento que sale mal. Después de caer en una tina llena de anguilas eléctricas modificadas genéticamente, se da cuenta de que su ADN se mezcló con el de ellas y le dió poder sobre la energía eléctrica. Puede moverse por cables dentro de las paredes sin importar la distancia, puede atacar con un rayo, puede dejar la ciudad en total oscuridad. Pero su propia oscuridad interna surge de haber sido ignorado y olvidado por sus pares. Era tal vez una persona demasiado común. En No Way Home se apodera del aparato que le entrega Parker para ayudarlo a normalizarse.

    Influenciado por su tía May, Peter intenta ver más allá de los golpes (en un caso mortales) que le dan sus némesis. Une a su equipo y a sus iguales -literalmente- para desarrollar curas para las dolencias de todos sus enemigos. En un momento lo ciega la rabia pero el Spiderman de Tobey McGuire no permite que sucumba, ambos escogen el perdón. El héroe de Spiderman proviene precisamente de su humanidad, de preocuparse por las personas menos favorecidas y abusadas. Sus enemigos son esencialmente personas y él no solamente lo vio, también se lo mostró al mundo.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

    ÚLTIMAS ENTRADAS

    spot_imgspot_imgspot_imgspot_img